jueves, 30 de abril de 2015

Las vicisitudes del Convento de Capuchinos

Asta Regia, 1881
Hemeroteca Digital. BNE


Por Esperanza Cabello


Hemos podido conocer una de las muchísimas vicisitudes del convento de Ubrique. En el periódico Asta Regia en 1881 leemos lo siguiente:
"El acaudalado vecino de Jeres de la Frontera, D. Francisco García Péres, ha puesto á disposición del Sr. Obispo de Málaga, el magnífico ex-convento de Capuchinos de Ubrique (Cádiz), propiedad del dicho señor García, á fin de que se utilice para el albergue de alguna de las comunidades expulsadas de Francia; y nuestro digno Prelado ha ofrecido á su vez á la orden benedictina de PP Oblatos, que es probable se instale allí en breve, para dedicarse á la enseñanza y á la predicación."


.

miércoles, 29 de abril de 2015

Cristóbal Avelino y la Cruz de la Trinidad. In Memoriam.

Cristóbal Avelino y Benjamín Castellano
Mayo 2014



Por Esperanza Cabello

Arreglar las Cruces de Mayo es una tradición de nuestro pueblo, una tradición que, desgraciadamente, se va perdiendo. Y decimos desgraciadamente no porque seamos mucho de cruces, pero sí que nos interesan nuestras tradiciones, esas costumbres sanas y ancestrales que hacían que los vecinos se pusieran de acuerdo para adornar sus calles y sus rincones antes del tres de mayo, que era el Día de la Cruz.




Y en muchas de las calles del casco antiguo hay cruces; unas de forja y  otras de piedra. Casi todas se remontan al siglo pasado o al anterior, y casi todas ocupan un lugar estratégico en la calle o en la plaza.

Hoy nuestro amigo Benjamín Castellano nos ha enviado unas fotografías muy especiales: las fotografías de la Cruz de la Trinidad. Desde siempre se han encargado los vecinos, como en otras calles, de adornarla y prepararla para la fiesta. Ponerle sus flores, limpiarla...
Rafael Romero, "El Monea" se ocupaba antaño de este menester, con Cristóbal Avelino y, en los últimos tiempos, con Benjamín.


Preparando las flores para la Cruz


Pero el año pasado fue el último que Cristóbal Avelino pudo estar. Ya en mayo sabía de su enfermedad, y sabía que no iba a poder estar este año en la cita de cada mes de mayo. Sin embargo tuvo el coraje de acercarse por última vez  a echar una mano para el arreglo de la cruz y de pedirle a su vecino, a su amigo Benjamín, mientras le sujetaba la escalera, que no dejara que se perdiera la tradición, que se ocupara él cada año, pasara lo que pasara.



La Cruz de la Trinidad 
Adornada un año más


Y ahí está, en recuerdo de Cristóbal, y dedicada a su memoria, la cruz de la Trinidad arreglada y limpia como cada año, sin faltar a su cita.
Pero ha sido difícil, es difícil dejar atrás a los que se van yendo, sobre todo si son amigos como Cristóbal, sobre todo si, como él, son personas sencillas y buenas, que dejan a su alrededor miles de buenos recuerdos.


Los vecinos arreglando la cruz en 2014

 Por eso, quizás por la personalidad de este buen vecino, Benjamín no ha podido dejar de pensar en él, y para él van sus palabras de recuerdo:

"Solo... me he sentido solo y vacío…
Hace un año exactamente, cuando al terminar de arreglar la Cruz de la Trinidad, mi vecino, mi amigo Cristóbal Avelino, me dio la noticia: Benja, es el último año que te ayudo en arreglar la cruz, me han diagnosticado algo malo y para el año que viene no estaré ya aquí…
Todo ha ocurrido tal como contó...y aquí me veo solo, con las lagrimas en los ojos y maldiciendo.
El año está siendo caótico en todo pero nada me hará doblegarme y no buscar fuerzas para volver a cumplir con lo pactado...sigo viéndolo aguantando las escaleras..."


.

martes, 28 de abril de 2015

Felices 83 preciosas primaveras

Esperanza Izquierdo y Manuel Cabello
Toda una vida juntos


Por Esperanza Cabello

A medida que pasan los años nos vamos dando cuenta de que nos parecemos cada vez más a nuestros padres; que vamos copiando costumbres, gestos, ideas; que nos van sirviendo de ejemplo.
Hoy es el cumpleaños de nuestra madre: 83 años ya (lo sentimos, mamá, ya sabemos que no se dice la edad de las muchachas coquetas, pero es una edad muy especial). 
Y mientras buscábamos una frase para felicitarla, se nos ha venido a la mente la que nuestro padre le escribía, inexorablemente, cada cumpleaños, y le regalaba junto a unas rosas de pitiminí:

¡Felices 20 preciosas primaveras!
¡Felices 30 preciosas primaveras!
¡Felices 50 preciosas primaveras!
¡Felices 60 preciosas primaveras!

Y así toda una vida...

Pues nosotros, tus cinco hijos y tus diez nietos, queremos recordar las palabras de papá, y desearte unas felices 83 preciosas primaveras. Te queremos, mamá. 



lunes, 27 de abril de 2015

1864. Los fabricantes de curtidos de Ubrique hacen una petición a las Cortes.

 Sesiones de las Cortes, viernes, 6 de mayo de 1864
Petición de varios fabricantes de Ubrique sobre derechos de consumos
Hemeroteca Digital. BNE

 Por Esperanza Cabello

De vez en cuando nos encontramos con verdaderas joyas en la Hemeroteca Digital. Hoy buscábamos información sobre los primeros fabricantes de artículos de piel de Ubrique (nuestro padre decía que no había conseguido llegar más allá de 1820), y hemos dado con esta petición de los fabricantes del seis de mayo de1864 sobre los derechos de consumos al Congreso de los Diputados de la Nación, presidido por el liberal rondeño don Antonio de los Ríos y Rosas (Ronda, 16 de marzo de 1812/ Madrid, 3 de noviembre de 1873).


Sesiones de las Cortes, 6 de mayo de 1864

 En la sesión de las dos el señor Cuesta pidió la palabra y expuso la petición de los ubriqueños:

El señor Cuesta: Pido la palabra.

El señor Presidente: La tiene Su Señoría.

El señor Cuesta: Por encargo de mi amigo el señor Ríos Rosas (don Francisco), Diputado del distrito, á quien una atención grave de familia le impide asistir hoy al Congreso, me levanto á presentar y á recomendar al mismo una petición de los fabricantes de curtidos de la villa de Ubrique, para que se exima del impuesto de consumos el aceite que es necesario emplear en la elaboración de ese artículo.
Es tanto más justa esta petición, cuanto que sobre la misma materia se ha hecho una proposición de ley y llegó hasta á nombrarse comisión, acordándose por último que el asunto pasara á la de Presupuestos.
Siguiendo el precedente establecido de que otras peticiones análogas han pasado también á esa comisión, ruego al Congreso que acuerde lo mismo respecto de la que se trata.

El señor Secretario (Zabalburu): Pasará á la comisión de Presupuestos.

Así pues, el aceite que usaban los fabricantes de curtidos (no sabemos exactamente para qué) pagaba el impuesto de consumos y, seguramente sería un impuesto muy fuerte, por lo que los fabricantes solicitaron que se les eximiera de pagarlos.
Estamos muy interesados en saber si realmente esta petición tuvo respuesta afirmativa, y aún más interesados en conocer el nombre de estos fabricantes de curtidos. Seguiremos investigando.


.

domingo, 26 de abril de 2015

Sebastián Castro y Manufacturas Victoria

Petacas de Manufacturas Victoria
Principios del siglo XX

Por Esperanza Cabello

Esta mañana hablábamos de una petaca subastada en internet que habíamos conseguido adquirir. Se trata de una petaca fabricada en Ubrique por la firma "Victoria".
Poco a poco, y gracias a los miembros de "Ubrique en el Recuerdo", hemos conseguido saber que la firma Manufacturas Victoria era de tres socios: Manuel León Carretero, Sebastián Castro García y Antonio Domínguez Angulo, y que estaba en la calle Botica, número 17.
Isabel Castro Salas, hija de Sebastián Castro, nos ha contado que su padre era un petaquero de primera y un buen maestro.
También nos ha contado que en Manufacturas Victoria se fabricaban petacas, pureras, carteras de caballero y de señora, además de estuchería repujada y juegos de escritorio.
Isabel recuerda a un cliente de Madrid que hacía un pedido muy especial: carteras y monederos con pedrería. Era un disfrute ver estos pedidos de monederos como joyas.
Y en  los estuches también fueron innovando, desde los normales, para pañuelos, corbatas o manicura hasta  joyeros con espejos o con bailarinas y música.
Isabel recuerda que eran preciosos, que los petaqueros de Manufacturas Victoria tenían unas manos artesanas de primera, como tantos otros ubriqueños, y los artículos eran especialmente bonitos, sobre todo en la época, y a los ojos  de aquella niña.
A nosotros nos ha gustado mucho saber que nuestro abuelo Leandro trabajó, en sus primeros tiempos como petaquero, en Manufacturas Victoria, (también había trabajado para Emilio Santamaría) así cerramos el círculo pensando...
¿Sería posible que la petaca que hemos comprado en una subasta de internet la hubiera hecho nuestro abuelo de jovencito? Nos gustará pensar que es posible, y que su propia firma era tan buena porque él había aprendido con los mejores. 




.

Las petacas de Manufacturas Victoria

Petaca marca Victoria

Por Esperanza Cabello

Manuel Cabello tenía, en sus últimos años de vida, una gran pasión: las petacas.
Había pasado toda su vida investigando, estudiando, viajando y aprendidendo historias de nuestro pueblo, hasta que, al llegar a la jubilación, se dió cuenta de que más allá del trabajo de los hombres primitivos, los romanos, los árabes, estaba el trabajo de los ubriqueños. Un trabajo que poco a poco se nos iba extraviando, dejando caer, regresando al olvido.
Y se empeñó en que tenía que haber un Museo de la Piel y en que había que recoger, antes de que se perdieran para siempre, muestras de precisos, de petacas, de carteras de ganaderos, de herramientas...
Afortunadamente para todos los ubriqueños el Museo de la Piel se creó y tiene una salud de hierro, con unos responsables magníficos que lo miman y lo cuidan fabulosamente.
Así que en esa tarea estuvo implicado sus últimos años, además de comenzar a escribir su sexto libro, este sobre la historia de la marroquinería (por desgracia, sin concluir).
Y pasaba sus fines de semana de mercadillo en mercadillo buscando petacas. Encontró y compró petacas, estuches, monederos, carteras, billeteros... 
Sus hijos también le ayudábamos a ampliar su colección, y cada vez que encontrábamos una se la comprábamos, por lo que poco a poco se hizo con la mejor colección de petacas seguramente del mundo.




Petaca de la marca "Victoria"
Ubrique, principios del siglo XX


Ahora ya las cosas son diferentes, nos hemos vuelto muy "cibernéticos", y no buscamos petacas en los mercadillos, ahora participamos en subastas por internet (¡Si nuestro padre estuviera aquí estaría entusiasmado!) y de vez en cuando encontramos verdaderos tesoros. Porque, aunque no se lo crean, hay gente que puja en subastas de petacas, suponemos que los competidores serán personas aficionadas a las antigüedades, o quizás son otros ubriqueños interesados. ¡Quién sabe!
El caso es que estamos muy contentos de haber podido encontrar una nueva petaca de la marca Victoria, casi igual que otra que habíamos comprado hace unos meses.
Si seguimos así, vamos a tener que ampliar nuestra vitrina, porque sigue habiendo verdaderos tesoros de nuestro pueblo rodando por los bazares y mercados de antigüedades.



Petacas de la marca "Victoria"
Ya limpias y preparadas


Eso sí, tenemos que reconocer nuestra absoluta ignorancia en cuanto a fabricantes y marcas. No somos capaces de determinar en qué fabrica se hicieron estas petacas. Hubo un momento en la historia, a finales del siglo XIX y principios del XX en el que los fabricantes no sellaron con sus apellidos, y se crearon varias marcas (en los setenta también surgió esta tendencia). Pero nosotros conocemos solamente "Hispania", que era la de Emilio Santamaría, y por mucho que hemos buscado en internet, aún nadie se ha ocupado de esta marca ubriqueña. Esperamos que algún amigo lector nos pueda echar una mano en este tema.


NOTA DEL 26 DE ABRIL: MEDIA HORA MÁS TARDE:

Nuestros amigos de Ubrique en el Recuerdo son fantásticos: han desvelado en un santiamén la incógnita. María Benítez Román nos ha comentado que la fábrica estaba en la calle Botica; Ángel Chacón y Pepa Villarte nos han dicho que era una fábrica de tres socios: Manuel León Carretero, Sebastián Castro García y Antonio Domínguez Angulo; Ángel Chacón ha añadido que estaba en la calle Botica, número 17; Isabel Castro Salas ha confirmado los nombres y los apellidos y ha añadido que estaba junto a la farmacia, enfrente de los sindicatos, en la que ahora es la casa de los Hermanos Bohórquez Santos.
También hemos sabido el nombre de tres trabajadores: Casiano López, que llevó la oficina en los últimos tiempos; la madre de Juan Rodríguez, que trabajó allí en la primera mitad del siglo, y Pepa Villarte, que trabajó en los años sesenta, cuando ya la fábrica era antigua.
Muchísimas gracias a todos.


.

domingo, 19 de abril de 2015

La Guindaleta


Postal de la calle Guindaleta

Por Esperanza Cabello

Hace unos meses hablábamos del posible origen del nombre de la calle Guindaleta (en este enlace). Explicábamos que una guindaleta era un tipo especial de cuerda y que posiblemente en la calle, quizás en esa plazuela, se fabricasen cuerdas.
Pero nuestro hermano Leandro ha apuntado otra posibilidad, quizás más plausible. Una guindaleta es, además de una cuerda, un instrumento de platero, más concretamente "el pie derecho donde los plateros tienen colgado el peso"







Significado de guindaleta





Elena Varela, los galicismos en el español

A partir del 12 de abril de 1488, según sanción dictada por los Reyes Católicos, todos los plateros debían pesar la plata con peso de guindaleta, así que seguramente en Ubrique también se seguían las consignas legales y el platero usaba una guindaleta. (En este enlace).

 Y resulta que en la calle Guindaleta, de antiguo, vivía una familia de plateros, así que también es posible que el origen del nombre de esta calle esté en esta platería, al igual que en la calle Madera estaban los carpinteros o en la calle Tenerías estaban las fábricas de curtidos o en la calle "Carnesería" estaba el antiguo matadero. Esperamos confirmar alguna de las hipótesis próximamente.



.

domingo, 12 de abril de 2015

Los puentes de Ubrique

El puente de Carlos III en la litografía de Ubrique


Por Esperanza Cabello


Como todos sabemos, Manuel Cabello Janeiro fue el cronista radiofónico de Ubrique durante más de dos décadas. A diario redactaba una crónica sobre la actualidad de nuestro pueblo y la grababa, por teléfono, para que RNE la emitiera.
Recordamos aquellos momentos de silencio absoluto en la casa: ¡"Silencio, papá está grabando"! y la tranquilidad y los sonidos que volvían cuando terminaba la grabación.
Pero además de temas de actualidad en aquellas crónicas había de todo, cultura, historia, libros, arquitectura, anécdotas y todo un repertorio de temas relacionados con Ubrique y los ubriuqeños, desde la lectura de una "Carta a los Reyes Magos" hasta las recomendaciones en la carretera.
Hoy traemos una crónica muy curiosa, dedicada a la recopilación de los puentes sobre el río Ubrique que había en el pueblo. Son los siguientes:


LOS PUENTES DE UBRIQUE

1. Puente del Molino de Valle (peatonal)
2. Puente de Juan Ardila (vehículos)
3. Puente Colegio Reina Sofía (peatonal)
4. Puente del afluente del nacimiento del Algarrobal (vehículos)
5. Puente del Algarrobal
6. Puente desembocadura del Algarrobal (peatonal)
7. Puente de la Plaza de Toros (vehículos)
8. Puente de Carlos III (peatonal)
9. Puente Pasadilla (vehículos)
10. Puente Morilla (peatonal)
11. Puente Añón (peatonal)
12. Puente Los Callejones (vehículos)
13. Puente Currilloja (vehículos)
14. Puente de Tierno Galván (peatonal)
15. Puente de la Huerta de San Eduardo (peatonal)
16. Puente de la Madera (Cañito) (peatonal)
17. Puente del Rodezno (vehículos)
18. Puente de Manuel Rojas (peatonal)
19. Puente de la Esperanza (vehículos)
20. Puente de la Guardería (peatonal)
21. Puente de la Carretera Nueva (vehículos)

Son en total 21 puentes, repartidos en un espacio de unos 2.500 metros, así que hay un puente cada 120 metros aproximádamente.
En total son once puentes solo peatonales y diez puentes peatonales y de vehículos.


Manuel Cabello Janeiro


.

Nuestro padre hizo un gran trabajo de recopilación en su momento, nos resulta curioso ver que existen prácticamente los mismos puentes (un par de ellos modificados, alguno desaparecido y otro nuevo), y ahora retamos a nuestro hermano Manuel, experto en agua y en fotos imposibles, a que actualice, con sus correspondientes fotografías, este listado, colocándolo en su blog "Ubrique en Verde", en un plazo no superior a un mes. ¿Aceptas el reto, hermano?


NOTA DEL 13 DE ABRIL: Nuestro hermano Manuel aceptó, por supuesto, el reto, y nos ha deleitado (con toda celeridad) con dos entradas magníficas, que suman más de ochenta fotografías de puentes:

-Los puentes de Ubrique, 1ª parte

-Los puentes de Ubrique 2ª parte.

¡Gracias, hermano!


.

viernes, 10 de abril de 2015

Las calles de Ubrique en 1823

La calle Cornicabra aún no existía en 1823


Por Esperanza Cabello

Nuestro amigo Francisco Javier Sánchez ha elaborado un listado de las calles que había en Ubrique en 1823, según el censo de ese año que consta en el Archivo Municipal de Ubrique.
En ese censo constan 1.452 habitantes y 5.012 almas.  Imaginamos que los habitantes serían los "cabeza de familia" y las almas seríamos los demás.
Exceptuando la calle Mesones podemos reconocerlas todas, porque en la cultura popular se han mantenido los nombres originales en casi todos los casos (la calle Alcantarilla, por ejemplo, no ha soportado los cambios históricos, pero ha tomado otro nombre popular : la calle Botica). Algunas, como la calle Carnesería, que perdió su nombre al trasladar el matadero a la salida del pueblo, perdieron la razón de su origen.
El listado de calles lo transcribimos directamente, con su grafía original:

PLAZA DE LA CONSTITUCION
CALLE REAL
CALLE DEL PERDÓN
CALLE NUEVA
CALLE CARCEL
CALLE DEL PUENTE
CALLE DE LOS SOLANOS
CALLE DE CANTARRANAS
CALLE DEL SEB (calle de San Sebastián)
CALLE DEL ROSARIO
CALLE DE MESONES
CALLE HIGUERAL
CALLE DEL PERAL
CALLE NACIMIENTO
CALLE DE LA TORRE
CALLE ARCANTARILLA  (calle Botica)
CALLE DE TOLEDO
CALLE  NEVADA
CALLE DE SAN MARTIN
CALLE DE LA MADERA
CALLE FUENTEZUELA
CALLE DEL CONSEJO
CALLE DE LOS MORALES
CALLE DE RONDA
CALLE CARNESERÍA (plaza de la Verdura-callejón de Janeiro)


.



lunes, 6 de abril de 2015

Romanos en Ocurris

 Romanos en formación
Representación histórica en Ocurris




Por Esperanza Cabello 

Hace un par de semanas tenía lugar una de las representaciones que los romanos de Ocurris ofrecen en el yacimiento desde su reapertura.
A la oferta cultural (muy bien llevada por organizadores y guías) se une la oferta lúdica y recreativa. El grupo de romanos de Ocurris se ha ido consolidando con los años y ya disponen de equipamiento cada vez más idóneo.
Marchas, formaciones, desfiles, conbates, exhibiciones... todo para recordar que alguna vez  en el Foro, en el Columbario, en los  Templos y en las Termas existieron romanos.
El próximo día once de abril tendrá lugar, de nuevo, una exhibición de los romanos de Ocurris en el yacimiento.
Recuerden que solo tienen que ponerse en contacto con la Oficina de Turismo de Ubrique y reservar su plaza. Les garantizamos que no se arrepentirán.






En la escalera del foro




Junto al acebuche centenario, en la casa de Juan Vegazo




En formación junto a la casa de Juan Vegazo




Desde la zona del foro




Preparando una batalla




En formación




Preparados para atacar




Comienzan las luchas cuerpo a cuerpo




Dando instrucciones para la lucha




Guardando la entrada al yacimiento de Ocurris




Llegando al Columbario, también hay romanas




Posando frente al Columbario 
(las pintadas del vándalo se van borrando con el tiempo)




Comienza el espectáculo





En formación frente al Columbario




Nuestro romano favorito, en el foro
(Gracias por las fotos, Francisco Cabello)




Al fondo la casa de Vegazo y el acebuche centenario




Tras la batalla, los romanos reposan
(Francisco y Matthew)




Guardando la entrada al yacimiento
Sobre siglos de historia




Guardando las puertas de la ciudad


.

domingo, 5 de abril de 2015

El Rey José Bonaparte durmió en Arcos, en El Bosque y en Ronda

Recuerdos del asistente de José I, Gaspard Clermont de Tonnerre


Por Esperanza Cabello

Hace un tiempo el periodista Jorge Alcalde publicó su novela "La noche del Rey",  y nosotros nos aprestamos a leer este relato relacionado con la estancia de José I en nuestra sierra.
No sabíamos a ciencia cierta si esta noche del rey era fruto de la imaginación del autor o quizás formaba parte de las leyendas de la sierra, aunque, siendo los serranos tan bizarros y tan guerreros, es de imaginar que el mismo rey quisiera venir a "castigarnos".
Nuestro compañero Antonio Domínguez Gil, especialista en la historia de El Bosque (en este enlace), nos comentó hace unas semanas que uno de los asistentes del rey había escrito un relato en el que contaba, paso a paso, las andanzas del rey en España entre 1808 y 1810.
Nos pusimos manos a la obra, buscando al autor y también el libro, y como hemos heredado una parte de la constancia de nuestros padres, lo hemos conseguido.
Se trata de la obra "L'expédition d'Espagne 1808-1810", escrita por Gaspard de Clermont-Tonnerre (asistente de José I)  y publicada por al librería académica Perrin.
Como no existe una traducción de la obra (al menos no la hemos encontrado), nos permitimos el lujo de traducir para nuestro amigo unos fragmentos del capítulo 16, y como precisamente habla de la estancia del rey José I en El Bosque, el pueblo de nuestro amigo Antonio, le regalamos esta traducción para que disponga de ella como quiera.



L'expédition d'Espagne 1808-1810
Librairie Académique Perrin




El 26, el rey salió de Jerez (con una escolta de 2 a 3000 hombres de infantería más un destacamento de infantería) y vino a dormir a Arcos. El 27 vino a dormir al pueblo de Elbosque (sic), a la entrada de la sierra de Ronda. El pueblo de El Bosque había sido saqueado y en parte quemado por haber disparado sobre un destacamento de dragones franceses que eran perseguidos por una cuadrilla de bandoleros; así que solo había unos pocos habitantes, pero en Arcos y en Ronda la recepción que hicieron al rey fue lo más viva y animada posible.

En Arcos pasó algo verdaderamente llamativo: un pobre campesino, llamado Juan Girón, tuvo con su mujer, llamada Antonia López, dos hijos gemelos: un hijo y una hija, la noche mismo que el rey durmió en Arcos, y por la mañana, cuando el rey fue a la iglesia para oír el Te Deum, se los llevó, suplicándole que permitiera que sus hijos, nacidos con tan felices auspicios, llevasen sus nombres y los de la reina, lo que le concedió el rey, añadiendo una gratificación de 500 F que completó la felicidad de Juan Girón a quien yo mismo fui el encargado de entregárselos.


/.../ (Hay un inciso sobre la estancia en Puerto Real, Santa María  y Rota).






El 26 el rey salió de Jeréz para Málaga por el camino de Ronda y llegó a dormir a Arcos, a cinco leguas largas de Jerez. En primer lugar se atraviesan grandes llanuras, a veces sin cultivar, sin encontrar ni un solo pueblo, ni siquiera en lontananza. Llegando a una legua de Arcos comenzamos a subir sobre cotas bastante importantes, el propio Arcos está colocado sobre la cima de una especie de promontorio escarpado por tres de sus lados, que sobresale de un anillo formado por el Guadalete. Este emplazamiento de Arcos se parece a muchas ciudades de Calabria.
Los habitantes son una especie de semi-salvajes dominados por la curiosidad con la idea de que el rey llegara a su ciudad, a la que ningún rey de España había venido desde Carlos V.

 ("Esta ciudad muy poblada está construida en la cima de una especie de arista suspendida sobre el Guadalete, que corre al fondo del valle. Está rodeada de un bosque de olivos que cubre todos los montes cercanos, pero su extraña posición la hace incómoda para vivir. El rey fue recibido allí, y le cantaron en la iglesia principal un Te Deum, al que asistió" (Miot de Melito)


El rey fue recibido en Arcos en medio de ardientes Vivas  que se dicen con entusiasmo y que los que no conocen  bien a estos hombres dirían que son expresión de un amor verdadero.
Un niño de unos ocho años me hizo ver  en esta ocasión el verdadero sentimiento que producen estas demostraciones. Subía al monte para ver llegar al rey, y como estaba cerca de mí, me dirigió la palabra y dijo: - ¿Viene el Rey, señor? R. Si. - ¿Es feo?- R. No, es vuapo- ¿Echa dinero?- R. Si






El 27, el rey llegó a dormir a Albosque (sic), a la entrada de la gran montaña llamada Sierra de Ronda. La distancia es de aproximadamente seis leguas, la comarca desierta y montañosa, el camino salvaje. Se atraviesa un gran bosque de encinas y alcornoques. El Bosque es un bonito pueblo que ha sido saqueado a fondo porque sus habitantes mataron a unos dragones franceses que eran perseguidos por bandoleros.

El 28, el rey llegó a Ronda. Hay dos caminos, uno de cinco leguas que traspasa perpendicularmente la gran cadena montañosa y pasa por Grazalema, el otro de siete leguas, que se aleja a la izquierda , gira en unos llanos secundarios y pasa por Zahara, este es el que siguió el rey. Tiene, a la derecha, y traspasa sucesivamente los contrafuertes de una alta montaña, llamada la Sierra del Pinar, que domina toda la cadena montañosa de Ronda, de manera que es siempre un punto de referencia en la ruta, pues se ve desde Jerez.
Este camino tiene muchas partes difíciles, más por los terrenos arcillosos  que en tiempos de lluvia deben de hacerlo impracticable. Atraviesa al salir de El Bosque un bosque considerable, en el que se encontraría sin lugar a dudas buena madera curva para la marina.
Hacia Zahara el terreno es bastante abierto, y la posición de este pueblo, sobre una roca pelada, en la cima de la que hay una vieja torre, tiene un efecto pintoresco, Zahara está a tres leguas de Elbosque.
El camino por Grazalema es excesivamente difícil para los caballos, sin embargo una parte de la comitica del rey siguió esta ruta..
(A la que Miot de Melito no duda en calificar de "ruta más difícil")

Ronda es una ciudad de unos 20.000 habitantes, construida en el centro de una gran cuenca formada por las altas montañas llamadas Sierra de Ronda sobre las dos partes de una roca escarpada, que se abrió en dos para dar paso al río Guadalevia (sic) que desemboca en el Mediterráneo cerca de Gibraltar. El puente de piedra que une las dos partes de la roca tiene aproximadamente 200 pies de elevación por encima del agua...

/.../ El rey permaneció en Ronda hasta el día 3 de marzo, que se fue de Ronda y durmió en Casaraboucla (sic) pasando por El Burgo.  Pero esta es una historia que dejaremos para otra ocasión.


.
Nota: Ha sido muy difícil determinar de qué libro se trataba y también encontrar el libro. Pero la verdad es que hemos tenido una gran ayuda:
Gracias a Raquel, a Zaida, a Cristina, a Valle, a Vicente a Serafín, a Julia y a Eduardo por vuestras indicaciones, vuestros intentos, vuestra búsqueda y, finalmente, por el descubrimiento.


.


sábado, 4 de abril de 2015

La receta de los gañotes para celíacos

 Nueva receta de gañotes, sin huevos ni harina


Por Esperanza Cabello

La semana pasada explicábamos que habíamos conseguido, por fin, hacer gañotes sin harina de trigo que nada tenían que envidiar a los tradicionales. Aprovechando los días de fiesta, hemos hecho un segundo intento, mejorando y redondeando la receta.
Necesitamos un par de limones, un botecito pequeño de ajonjolí, 200 gramos de azúcar, 200 cl de leche de soja sin gluten, la misma cantidad de aceite de oliva y harina de arroz (más o menos medio kilo).
Ponemos el aceite en una sartén y freimos un poco el ajonjolí. En un bol mezclamos el azúcar y la leche de soja sin gluten. Cuando el aceite se ha enfriado un poco, lo añadimos al bol, mezclamos de nuevo y vamos añadiendo la harina de arroz hasta conseguir una masa que no esté pegajosa.


Deliciosos gañotes sin huevo ni gluten


Hacemos unas tiras con la masa, las enrollamos en las cañas y los vamos friendo en aceite limpio ya sin cañas. Es mejor hacerlos pequeñitos, porque así son más consistentes, y quedarán un poquito más claros que los gañotes tradicionales, pero están igual de buenos.
¡Que les aproveche!


.

viernes, 3 de abril de 2015

El Ubrique Industrial en los años cuarenta

El equipo del Ubrique Industrial en Arcos de la Frontera
Años cuarenta

Por Esperanza Cabello

Hace unos días nuestro hermano Francisco nos envió esta fotografía del Ubrique Industrial. Un amigo se la había dado para ver si podíamos determinar los nombres de los futbolistas.
Y precisamente hace un par de años que creamos un grupo de facebook llamado "Ubrique en el recuerdo" a raíz de otra fotografía deportiva. Queríamos conocer los nombres de los integrantes de un equipo y pusimos la fotografía en un uevo grupo que ha tenido un auge increíble y en el que a día de hoy seguimos compartiendo y comentando fotografías de nuestro pueblo.
Así que pusimos esta nueva fotografía en el grupo, con el ruego de que quienes los conocieran dijeran sus nombres.

De momento María Domínguez, Nieves Fernández, Antonio López Cabrera, Miguel Coronel, José del Canto, Luis Miguel Fernández, Antonio López Sánchez y  Ana Pan Huertas llegaron en nuestro auxilio rápidamente, algunos han encontrado a sus padres, o a sus hermanos, o a sus suegros o  a sus abuelos. 
Miguel Coronel nos ha contado incluso dónde vivían o cuáles eran sus profesiones.
Y este es el resultado:



Francisco Coronil, Juan Aguilar, Leonardo Viruez, Alberto, Juan Pan Huertas, Rafael Vilches
Pepín Bazán, Pepín "El granadino", Francisco Olmedo, José López y Eduardo Fernández


Pues estos son los componentes del equipo en ese momento. 
La colaboración de los miembros del grupo es realmente espectacular, y entre todos estamos escribiendo, poquito a poco, una historia cercana de nuestro pueblo y de nuestros mayores.


.

¿Cuántos habitantes había en la Sierra de Cádiz en 1932?

Habitantes de la Sierra de Cádiz en 1932

Por Esperanza Cabello

Nuestra madre nació en 1932, a ella le gustaba mucho contarnos historias sobre el Ubrique de aquella época, sobre su casa en la calle Real, en la que jugaba con sus hermanos, sobre su "pequeño mundo" que iba desde la casa de las Piñeritas, al otro lado del San Juan, hasta, como mucho, la calle de las Ánimas.
También nos contaba que Ubrique se había ido convirtiendo en un pueblo importante, que gente de los otros pueblos de la sierra se había trasladado a vivir aquí y que era "tan grande" que ya tenía más de seis mil habitantes.
Y en aquel Ubrique de 1932, tan diferente del que nosotros conocimos de pequeños, y tan, tan diferente del que conocemos ahora, vivían, exactamente, 6.929 personas, aunque solo fueran 6.904 los que estaban censados. Al menos eso es lo que se deduce de la Gaceta de 1932 (en la Hemeroteca Digital), a la que pertenece el recorte que publicamos en esta entrada.
Es muy curioso ver cómo el número de habitantes de los diferentes pueblos de la sierra ha ido evolucionando. En Villaluenga, por ejemplo, ha seguido descendiendo el número de habitantes, mientras que se ha casi duplicado la cantidad de personas que viven en Arcos.


Evolución del número de habitantes de la Sierra de Cádiz 1932-2014



Hemos hecho una pequeña tabla teniendo como referencia los datos de la Gaceta de 1932 y los publicados en Infolaso (en este enlace) referentes a 2014, y nos han parecido muy curiosos los resultados.
En el caso de Ubrique, que es el que más nos interesa, la población ha aumentado un 247%, siendo el pueblo en el que más ha aumentado (le sigue Puerto Serrano, con un 197% más, Arcos, con un 180% más y Villamartín, con un 144,6% más).
En el otro lado encontramos con que más de la mitad de los pueblos han ido perdiendo habitantes, el caso más grave es el de Villaluenga, que tiene un 206% menos, seguido de Benaocaz, con un 199% menos, y Zahara, con un 192% de habitantes menos que en 1932.
Suponemos que un estudios serio de la población en la sierra daría como resultado una constante fluctuación de personas entre unos pueblos y otros, aunque también ha habido, sin duda, una migración hacia Cádiz, la capital, que de 77.820 habitantes en 1932 ha pasado a 128.554 en la actualidad (un 165% más) y, por supuestísimo, hacia Jerez, que se ha convertido en la ciudad con mayor número de habitantes de la provincia, pasando a tener 202.687 habitantes en 2014, un 306% más que en 1932, cuando apenas contaba con 66.194.
Y con este montón de números (agradecemos a la pequeña Esperanza su lección de matemáticas) hemos calmado un poco nuestra propia curiosidad, pensando en lo importante que es poder cotejar datos de distintas épocas.


.

jueves, 2 de abril de 2015

Don Rafael Jiménez Cárdenas

Fotografía de don Rafael Jiménez Cárdenas en el libro de Fray Sebastián
"Historia de la Villa de Ubrique" 1944



Por Esperanza Cabello

Hay personajes cuya vida, sin ser ubriqueños, ha estado íntimamente ligada a nuestro pueblo, unos, por haberse criado aquí y otros porque desarrollaron su labor profesional entre nosotros durante muchos años y, como dice fray Sebastián, "con gran celo".
Ese es el caso de don Rafael Jiménez Cárdenas, cura ecónomo de Ubrique. Había nacido en Coín y había hecho sus estudios en el Seminario de Málaga.
Nuestro tío José María Cabello cuenta que en el año cuarenta el obispo de Málaga don Balbino convocó oposiciones para cura ecónomo. Don Rafael había estado destinado provisionalmente en nuestra parroquia, desde el año 37 (había pasado la Guerra Civil en Algarrobo), precisamente el último cura en propiedad antes que don Rafael había sido nuestro tío-bisabuelo José Cabello, posteriormente fue regente por enfermedad de José Cabello el cura don Antonio Carrasco, hasta que llegó don Rafael.
Precisamente hemos recuperado, entre las páginas de un libro de nuestro padre, una recordatoria del momento en que don Rafael Jiménez Cárdenas tomó posesión de su plaza en Ubrique.


 Recordatoria de la toma de posesión de Rafael Jiménez Cárdenas
Ubrique, 11 de octubre de 1942


En ella se nos recuerda el día en que tomó posesión, en propiedad, de la plaza de la parroquia. Nuestro tío nos ha contado que esas "oposiciones" formaban parte de una antigua figura de Derecho Canónigo actualmente desaparecida, y que actualmente los obispos nombran, designan y renuevan o cesan a su libre albedrío. 
Don Rafael Jiménez Cárdenas fue un cura muy apreciado por nuestros padres, estuvo en nuestro pueblo hasta 1949, año en que se fue a Ronda.
Nuestro amigo Juan Rodríguez nos ha comentado que fue tan querido en Ubrique que le dedicaron una calle, la calle Nevada, que actualmente ha recuperado su antiguo nombre.
También ha sido Juan quien nos ha contado que Fray Sebastián de Ubrique le dedica un capítulo de su Historia de la Villa de Ubrique.

Retrato de Rafael Jiménez Cárdenas, cura ecónomo de Ubrique
Su estancia en el pueblo fue entre 1937 y 1949


Nuestro tío José María nos cuenta que Rafael Jiménez Cárdenas había pasado la Guerra Civil en Algarrobo, donde salvó la vida gracias a que disfrazado de miliciano lo rescataron sus hermanos ocultándolo en una huerta familiar de Coin. Al llegar a nuestro pueblo lo primero que hizo fue rescatar la sacristía que había servido tristemente de cárcel en la terrible represión de la posguerra.
Su labor sacerdotal fue muy encomiable fundando la Acción Católica y creando en el convento escuelas parroquiales que aliviaron el desierto cultural de aquellos tristes años.Todo bajo el claroscuro -más oscuro- del nacionalcatolicismo de su época.
Posteriormente fue Monseñor y Párroco de los Mártires en Málaga.Visita obligada de sus colabodores que le recordaban.Mantenía en alta estima a las dos abuelas y a los primos Maria De los Ángeles y Manuel Janriro.Y la tía Ana, la madrina contaba cosas increibles de él.

Muchas gracias por proporcionarnos los datos y contarnos estas historias.

.