sábado, 31 de diciembre de 2011

¡¡¡Feliz 2012 a todos!!!

Ubrique desde el Salto de la Mora
Foto: Manuel Cabello

Justo, justito desde el Salto de la Mora (que es el cortado que se ve a la derecha de la imagen), lugar en el que se asentaron nuestros antepasados les mandamos nuestra felicitación.
Todos los ocurritanos y ocurritanas que  conformamos este blog desde hace ya cuarenta meses queremos desearles un año mágico y feliz, lleno de dicha, de fuerza, de sonrisas, de alegrías, de salud  y de mucho, muchísimo amor...
 


¡Feliz 2012!



(Véase que hemos tomada prestada la idea de Alejandro Pérez, que ya nos felicitó la Navidad en 2010 con una imagen parecida, pero a nosotros nos ha encantado que Manolo hubiera fotografiado el pueblo justo desde el cortado que da nombre a la zona, dato que no todos conocemos.)

El Nacimiento del Catalán: La última fuente del año


 Un tesoro escondido en el Catalán: agua y plataneros
Foto: Manuel Cabello Izquierdo




Fotografías: Manuel Cabello Izquierdo


Se nos acaba el año y nos entra el estrés de los últimos trabajos pendientes, a  lo largo de los meses vamos acumulando historias y proyectos, nos dedicamos a ellos y vamos buscando información sobre todos los detalles. A veces las historias se quedan incompletas, esperando nuevos testimonios, a veces los proyectos esperan nuevas ocasiones y a veces, simplemente, no podemos continuar.
Pero nuestro proyecto de catalogar todas las fuentes y nacimientos de Ubrique sigue muy vigente y muy presente, todos los que hemos trabajado en él tenemos las pilas cargadas y muchas ganas de volver a empezar, porque estamos seguros de que llegaremos a las cien...

¡¡¡Pero no llueve!!!
Y, como no llueve, no hay manantiales rebosando ni agua corriendo sierra abajo que mostrar. Si, están las fuentes, pero son charquitos un poco secos. Así que no queda más remedio que esperar.

Sin embargo nuestro hemano Manolo nos ha traído un regalo de fin de año: El Nacimiento del Catalán (pinchar aquí para ver la ficha). Con él rozamos las cincuenta fuentes (cuarenta y nueve) y, además, descubrimos un lugar mágico y olvidado: La finca del Catalán.


 El pozo, rodeado de zarzas

Hay un pequeño nacimiento, un pozo, excavado en el muro, y una alberca preciosa. Todo ello oculto por la vegetación, que es, curiosamente, la que ha impedido que se deterioren más. Porque esta feria la casa se abrió para una caseta y no nos dimos cuenta de que al fondo estaba esta maravilla. Ha sido este otoño cuando ha resurgido y a vuelto a manar, y  así la ha encontrado nuestro hermano.



 La alberca, muy decorada



 El nacimiento está justo detrás de los plataneros



 

Y este es el Nacimieno del Catalán, nuestra última aportación del año al proyecto "Conoce tus Fuentes", de la Universidad de Granada, con el que empezamos a colaborar al empezar el 2011. Así Ubrique tiene ya 49 fuentes inventariadas, y muchas más pendientes de las próximas lluvias.



viernes, 30 de diciembre de 2011

Año nuevo, nueva vida



Por Esperanza Cabello

Este año no habíamos previsto una despedida,  de repente nos hemos dado cuenta de que se nos está terminando el 2011 y son días muy especiales para todos. Son días de balance,  de nostalgias, de recuerdos para todos los que se han ido y de saudade por los que no están.
Nunca nos ha gustado que se terminen los años, quizás por miedo a la incertidumbre sobre lo que vendrá, o tal vez por una superstición incomprensible de perder lo que tenemos.
Y hoy nos han preguntado cómo catalogaríamos el 2011...
La verdad es que ha sido un año difícil, la familia ha sufrido mucho y hemos tenido muchos malos momentos que no queremos recordar ahora. Pero no vamos a  hacer balance, sino a  recoger una sonrisa y dejar entrar la felicidad en nuestra vida.

Así que se termina este año y mostramos nuestra sonrisa y nuestra felicidad dando la bienvenida a una persona muy especial, una persona que nos ha hecho ver la vida con una nueva ilusión y una nueva esperanza, una persona sonriente, alegre y suave que se encarga de hacernos la vida más fácil, más feliz y más mágica a medida que pasan los días.
  A pesar de haber llegado hace solo unos meses a nuestra vida, ha  demostrado que todo puede mejorar. Es  una persona tierna y achuchable que, por encima de todo, nos hará recordar el 2011 como un año que mereció la pena, porque llegó a nuestro lado...







 Noelia, la más joven de toda la familia.
                                                    


 

jueves, 29 de diciembre de 2011

El Banco Español de Crédito llega a Ubrique, 1925

Primera oficina del Banco Español de Crédito en Ubrique
Manuel González, Juan Reguera, José Corrales, Casiano López...
Fotografía recuperada por Javier Janeiro

Por Esperanza Cabello
Este mes de diciembre se cumplen ochenta y siete años que el banco Español de Crédito abrió su primera sucursal en Ubrique, muy cerquita de la casa de nuestros bisabuelos, en la Plaza.
Nuestro tío Javier Janeiro nos ha enviado esta fotografía tan magnífica de la primera oficina y los primeros empleados:

"Te adjunto la foto de Banesto del año 1925; tengo entendido que el que está de pie con bigotes es Manuel González; que yo sepa también están Juan Reguera (que fué director cuando yo trabajé en Ubrique) y José Corrales, a los demás no los puedo reconocer."

También nos ha enviado Javier esta copia de la invitación para la inauguración  de la oficina del primer Director en esa época, Francisco Ríos Fernández.




Inauguración del Banco Español de Crédito, 1925


Por ella sabemos que dicha inauguración tuvo lugar el ocho de diciembre de 1925 a las tres de la tarde. Suponemos que dicha inauguración supuso un gran impulso para los negocios en nuestro pueblo y un buen apoyo para los empresarios en una industria creciente.

Muchas gracias, Javier, por encontrar siempre documentos e imágenes tan interesnates para todos nosotros.




.

Nota del 30 de diciembre: Margarita Piñero nos comenta que reconoce también en la fotografía a Casiano López a la izquierda de la fotografía. Muchas gracias, Margarita.


.

miércoles, 28 de diciembre de 2011

Para el Día de los Inocentes...

Foto L.E.R.B.

Por Leandro Cabello


El pasado 16 de octubre apareció en  facebook un comunicado de una conocida asociación micológica ubriqueña que se expresaba en los siguientes términos:

La asociación de amigos de las setas: “No todo el monte es orégano” ante la falta persistente de lluvias que, según nos comentan, impide salir al monte para practicar la recogida de setas, llevará a cabo una serie de actividades con el fin de atraer al liquido elemento el próximo domingo 14 del corriente.

Primero se realizara una procesión, acompañada de plegarias, de los santos patronos de la asociación santa Amanita de Cesaréa y san Eudulis Boleto. En este acto se interpretara “Oh, chantarela, te como entera”que es el himno del setero.

Segundo se hará una degustación de las setas disponibles compuesto por una cazuela de setas de lata, una crema de champiñones de sobre marca gallito y un revuelto de hongos ofrecido por congelados atchús.

Tercero habrá una actuación del grupo infantil LOS HONGUITOS.

Cuarto como colofón actuara la chirigota ubriqueña “Los de la Cabeza del Toro” que hace mención a la conocida zona de la calzada romana.

¡¡ Ah no, nos comunican que la chirigota se llama realmente: “los de Cabezas o los de Toro”que son el anterior y del actual alcalde de la localidad.

Si con lo anterior no se producen las esperadas lluvias el presidente de la asociacion, Micelio Esporada, nos comenta que recurrirán a un método infalible, traerán un circo. (Siempre que viene un circo a Ubrique llueve).

Pues bien, puestos en contacto con este blog don Micelio nos comunica que han tenido que tomar medidas para solucionar la ausencia de  lluvias y han recurrido a un metodo extremo  -por desgracia impopular- : Han traido un circo que permanecerá en la población indefinidamente. "Hasta que llueva” nos comenta el Sr. Esporada.



 
 
 
.

martes, 27 de diciembre de 2011

"Nos quedaremos como los perros del Chiriguay"

El Chiriguay con su acordeón
Foto de Angel Pablo para el cartel anunciador
del Festival de El Bosque

Por Esperanza Cabello

Hay frases y palabras en los pueblos que van quedando en la memoria de todos y que todos conocemos, por mucho tiempo que haya transcurrido desde que se forjaron.
Nuestro hermano Manuel está preparando un reportaje fotográfico sobre la zona del Salto de la Mora, y nos trajo unas fotografías de la cueva del Chiriguay que nos llamaron la atención y nos hicieron recordar a este hombre enigmático. Volveremos a insistir sobre él, y traeremos las fotos de esa cueva y el resultado de las pesquisas que hemos estado relizando para saber algo más de la vida de José del Valle (gracias, Juan, por desvelarnos su nombre y su apellido), conocido como "El Chiriguay" y recordado por todos los ubriqueños y ubriqueñas un poquitín mayores.

Pero hoy queremos recoger una frase oída al azar en la piscina municipal y la canción que la acompaña:

En el grupo de natación de los mayores se habían inscrito un buen número de personas, pero este mes de diciembre habían ido yendo cada vez menos (el frío, las fiestas...) y una de las señoras estaba comentándolo y nos dijo: "Como sigamos así nos quedaremos como los perros del Chiruguay".
Le pregunté qué quería decir con eso, y me respondió ¿Es que no conoces la canción de los perritos? Cada vez le quedaban menos, hasta que se cayó por el cerro.

Así que, con el leve recuerdo de la canción, y aporovechando el buen oido musical de nuestra madre y nuestro hermano Manolo, hemos recuperado la canción para que no se pierda en la memoria y las nuevas generaciones comprendan bien el dicho "Nos quedaremos como los perros del Chiriguay".


CANCIÓN DE LOS DIEZ PERRITOS
(Muestra de Esperanza Izquierdo Fernández)


Yo tenía diez perritos
uno se perdió en la nieve
ya no quedan, ya no quedan,
ya no quedan más que nueve.

De los nueve que quedaban
uno se tragó un bizcocho
ya no quedan, ya no quedan
ya no quedan más que ocho.

De los ocho que quedaban
uno se fue pá Albacete
ya no quedan, ya no quedan,
ya no quedan más que siete.

De los siete que quedaban
uno se fue con José
ya no quedan, ya no quedan
ya no quedan más que seis.

De los seis que me quedaban
uno se mató de un brinco
ya no quedan, ya no quedan,
ya no quedan más que cinco.

De los cinco que quedaban
uno se marchó al teatro
ya no quedan, ya no quedan,
ya no quedan más que cuatro.

De los cuatro que quedaban
uno se montó en el tren
ya no quedan, ya no quedan
ya no quedan más que tres.

De los tres que me quedaban
uno se murió de tos
ya no quedan, ya no quedan,
ya no quedan más que dos.

De los dos que me quedaban,
uno 
ya no queda, ya no queda,
ya no queda más que uno

Y ese perro que  quedaba
se me cayó por un cerro
No me queda, no me queda,
no me queda ningún perro.

Y aquí se acaba la historia
de los perros que perdi
por si no la han entendido
se la vuelvo a repetir.



Trufa, nuestra perra, también tuvo diez perritos
En la foto solo quedaban nueve


Hemos estado informándonos de los orígenes de esta cancioncilla, sobre todo porque los números seis y uno no los teníamos muy claros, y hemos encontrado un montón de información muy interesante sobre la canción de los perritos. 
Por lo pronto, estamos seguros de que existen innumerables versiones de esta canción, quizás una por cada pueblo. En una publicación de María Jesús Ruiz en la revista Ocnos podemos leer otra muestra de Sanlúcar de Barrameda. Por cierto, un artículo muy interesante sobre el repertorio tradicional infantil de la provincia.

También hemos encontrado muchas muestras en América del Sur, por ejemplo en la tradición oral chilena, proveniente de las leyendas españolas de los siglos XVII y XVIII, según explica a los niños chilenos esta otra página:






En Chile es muy conocida. Lo que más curioso nos parece, increíble, casi, es que la canción de "Los diez perritos" fuera recogida de la tradición popular  y escrita en los años cincuenta por la  mítica compositora y cantante chilena Violeta Parra...


Cancionero de Violeta Parra 1950-1954

Así lo hemos sabido en la página de la artista chilena, lo que no hemos conseguido es la versión original, sino varias versiones sudamericanas actuales que conservan el sentido de "nuestra" canción, pero ni la letra ni la música son iguales. Las canciones populares varian mucho según los años y los lugares en los que se cantan.


Como decíamos, la canción de los diez perritos está muy extendida en América del Sur, la hemos encontrado en páginas cubanas, con la correspondiente partitura para piano:





También la hemos encontrado en páginas dominicanas, o en el Festival de cortos de la Matatena



También en páginas mejicanas, como en la de cine "Enfilme" que hace la comparación del desarrollo de una película con el de la canción:





De nuestra búsqueda de los orígenes y circunstancias de la canción de los perritos del Chiriguay nos ha encantado saber que está incluida en el "Proyecto y Plan Lector" de un colegio extremeño. La sabiduría popular y la tradición oral, que lamentablemente se están perdiendo poquito a poco, entran en las aulas de Mérida por la puerta grande, quizás en Ubrique deberíamos los enseñantes plantearnos recuperar también nuestras historias y canciones para siempre.

En los próximos días intentaremos añadir a esta entrada el archivo de  "La canción de los diez perritos". Sabemos que  varios Pintores de Ubrique, como Luis del Canto Montero han pintado a José del Valle, "El Chiriguay".
 

 El Chiriguay



.


lunes, 26 de diciembre de 2011

Navidad en casa de Leandro Izquierdo y Natalia Fernández

 Navidad en el salón de los abuelos, años setenta

Por Esperanza Cabello

La Navidad está resultando un poquito difícil este año... Cuesta mucho trabajo seguir adelante cuando tenemos tantos recuerdos de los seres queridos que no están ahora aquí a nuestro lado.
Pero hacemos un pequeño esfuerzo por continuar para conseguir, como dice nuestra amiga Pepa, que nuestros hijos tengan tan gratos recuerdos como nosotros mismos tenemos de nuestra infancia.
Recordamos con especial cariño el día que nos permitieron a los cinco nietos mayores participar de la celebración, era 1973, y a los dieciséis comensales de cada nochebuena nos añadimos los cinco primos con tantos nervios y tanta ilusión como si se tratara de un acontecimiento único. 
Habíamos oido hablar tantas veces de aquella cena y habíamos visto tantos años seguidos cómo se guisaba el pavo, cómo se prepraban las vajillas y las cristalerías, los manteles, las flores, los regalos, los dulces que pensábamos que éramos muy afortunados al tener permiso para estar con nuestros padres, tíos y abuelos.
Y es que ese año había sido muy especial. Habíamos empezado todos a la vez nuestros estudios en Ronda, llevábamos tres meses internos allí y celebrar por primera vez la Navidad con todos era nuestro premio.



 24 de diciembre de 1973

Conservábamos esta fotografía como oro en paño, pues creíamos que era el único testimonio de aquella primera vez junto a nuestro abuelo. Aunque con muy poca calidad, podemos ver a los comensales, la gran mesa de comedor, el árbol de Navidad y una mesa muy bien preparada. Nuestra abuela Natalia se afanaba para que todo estuviera siempre a punto.
Este año, entre las fotografías de nuestra tía Remedios, encontramos esta otra foto, precisamente desde el otro ángulo de la mesa, desde donde se ven las cristaleras de la fábrica y el pasillo de la cocina. Es curioso cómo según las familias, se pueden tener versiones diferentes de un mismo momento.


24 de diciembre de 1973

Estas fotografías familiares seguirán siendo siempre muy especiales. Ya muchos de ellos no están entre nosotros, y la familia se fue disgregando poco a poco, pero guardan unos recuerdos muy queridos y entrañables para todos nosotros.


.

sábado, 24 de diciembre de 2011

¡¡¡Feliz Navidad a todos!!!

Felicitación navideña de Esperanza Rubio, 2010


Por Esperanza Cabello

En estos días de fiesta y reuniones familiares es costumbre felicitar a todas las personas queridas enviándoles tarjetas y regalos o, simplemente, visitándonos unos a otros o reuniéndonos en las casas de los abuelos o de los hermanos.
A nosotros nos falta ya mucha gente querida; este año ha sido especialmente duro, porque hemos perdido a varios miembros de la familia y en todos los casos ha sido demasiado pronto y demasiado difícil.
Pero queremos sin embargo que la Navidad continúe como cada año, y que nuestros hijos tengan los mismos recuerdos maravillosos que tenemos nosotros de estos días especiales, así que hemos pensado que lo mejor es hacernos eco de todas las felicitaciones familiares que hemos ido recibiendo estos días, felicitaciones infantiles y con muchos niños, que ellos nos traigan la alegría y la felicidad muchísimos años.

¡Feliz Navidad a todos!!!




Feliz Navidad, por Leandro Cabello Benítez, 5 años




Felicidades, por Inmaculada del Robledo Castellano, 7 años


Feliz Navidad, por Guillermo Rubio, 5 años



Feliz Navidad, por Alonso Cía, 3 años






Meilleurs Voeux, por Esperanza Rubio Cabello, 12 años

Feliz Navidad, por Esperanza Rubio Cabello, 12 años



Feliz Navidad de nuestros padrinos y sus siete nietos

Feliz Navidad de Helena Cía, 8 años





 Feliz Navidad de Laura Cabello Benítez, 8 años




Feliz Navidad, por Leandro Cabello Benítez, 5 años


.

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Cómo hacer una felicitación navideña virtual



Texto y Fotos: Leandro Cabello

Para hacer una felicitación navideña virtual solo tenemos que seguir estos pasos tan sencillos:
En primer lugar se busca una imagen de Ubrique con un rayo de sol muy oportuno.
Se enrojece para darle tonos navideños...




Después buscamos un bonito fondo navideño también, como este:



A continuación escogemos un texto acorde con el espíritu de estas fechas nuestros recuerdos y nuestros buenos deseos, como, por ejemplo, estos versos de nuestro tío Leandro Izquierdo:



UBRIQUE
Un portal de Belén, un nacimiento
Estampa navideña de chumberas
Mil luces rutilando las laderas
Y otras mil estallando el firmamento


Caños del Benalfil, viejo Convento
En líquida oración de enredaderas
Donde un ciprés cansado y dos palmeras
inundan de niñez mi pensamiento


Calzada de las Cumbres, olivares
Subida empeñascada del Calvario
Romano y alto Salto de la Mora

Peñón del Caldereto... y mil lugares
Que fueron en mi vida un santuario
Y un recuerdo entrañable son ahora



Leandro Izquierdo Fernández,





Y, finalmente, podemos combinar todos los elementos como más nos guste, incluso podemos hacer varias versiones diferentes...





Así tenemos una excusa perfecta para desearles a todos
unas Magníficas Fiestas y un Estupendo Nuevo Año 2012

¡FELICIDADES! 


.
.

lunes, 19 de diciembre de 2011

El Taller de Cayo el Ocurritano en el Belén Viviente


Ayer hablábamos de nuestro paseo por el Belén Viviente de Ubrique. Pero queremos hacer una mención especial de uno de los tenderetes que salpicaban el camino del Belén:
El Taller del Lapicida Cayo el Ocurritano.



Se trataba de un taller muy vivo y muy concurrido, Cayo, uno de sus discípulos aventajados y dos aprendices con muy buena caligrafía, además de un par de hebreos infiltrados que llegaron justo en el momento de hacerse las fotografías.






Como ustedes recordarán, Cayo es uno de los colaboradores de este blog, superando las barreras del tiempo y del espacio. Se trata del lapicida que talló las inscripciones de Ocurris y que se granjeó el aprecio de todos sus conciudadanos por la defensa a ultranza que hace de nuestras costumbres, nuestras tradiciones y nuestra manera de hablar.




En esta ocasión Cayo ha aprovechado la gran oportunidad que se le presentaba con su amigo artesano para representar otro de los artesanos antiguos de nuestra zona: el picapedrero/lapicida.
En el taller se hacían  inscripciones, pilones, umbrales, escalones, morteros y todo tipo de trabajos en piedra. Está claro que David Menacho es un artista, y sea para hacer un casco de romano o para tallar la piedra, su taller es un hito en el Belén Viviente.





Y también a ellos, por supuesto, queremos darles la enhorabuena, por el trabajo bien hecho, la nota cultural y el "guiño lingüístico", que nos ha encantado. Nos gustan  Ocurris y sus habitantes, sean de hace dos mil años o actuales.

Un Belén de ensueño

El Nacimiento, con dos invitados de excepción,
Hugo y Esperanza

Por Esperanza Cabello
Fotos: Julia Ruiz Cabello



El sábado, 17 de diciembre, tuvimos la ocasión de visitar de nuevo el Belén Viviente de Ubrique.
Estamos seguros de que no habrá ningún otro Belén como el nuestro. Es un lugar vivo, participativo, activo, con el encanto de las cosas hechas con ilusión, tesón, experiencia y cariño.
Creemos que todo está dicho, pero queremos compartir unos momentos muy especiales.



La quesería







El taller del Lapicida




La Anunciación

La carpintería



El taller del escribano
 En el taller del escribano hemos echado de menos a la escribana de todos los años, pero hemos podido encargar la carta de felicitación para abuela Esperanza y abuela Conchita. Gracias.



La fragua
En nuestro Belén hay de todo, romanos, hebreos, carpinteros, herreros, alfareros, lapicidas, perfumistas y todos los representantes de las profesiones tradicionales y artesanas. Traemos poquitas fotografías, porque era muy difícil hacerlas con tanta gente y tan de noche, pero nos hubiera gustado  conseguir captar, aunque sea en parte, el ambiente que se respiraba en esta noche mágica.
Enhorabuena a los organizadores y a los participantes. Ha sido, como cada año, un éxito.


.