miércoles, 28 de julio de 2010

27 de Julio: Santa Julia

¡Felicidades, Julia!


Por Esperanza Cabello


Ayer fue Santa Julia, un día muy importante para la familia Cabello Janeiro.

Las circunstancias eran las peores, porque toda la familia estaba reunida en el cementerio de Ubrique para despedir a nuestra tía Joaquina, y la tristeza de la despedida no nos dejó sentir la alegría de encontrarnos con nuestros tíos y primos.
Porque somos una familia muy extensa, tenemos ya la primera sobrina-nieta (la preciosísima hija de Abel, uno de los bisnietos mayores). Además tuvimos la ocasión de conocer a nuestra sobrina Celia (increíble el parecido que tiene nuestra Celia con Celia la de Cuba) y hacer recuento de todas las generaciones.

La casualidad quiso que fuera el día del santo de nuestra abuela Julia. Ya casi no festejamos el día del santo, poco a poco los cumpleaños han ido desplazando a esa celebración, pero tuvimos ocasión de saber por qué nuestra abuela celebrara su onomástica precisamente el 27 de julio.

Corría el año de 1936, y desde hacía unos días nuestro abuelo Paco estaba en la cárcel, en el calabozo de Ubrique, el que está en los sótanos del Ayuntamiento. Nuestra tía Julia contaba que ella era una niña de ocho años e iba a visitarlo y llevarle algo de comer. Llevaba allí casi diez días y la incertidumbre en la familia no hacía más que aumentar.

Precisamente el 27 de julio llegaron a Ubrique las tropas sublevadas (el día anterior se habían lanzado las octavillas desde un avión sobre el pueblo) y sacaron del calabozo a los que estaban allí encerrados.

La alegría de todos, al ver llegar a abuelo Paco a la casa, es imaginable. Por eso nuestra abuela Julia decidió celebrar su santo, a partir de entonces, el día de santa Natalia Julia, el 27 de julio.

Desde aquel día mucho ha llovido para todos nosotros, y poco a poco esta historia familiar se había ido perdiendo hasta que ayer la recuperamos entre unos y otros.

Entre las generaciones siguientes hemos ido poniendo el nombre de abuela a muchas Julias (y también a algunos Julios), y, aunque la costumbre de celebrar el santo se está perdiendo, no queremos perder la oportunidad de felicitar a todas las Julias y a todos los Julios de la familia, en especial a esa rubilla chica de la primera foto, que ya se ha hecho una mujer y que, aunque físicamente no tenga mucho que ver con su bisabuela, es tan fantástica como ella.


¡FELICIDADES!



Julia Janeiro, 1922

lunes, 26 de julio de 2010

Joaquina Cabello Janeiro

Nuestra abuela Julia con cuatro de sus hijos:
Julia, Joaquina, Manuel y José María


Por Esperanza Cabello

Hoy es un día muy muy triste para nuestra familia: nuestra tía Joaquina ha muerto esta mañana.
Ha sido una triste pérdida, anunciada desde hace mucho tiempo. Su salud se había resentido mucho últimamente y no estaba bien, pero no por eso es menos lamentable.
Nuestra tía Joaquina (hoy era su santo) era una de las hermanas de nuestro padre, una de las más alegres y optimistas, siempre dispuesta a ayudar a todos, siempre con ganas de decirnos piropos, siempre con una alegría que darnos.

Fue la tercera de los hijos de Francisco Cabello y Julia Janeiro; le pusieron el nombre de su abuela paterna (Joaquina Orellana Artacho), y resultó ser una niña vivaracha y lista, siempre dispuesta al juego y a hacer cosas especiales. Nuestro padre la quería muchísimo, y ella siempre nos trató con todo el cariño del mundo.

Se casó con José Arenas, y tuvieron cinco hijos: Manuel Ángel, Francisco Julio, José María, María Remedios y Luis Miguel.
Joaquina siempre se encargó de su casa, de sus hijos y de los negocios familiares. Con su hermana Ana María regentó una tienda de ropa durante muchos años junto al domicilio familiar, donde anteriormente estuvo el café de Janeiro.

Mañana, a las doce, será su entierro en el cementerio de Ubrique.
Hoy todos en la familia estamos un poco más solos y mucho más tristes, aunque nos queda el consuelo de que ella ya se ha reunido con sus seres queridos.



.

jueves, 22 de julio de 2010

Turismo en Ubrique: Visitamos la Ermita de San Pedro


Terminaron los trabajos de restauración y pintura en
la Ermita de San Pedro



Por Esperanza Cabello
Fotos: Luis Eduardo Rubio y Rafael Gómez


Hoy hemos podido hacer de turistas en nuestro propio pueblo, ya que nos invitaron a visitar el que ya es el edificio más monumental, vistoso y con empaque de toda la comarca: la Ermita de San Pedro de Ubrique. Como buenos turistas, cogimos nuestras cámaras y nos buscamos un buen guía... La verdad es que ha sido una mañana genial:






















Los trabajos de restauración, que empezaron en septiembre de 2009, ya están casi concluidos, y el resultado es, a nuestro parecer, espectacular.


La bóveda del San Pedro


Ya conocíamos, en parte, estos resultados, pero hoy nos hemos vuelto a quedar impresionados.




Los escudos de la bóveda, tan espectaculares como siempre


Nos acompañaron Luis Eduardo Rubio y Rafael Gómez para hacer las fotos, porque queríamos que tuvieran toda la calidad posible, mientras que Ismael Rodríguez, el restaurador, nos dio las explicaciones necesarias, amable como siempre. De nuevo teníamos el permiso del alcade para publicar las fotos que nos parecieran oportunas, aunque en su momento se hará la presentación oficial de la nueva Ermita de San Pedro. Y aquí están las fotos, la verdad es que merecía la pena:



Realmente merece la pena
visitar este monumento



El resultado es espectacular



En esta zona estaba el altar mayor



Interior de la ermita



Toda la parte superior es tan increíble como ya habíamos mostrado, y ahora le ha tocado el turno al resto. Se han utilizado dos colores: ocre anaranjado para las paredes y tierra para las molduras y columnas.





Increíbles los racimos.




Detalle de una de las columnas



No importa hacia dónde mires, todo el interior está profusamente decorado con motivos frutales y florales


Las molduras fueron hechas en origen con una amalgama de yeso, polvo de barro cocido y un poco de marmolina. Para la restauración se han utilizado productos más modernos, aunque el tono de color original, analizado en laboratorios especializados, se ha respetado al máximo.




Ismael Rodríguez dando los últimos
retoques en una de las columnas


Esta tarde se han terminado también las tareas en el exterior. Aún no podemos tomar fotografías con toda la fachada, porque hay muchos cables y una grúa, pero el resultado es tan espectacular como el del interior. Sólo falta adecentar definitivamente la zona de la izquierda, enlucir y pintar la fachada contigua y hacer una bonita y recogida plazoleta en el antiguo mercado, con varios árboles y unos banquitos para sentarse a disfrutar un ratito.




Retocando las molduras de la fachada principal




Adornos florales en todas las columnas


La placa dedicada a Pedro Romero y Miguel de Olivares
puede leerse facilmente en la fachada del edificio,
en la que destaca armoniosamente.




La pintura de la fachada, en dos tonos
hace del San Pedro un edificio original


Desde este blog queremos felicitar a todos los que han contribuido a la restauración de este monumento ubriqueño, a los que tuvieron la idea, a los técnicos del ayuntamiento, a los obreros y a todos los que han aportado sus ideas para que la Ermita de San Pedro se convierta de nuevo en seña de identidad de Ubrique.


.

miércoles, 14 de julio de 2010

Algunos datos sobre Gregorio Crespo

Gregorio Crespo, 1921


Hemos conseguido, gracias al herrero más antiguo de Ubrique, Antonio Heredia, algunos nuevos datos sobre Gregorio Crespo Borrego, que podemos leer en el siguiente enlace.


.

sábado, 10 de julio de 2010

Verano en la playita de Cádiz

Los hermanos Cabello Izquierdo (falta la chica)
Cádiz, julio de 1964


Este año el verano ha llegado un poquito más tarde que otros años, pero por fin ha llegado el momento de parar un poquito, de colgar los ordenadores y de irse a la playa, al campo o a cualquier otro sitio en el que no tengamos mucho acceso a internet.
Así que, como el verano pasado, abrimos un paréntesis estival dedicados a otras cosas y, aunque es posible que algún día necesitemos publicar algo, estaremos unas semanitas lejos de este blog.
¡Felices vacaciones a todos!



Verano en Cádiz
Julio 1963

Francisco, Manolo y Esperanza
Cádiz, agosto de 1962

miércoles, 7 de julio de 2010

Los primeros pasos del turismo en Ubrique: el grupo 208 de Misión Rescate

Los Callejones de Ubrique
Postal de los años 70


El siguiente artículo fue escrito por Manuel Cabello Janeiro en 1972. En él intenta analizar la influencia que tendrá sobre Ubrique la fama que va adquiriendo debido en gran parte al programa Misión Rescate y al trabajo que realizaron los miembros del grupo 208 durante los primeros años.
Realmente consiguieron que el buen nombre de Ubrique fuera creciendo por doquier, ya que al buen hacer conservando y poniendo el valor el patrimonio de nuestro pueblo, se unía la publicidad a las manufacturas de artículos de piel.



INFLUENCIA EN EL PORVENIR TURÍSTICO DE LA ZONA DE LA

SERRANÍA GADITANA, MOTIVADA POR

LA ACTUACIÓN Y TRABAJOS

REALIZADOS POR EL GRUPO 208 DE

MISIÓN RESCATE DEL COLEGIO

NACIONAL DE UBRIQUE (CÁDIZ).

Agosto de 1.972


Por Manuel Cabello Janeiro


Creemos no debemos dejar en el olvido, aparte de haber relacionado ya en nuestras MEMORIAS y relatos sobre el ÁLBUM FOTOGRÁFICO, cuanto de interés histórico existe sobre el SALTO DE LA MORA, la influencia, que traen consigo nuestros trabajos, en el porvenir turístico de la zona de la Serranía Gaditana, donde está enclavado Ubrique, patria y sede del Grupo de Misión Rescate nº 208, del Colegio Nacional.
Primero fue el captarse la voluntad del pueblo, y después trasponer por los altos de sus montañas; y el grupo, fue calando muy hondo en su provincia, hasta ser casi una “estrella” en el Programa.
Para evitar malos entendido, hemos de aclarar, que al escribir esto no nos guía la vanidad ni la presunción, sino satisfacciones íntimas que poseemos tras largos caminos recorridos.



Grupo 208 de Misión Rescate
Marzo de 1967

(11 de agosto: Nuestro amigo Juan Manuel Romásn nos ha mandado los nombres de los integrantes de este grupo:
"Ahí van, de pie: Pepe Toro Rincón, ¿?, Andrés Hernández Ríos, sentados: Ortíz Orihuela y Carlos Naranjo, los profesores aparte, D. Francisco Collado y D. Manuel Cabello. ¡¡Ya solo falta uno!!!")

Hagamos historia. En marzo de 1.697 el Grupo 208 se forma. Entonces cinco peques, hoy ya hombres, con sus maestros al frente, ponen toda su ilusión en el Columbario. E incluso, creyendo que si se denunciaba al Programa la existencia del Monumento ya estaba todo terminado, se remiten unas Memorias, que por incompletas, no son admitidas. Es entonces cuando de verdad se comienza a trabajar. Por aquel verano (del 67) viene un grupo de espeleólogos a Ubrique muy vinculado a la antigua Comisaría de Excavaciones, al frente de los cuales viene D. Luis Mora Figueroa. Es este Señor, el que nos pone en contacto con D. Salvador de Sancha Fernández, por entonces Prospector, y en la actualidad, de todos conocido, Inspector de Zona Arqueológica, Director del Museo de Artes y Costumbres Populares de Sevilla, y Director de las Excavaciones del Salto de la Mora. D. Salvador, en esas mismas fechas, nos visita, y él será el encargado de transmitir nuestra inquietud a D. Juan de Mata Carriazo, catedrático y arqueólogo de la Universidad de Sevilla, que nos visita en Febrero del 68.
A la visita que realizamos al Salto de la Mora, asisten D. Juan de Mata, D. Salvador de Sancha, Alcalde de Ubrique, varios concejales, algunos señores y el Grupo 208 al completo.
Poco después es la Directora del Museo de Cádiz, Dª Concepción Blanco la que acompañada por nosotros asciende a la zona del Salto de la Mora.




Plaza de Ubrique
Postal de los años 70




Mientras tanto nuestro Programa, tanto de Radio como de T.V.E., no para de emitir informes enviados por el Grupo. El interés arqueológico del Columbario así lo requiere, y es así como el nombre de Ubrique, famoso ya por sus artículos de piel, comienza a conocerse por Misión Rescate. Durante el curso 69-70, tenemos anotado como cosa curiosa, que Ubrique fue llevado a la pequeña pantalla 13 veces. Todo un record. Tan conocido es ya Ubrique en nuestro Programa, que a parte de un Trofeo de Plata, se le concede en Julio de 1.968, un premio de Promoción al Turismo dotado con 25.000 Ptas.

El Grupo, como en posteriores ocasiones, lleva regalos de los manufacturados ubriqueños, a Madrid. Estas piezas, de la artesanía ubriqueña, son obsequio de los fabricantes de acá.
El entonces ganador del Trofeo de Oro, Grupo de Aguilafuentes, es invitado, y en nombre de nuestro Ayuntamiento, por nosotros, a compartir unos días en Ubrique.
Ubrique, entero, le recibe. Sobre todo miles de niños, se apiñan a su alrededor, para tributarle un cálido homenaje. Creemos que los componentes de ese Grupo, jamás podrá olvidársele su estancia en esta.

Continuamos con nuestros trabajos. Demostrada la autenticidad del Columbario, queda su estudio y excavación. 35 meses nos llevan estos trabajos. Mientras tanto, acometemos los estudios en el pago de la “Bovedilla” (cuyas excavaciones también están previstas) cuyos trabajos son premiados, en verano 70, por una Mención de Honor. Por trabajos anteriores el Grupo es premiado con el 1º Premio al Mérito de Misión Rescate, Placa de Bronce, entrega que se hizo en Sevilla, con gran alarde de Prensa y Radio. Nuestro Ayuntamiento, en muestra y gratitud al Programa, concede, en sección plenaria, el nombre de Glorieta de Misión Rescate, a una plazuela de la Avenida Cardenal Herrera Oria.
Las prensas regionales, se ocupan de Misión Rescate de Ubrique.



Ubrique, calle Guindaleta
Postal de los años 70


El curso 70-71, nos lo pasamos en el estudio y catalogación de una fábrica de curtidos antigua. Todo el utillaje se salva, no sin gran peligro por nuestra parte, ya que se encuentran en Tenerías muy abandonadas y en ruina. A instancia de nuestro programa montamos la famosa exposición (febrero 71) Colección Rescate y Museo de Curtidos, visitada por nuestras autoridades provinciales y muy importante, por numerosas autoridades nacionales, que con motivo de la visita a Cádiz del Príncipe de España, le habían acompañado, y que a su vez giraron visita a Ubrique.
En julio de ese mismo año, 71, es nuevamente premiado el Grupo con otro Trofeo de Plata.
Muy reciente tenemos un premio, compartido con Triana, a la mejor Colección Rescate, y que ha sido entregado en Sevilla.


Grupo de Rescate 208
Ubrique 1972


Dejando aparte la resonancia nacional en estos Trofeos, conviene ir relatando otros pormenores, que intervienen directamente en la importancia turística de la zona.
Como las excavaciones oficiales no llegaban (hemos dicho antes que tardaron en venir cerca de tres años) muchas personalidades, provinciales, regionales y nacionales, recibieron noticias nuestras, por los más diversos conductos.
Vamos a recordar algunos nombres: D. Pedro Valdecantos García, Delegado Provincial de Educación y Ciencias. Nuestro Gobernador Civil. D. ª Concepción Blanco, Directora del Museo de Cádiz. Directores de los periódicos Diario de Cádiz, ABC de Sevilla y Sur de Málaga. Sta. Fernández Chicarro, directora del Museo de Sevilla. D. Antonio Calderón Quijano, Rector de la Universidad de Sevilla. D. Manuel Sotomayor, Catedrático de la Universidad de Granada. D. Gustavo Grumer, Director del Instituto Alemán de Madrid. D. Juan de Mata Carriazo, Catedrático de Sevilla…
No cabe duda de que estas relaciones dan el triunfo definitivo para que las excavaciones sean efectuadas, y que por ende, el nombre de Ubrique y de su Grupo de Misión Rescate sea conocido.
Claro que el conocer el nombre de Ubrique, es no conocerlo. Hace falta visitarlo. Y es con motivo de la excavación, cuando de verdad se le conoce. Y al tomar contacto con él, es el momento de estrechar unos lazos muy difíciles de quitar entre visitante y pueblo. Si no que lo digan, a parte de los anteriormente nombrados, los señores que nos honran con su visita: D. Juan Pedro Garrido, Catedrático de Madrid, D. Mariano del Amo, Director del Museo de Huelva, D. Fernando Portillo, Presidente de la Diputación Gaditana (que dio 150.000 ptas para las excavaciones), D. Jesús de las Cuevas, famoso literato, D. Antonio León y Majón, Procurador en Cortes…, y por último, por no ser más extensos, la de D. Martín Almagro Bach, Comisario General de Excavaciones, que promete la continuidad en los trabajos.

Queremos dejar un huequecito aquí para recordar las dos gratísimas visitas de nuestro Director de Programa D. Aníbal Arias Ruiz, que sin lugar a duda por afinidad, ha quedado hecho un ubriqueño más. Que se lo digan a la gente del Carril.




Ubrique, vista general
Postal de los años 70




Por último, no sabemos como, Ubrique es incluido en la Ruta de los Pueblos Blancos. Un equipo del Ministerio de Información y Turismo, viene a esta para captar con sus cámaras cuanta belleza hay por doquier. Como no, nuestro maestro- jefe, los atiende, y quedan para la posteridad, fotos de nuestro Salto de la Mora (hay varias en el álbum). ¿Qué cómo vinieron a Ubrique?, habría que preguntárselo a Misión Rescate, y a su Grupo de Ubrique.

Creemos, muy sinceramente, que cuando se viene a Ubrique, cualquier visitante, en su programa de visita están incluidas dos cosas: LA PIEL DE UBRIQUE Y MISIÓN RESCATE DE UBRIQUE.

Ubrique. Agosto de 1.972.





(Nota: Agradecemos a nuestro amigo Manuel Jesús Venegas la gran ayuda que nos ha prestado digitalizando el texto que, por sus especiales características, presentaba grandes dificultades para su escaneo.)


.

sábado, 3 de julio de 2010

Gregorio Crespo Borrego: el mejor herrero de Ubrique

Jugadores de fútbol en Ubrique
Fotografía recuperada por Manuel Cabello




Por Esperanza Cabello

El pasado siete de septiembre publicábamos esta fotografía tomada en un partido de fútbol solidario que se había celebrado en Ubrique en 1921 a beneficio de los soldados de la guerra de Melilla.
Nuestro padre había recuperado esta fotografía y la había publicado en su libro "Ubrique, piel al descubierto", junto con los nombres de los participantes.
El primer personaje que vemos arriba a la izquierda es el árbitro, Gregorio Crespo, del que no teníamos ninguna otra noticia hasta ahora.
La semana pasada recibimos un correo de una isleña (de San Fernando) afincada en Sevilla que es, seguramente, bisnieta o sobrina nieta de este "árbitro solidario":

Ésta es la carta:

"Te escribo porque mi abuela paterna era de Ubrique, y me gustaría saber más cosas de ella y de su familia. Se llamaba María Crespo León y nació en 1905 en la calle Palma, su padre era herrero y se llamaba Gregorio Crespo Borrego. Mi abuela solía presumir de que la herrería de su padre era de las mejores del pueblo, no sé si sería verdad.

En 1900 había nacido el hermano mayor de mi abuela, Gregorio Crespo León, que luego fue presidente de la Juventud Republicana Socialista de Ubrique y que "desapareció" durante la guerra civil. Lo último que sabemos de él es que se metió en los carabineros y andaba por Castellón, en 1938. Llevo vario años buscándolo, y es así como me tropecé con la foto de tu blog del "fútbol histórico" donde un tal Gregorio Crespo ejerce de árbitro; pero claro, sin el segundo apellido, no puede saber si se trata de "mi Gregorio" o no.

¿Te resultan conocidos los Crespo de Ubrique? Un hermano de Gregorio Crespo Borrego tenía también una herrería.
Parece ser que nacieron en la Ermita del Mimbral, y el padre de estos dos herreros se llamaba también Gregorio (Crespo Coronil).

Mi bisabuelo (Crespo Borrego) vivió primero en la calle Magdalena (donde nació el Gregorio perdido en la guerra en 1900), luego en la calle Palma y más tarde en la calle San Sebastián, donde falleció en 1933 con 58 años. Por lo que mi abuela decía, sobre la herrería tenían la vivienda (aunque no sé a cuál de los tres domicilios se refería).

Ella tuvo una vida difícil y muy dura, tuvo mala suerte, y a pesar de ser una persona abierta y comunicativa, no hablaba mucho de su juventud en Ubrique. Se marchó de allí con su madre tras la muerte de su padre (1933). Antes de irse vendieron la herrería y la casa, pues su hermano se había ido del pueblo por temas políticos y no había nadie más para hacerse cargo del negocio familiar.

Falleció en 1982, yo tenía 8 años y claro, a esas edades no se interesa uno por cosas "tan antiguas". Pero ahora tengo 36 años y 2 hijos, y desde 2006 estoy investigando la historia de mi familia y dibujando mi árbol genealógico para que mis hijos sepan de dónde vienen, y de paso, para saberlo yo también".



Nos ha parecido entrañable y muy interesante la carta de Conchi, y vamos a intentar saber algo más de sus familiares.
Mientras empezamos la búsqueda hemos querido dejar aquí este testigo, por si algún ubriqueño o ubriqueña puede darnos alguna información sobre esta familia.

Parece mentira cuánta historia puede encerrar una fotografía, y cuántas historias personales y familiares se sucedieron también en Ubrique en aquellos duros años de la guerra civil. Intentaremos entre todos recomponer la historia de Gregorio y mandar a Conchi noticias de su familia.




Nota del 15 de julio:
No obteníamos ningún dato de Gregorio, a pesar de haber preguntado a todos los mayores que normalmente nos ayudan, así que hemos ido directamente a preguntar por él a Antonio Heredia, el herrero más antiguo de Ubrique, y ésta ha sido su respuesta:

"Gregorio Crespo Borrego, por supuesto que he oído hablar de él. Yo no lo conocí en persona, porque nosotros vinimos de Prado del Rey a principios de los años treinta, pero claro que todo el mundo lo conocía. Se había hecho famoso por hacer las mejores herramientas de la zona: calabozos, hachas, hocinos, y todo el mundo venía a su herrería a buscar la herramientas de Gregorio.
Cada vez que terminaba una (las hacía en la fragua, y a golpe de martillo en el yunque) le ponía sus tres iniciales: GCB. Y eran las más buscadas. Yo todavía busco esas iniciales cuando una herramienta vieja cae en mis manos.

Aunque no conocí a Gregorio, sí que conocí a su hija, que se había casado con un hombre apellidado Calvo. Hice varios trabajos para aquella familia, y siempre le decían a ella: "Mira, que éste es como tu padre".

La verdad es que de Gregorio sólo conocí la fama, y no he conocido a ningún otro Crespo en Ubrique ni creo que quede ningún descendiente por aquí, pero si tiene una nieta o una bisnieta que sepa que era un herrero de los buenos, de los que sabían hacer bien las cosas."


Éstas fueron más o menos las palabras del herrero Antonio Heredia, a quien agradecemos su amabilidad y al que hemos pedido que si algún día cae en sus manos una herramienta de Gregorio Crespo, nos la enseñe para hacerle, al menos, una fotografía.
Seguiremos buscando.




.