sábado, 27 de agosto de 2016

José Luis Izquierdo Fernández. In memoriam

José Luis Izquierdo Fernández, 1955


Por Esperanza Cabello

Cuando ayer nuestra prima Mónica nos dijo que tito Pepe Luis había empeorado no podíamos ni imaginar que eran los últimos momentos de su vida.
Esta tarde, hace apenas una hora, ha muerto nuestro tío Pepe Luis, José Luis Izquierdo Fernández, el "chico" de la familia Izquierdo.
Este año se ha empeñado en ser trágico con la familia, ya nos han dado tantos zarpazos que no podemos ni creerlo... Tito Pepe Luis, Yul, Yulito. Es imposible que nos haya dejado.
Fue siempre el chico de la familia, sexto hijo de una gran familia numerosa, nació un par de años después de que su padre, nuestro abuelo Leandro, volviera a Ubrique después de haber estado encarcelado durante toda la Guerra Civil. El niño vino a traer la alegría perdida a la familia, y se convirtió, por méritos propios, en el "niño bonito y mimado" de todos.
Cuando su abuelo Francisco fue a inscribirlo en el registro le preguntó a su madre cómo iban a ponerle al niño, y ella quiso llamarlo José Luis. El abuelo, guasón, le dijo que lo había inscrito como "Juan Bartolomé", con el consiguiente disgusto de nuestra abuela, aunque todo había sido una broma.
Nuestra madre lo adoraba (si hay algo positivo en toda esta tristeza, es que ella no va a vivir este duelo), Pepe Luis era su ojito derecho, y es que siempre estaba dispuesto a echar una mano, a jugar con los sobrinos y, como era casi un hijo más, y el que más tiempo estuvo soltero en la casa familiar, era el que inventaba disfraces, juegos, magia, risas y dibujos.
Aún nos reimos cada vez que comemos sandía recordando cómo ponía a los sobrinos a comer sandía en la azotea, con unas tajadas grandísimas, a ver cómo nos llenábamos completamente de zumo.
Y, como era inventivo y creativo, imaginaba con tita Reme disfraces y teatros, con una genialidad que lo acompañó toda la vida.



Tito Pepe Luis y tita Reme, él con cinco añitos
Un tándem fantástico, a cual más ingenioso


Muy jovencito se fue a hacer estudios superiores al Monasterio del Escorial, como sus hermanos mayores, y a partir de ese momento ya fue convirtiéndose en "madrileño", aunque nunca, nunca olvidó sus raíces.
Cuando llegaba a ver a nuestra abuela era una feliz revolución en la casa: seductor, zalamero, 
 generoso y muy listo, supo granjeárse la admiración y el amor de todos.
Cuando se fue a hacer al mili, la casa quedó casi vacía, pero él se encargó de recordar a todos que no había perdido su buen humor, y que siempre volvería.



 
 Cañoncito apto para matar perdices



¡Cuántas historias nos contaba a los sobrinos cada vez que volvía, lo escuchábamos embobados, y siempre tenía palabras de cariño para todos. Además adoraba a su madre y a sus hermanas, siempre les escribía largas cartas, siempre intercambiaba confidencias con ellas...
Amigo de sus amigos, proto tuvo un gran círculo de amigos también en Madrid, y allí conoció a la que sería la única mujer de su vida, su gran amor, la que lo ha acompañado, alentado, seguido, conducido y, en los últimos tiempos, cuidado: nuestra tía Capu.
María de los Ángeles Sánchez Capuchino, una jovencita de Aranjuez de la que Pepe Luis se quedó prendado y que ha conseguido, con su constancia, su inteligencia, su cariño y su tenacidad formar una gran familia (gracias, tita).
Por los avatares de la vida, su círculo madrileño lo conoce, a partir de aquellos momentos, por el nombre de Yul, como el actor Yul Brynner, quizás porque en una ocasión decidió rasurarse el pelo a la manera del actor ruso.
Y de aquel matrimonio (muy sonado y muy especial) nacieron sus tres tesoros, nuestros primos.
El primero, quizás en honor a la broma del abuelo Francisco es Juan Bartolomé, y todos lo conocemos como nuestro querido primo Bartus (un beso enorme, corazón), la segunda, Ángela, una mujer excepcional y cariñosa (un abrazo, prima) y el tercero, José Luis, el chiquitín, el nieto más pequeño de abuela Natalia, ya convertido en un hombre digno hijo de sus padres (un beso, primo).
Por supuesto que los nietos llegaron a la familia Izquierdo Sánchez-Capuchino, y precisamente han sido ellos los que han alegrado la vida de la familia, como no podía ser menos...

En los últimos años el Párquinson, esa enfermedad familiar  que desgraciadamente  ha atacado a tantos miembros de nuestra familia, había ido haciendo mella en él, pero pensábamos que, como en el caso de nuestra madre, se trataba de una enfermedad a largo plazo, que le permitía seguir, aunque fuera con dificultades, su vida cotidiana.


 Con sus hermanos mayores, como siempre, alegre y dispuesto
a una buena charla



Pero ya este verano ha sido muy difícil, hemos hablado en algunas ocasiones con nuestra tía que nos ha ido contando cómo poco a poco la enfermedad lo iba venciendo, ella lo ha cuidado como a un rey, sacando fuerzas de flaqueza y dedicándose en cuerpo y alma a su felicidad. Sus hijos han estado pendientes en todo momento y han conseguido que su vida haya sido, a pesar de todo, lo mejor posible, y hoy, 27 de agosto, nos ha dejado.

Para nosotros ha sido un nuevo mazazo, un desgarro atroz. A pesar de la distancia siempre lo hemos sentido muy cercano, siempre recordaremos aquellas semanas que nos acogieron en su casa madrileña para poder pasar las oposiciones, aquellos guiños a los estudios, a la familia, a los ideales.
Y no paramos de pensar en que, afortunadamente, nuestra madre no está para ver que "el chico" se ha ido; por encima de la pena, no podemos dejar de pensar que ha ido a reunirse con ella, con su hermana Esperanza, pero también con tita Carmen, con tita Reme, con tito Eduardo, con tito Antonio y con los abuelos.

Hoy reposa en el tanatorio Norte de Madrid, y mañana será incinerado. Haremos una misa por su alma en Septiembre en Madrid y en Ubrique.

Los sobrinos de la calle Matadero: Leandro, Francisco, Manolo, Mari Carmen, Esperanza, Patricia, Leandro, Paco, Lola y Natalia, lo llevaremos siempre en nuestro recuerdo, y no olvidaremos su buen humor, su cariño y su generosidad con nosotros.
Le enviamos rosas blancas en nombre de nuestras madres, que ya no están, y en el nuestro propio, y también enviamos a nuestra tía y a nuestros primos todo nuestro cariño, todo nuestro amor y todo nuestro apoyo. 
A pesar de la distancia estamos a vuestro lado.

¡Siempre te querremos tito!


Nota del 28 de  agosto: adjuntamos algunos mensajes de condolencias de familiares y amigos ubriqueños. Muchísimas gracias a todos los que, de una forma u otra, nos habéis acompañado.




viernes, 19 de agosto de 2016

La sima de Villaluenga y la cueva de la Pileta... ¿Conectadas?

 La sima de Villaluenga
Gentileza de José Luis Valencia


 Por Esperanza Cabello

Nuestra sierra forma parte de un sistema kárstico muy interesante, en el que hay multitud de interconexiones. Siempre ha habido mitos de cómo el agua de algunas cavidades termina en determinados manatiales, o de que entrando por ciertas simas podríamos salir por otras muy lejanas.
Lo cierto es que los caminos del agua son imprevisibles y que las conexiones son numerosas.
Hemos seguido leyendo sobre la cueva de la Pileta y hemos encontrado una noticia muy curiosa en varios periódicos de la primer amitad del siglo pasado, entre ellas destaca esta del periódico "Sol" de Madrid, de 1933:

 
 Diario Sol, Madrid 1933
Biblioteca Nacional de España

 

A juzgar por las pinturas y esqueletos encontrados en las cuevas de Pileta de Benaoján, el descubrimiento es de extraordinaria importancia

 Ronda, 7.-
La Comisión del Instituto Nacional de Investigaciones, compuesta por los profesores Péres Barradas y Maya, ha terminado el estudio de las cuevas de Pileta en Benaoján.
Guardan gran reserva, pero sin embargo han dejado traslucir que el descubrimiento es de gran importancia. Dicen que las pinturas de las cuevas son bellísimas, y están muy bien conservadas, remontándose a la fecha de tres mil años. Se destaca el salón llamado del Pez, donde se muestran escenas de caza y guerra. La cueva inferior fue descubierta hace poco por los señores Juménez y Pina, y ha sido explorada por varios profesores. Carece de pinturas, pero en ella se encuentran tres esqueletos intactos, uno de ellos envuelto casi por estalactitas.
Este documento histórico servirá para fijar el tiempo en que fue habitada la cueva.
Se cree que los esuqeletos llegaron a la cueva arrastrados por la corriente de alguna galería hoy obstruida; tal vez procedan de la sima de Villaluenga, que se haya detrás de la sierra en que se encuentra la cueva.
Los profesores han llevado a Madrid los esqueletos y los restos para estudiar sobre ellos.
(Fébus)
 

 

 Diario Luz, Madrid, 1933
Bibioteca Nacional de España

La noticia debió de ser muy importante en la época, pues hemos encontrado exactamente la misma información en el diario Luz de Madrid, en la misma fecha.

Actualmente los conocimientos tanto de arqueología como de espeleología y geología han avanzado mucho, de manera que esta conexión, tal como pudo suponerse en 1933, es imposible, aunque no sea improbable que, de alguna manera, exista una posibilidad de cercanía entre las dos cavidades, no en vano las dos pertenecen al mismo sistema.


.

jueves, 18 de agosto de 2016

Las pinturas de la Cueva de la Pileta, expuestas en Madrid

 La Ilustración Española, 22 de mayo de 1921
Exposición de Arte Prehistórico
Biblioteca Nacional de España 


Por Esperanza Cabello

Después de visitar la Cueva de la Pileta este verano hemos estado curioseando, pues aquella historia de la visita de los Beatles nos sigue encantando y a veces buscamos en la red a ver si hay suerte.
Pero, en lugar de encontrar la noticia de los Beatles, hemos encontrado la que, seguramente, sería la primera presentación al gran público en la capital española del arte en la Cueva de la Pileta y otras muchas cuevas españolas.
Se trata de una publicación de La Ilustración Española, recogida en la Hemeroteca Digital, del 22 de mayo de 1921; es un reportaje sobre la exposición de Arte Prehistórico Español preparada por el profesor Hugo Obermaier








Era una exposición organizada por la Sociedad Española de Amigos del Arte, presentada en el Palacio de Museos y Bibliotecas, y llamada d despertar, por su trascendencia e importancia, un excepcional interés en el mundo científico.
Fue el mismo profesor alemán el encargado de presentar la exposición:
"Esta Exposición -comienza diciendo-es, por todos los conceptos, interesantísima y digna de estudio, y sus resultados para la ciencia positivos e innegables. Es gloria, casi exclusiva, de España, que sólo puede compartir en proporción bien pequeñael sur de Francia, la de encerrar en sus cavernas los primeros pasos, las primeras manifestaciones del arte, en cuanto a lo  pletórico se refiere. Los hombres que llevaron la expresión de sus sentimientos artísticos a las cuevas o cavernas del Norte o del Levante de España en forma tan prodigiosa como usted irá viendo, eran hombres tan primitivamente rudos que no conocían más utensilios que los fabricados con la piedra tallada; es decir, hombres de la época paleolítica, pudiendo asegurarse sin temor a errar que fue preciso que transcurrieran muchos miles de años para que pulimentaran la piedra y más tarde emplearan los metales.
En resumen: que las pinturas cuyas reproducciones vamos a ver fueron hechas por hombres que vivían en España muchos miles de años antes que comenzaran las antiguas civilizaciones orientales."

A continuación admiramos también multi-
tud de reproducciones, unas del tamaño de los
originales, y otras reducidas, de gran copia de
     animales (grabados, contorneados y dibujados
con colores), pertenecientes a las cavernas de
Santián, Bolado, de La Haza, del Pendo, de la
Loia, de la Venta de la Perra, de la Pasiega,
del Castillo, del Covalanas, de Hornos de la
Peña, de «Clotilde», de Pindal, de la Peña de
Candamo, de Basondo, de la Paloma y de la
Pileta, esta última en la provincia de Málaga,
en las estribaciones de la Sierra de Ronda, cer-
ca del pueblo de Benaojan, y la cual se inclu-
ye en la sala del Arte del Norte, por contener
ailgunas manifestaciones artísticas del estilo
cantábrico.
 ¡Imposible hacer una labor más
comprensiva y completa que la realizada, con
esfuerzo digno de toda loa por
los Amigos del Arte!

miércoles, 17 de agosto de 2016

La cueva de la Pileta: una apuesta ganadora en todas las estaciones

La entrada de la Cueva de la Pileta
Apenas ha cambiado en los últimos cuarenta años


Por Esperanza Cabello


Vivir en la Sierra de Cádiz es siempre un lujo, sobre todo si nos interesa la naturaleza y un ritmo de vida diferente, sencillo y sin grandes ambiciones; cerca de nuestras raíces y respetando nuestro entorno.
Durante el verano a todos nos gusta cambiar de ambiente, ir a la playa a disfrutar rodando entre las olas; visitar a la familia que vive en otras zonas de España o del mundo; aprovechar la tranquilidad para terminar las lecturas pendientes o las visitas que nunca podemos hacer en invierno.
Pero hay una actividad que siempre, sea la época del año que sea, se convierte en mágica y emocionante: recorrer la Cueva de la Pileta con la familia.
Descubierta en 1905 por Tomás Bullón, la Cueva de la Pileta es un claro ejemplo de que una joya de la prehistoria puede estar gestionada y protegida por la misma familia que la descubrió hace más de cien años, siendo esta gestión ejemplar y casi "personal", pues la cueva es, para todos ellos, además de un modo de vida, una "niña querida y protegida".
Nosotros hemos ido a la cueva desde nuestra infancia. Nuestro padre era un apasionado de las cuevas y de la montaña, además de estar terriblemente interesado en el mundo antiguo. Y consigió interesar a toda la familia por estos temas, así que nos recordamos muy pequeños, yendo de la mano de los mayores recorriendo los recovecos de esta cueva a la luz de los "petromanes" que, por si no lo recuerdan, al principio fueron los de las petaquerías de Ubrique. (En este enlace).




El antiguo Petromax y la moderna lámpara  de leds Varta
La moderna tecnología llega prudente y respetuosa a la cueva


Ahora la tecnología ha llegado, tímidamente, a la cueva. Siempre intentando preservar y proteger el tesoro natural y cultural que acoge, haciendo que sea uno de los yacimientos visitados mejor conservados del mundo. Y ya no están los antiguos petromanes, sino unas lámparas de leds de luz limpia que llevan los mismos visitantes.
Como decíamos, visitar la Pileta es una apuesta ganadora en todas las estaciones. La temperatura constante hace que sea más fresquita en verano (si se visita ahora sería aconsejable llevar "una rebequita") y más cálida en invierno.
Ahora, por supuesto, todo está más organizado, existe una magnífica página web muy interesante en la que podemos preparar las visitas, además de conocer los horarios (de diez a una y de cuatro a seis en verano) y saber qué vamos a visitar.
También, para preservar las pinturas, hay algunas que no hemos podido ver, y, por supuesto, ya no se toca el "órgano" y los guías (magníficos y desenvueltos) avisan en varios idiomas que no se puede tocar nada, ni las piedras, ni los restos de cerámica ni las paredes de la cueva.
Pero además el recorrido (de una hora más o menos) está lleno de sorpresas, de anécdotas, de preguntas, de curiosidades.
Nuestro guía, Aurelio, nos dejó a todos sorprendidos con las explicaciones no solo de datos históricos y arqueológicos, sino de la percepción del mundo y de la vida en una gran cueva como esta (impresionante la obscuridad y el silencio absolutos cuando se apagan todas las lámparas).
Y además toda la visita es "como en familia", recorriendo los pasadizos que se visitan y llegando a la sala final donde este año nos han dado una versión muy diferente, original y absolutamente sorprendente de en qué tipo de lugar nos encontrábamos... ya lo sabrán ustedes cuando la visiten.
Desde Ubrique podemos ir por la carretera de Cortes que, aunque no está en muy buenas condiciones, es una carretera que ofrece unas vistas magníficas del Parque de los Alcornocales, y después seguir unos kilómetros hasta el término de Benaoján, donde se encuentra la cueva. Y si lo preferimos, podemos ir por la carretera de Ronda, bien entrando por el desvío de Montejaque o por el de Benaoján (más cerquita de Ronda).
Lo que sí podemos seguir afirmando es que, aunque la conozcamos de toda la vida, visitar la Cueva de la Pileta es una de las mejores ideas del verano.



.

martes, 16 de agosto de 2016

La escalera del gallinero, una magnífica lectura de verano

Presentación de la novela de Juan Carlos Núñez Mateo
Ubrique, abril de 2016

Por Esperanza Cabello

Ya hace unos meses que tuvo lugar la presentación, en la Ermita de San Pedro de Ubrique, de la novela del ubriqueño Juan Carlos Núñez Mateo "La escalera del gallinero". La presentación corrió a cargo de David Sierra. En este enlace podemos leer sus palabras .
A pesar del interés que dicha presentación nos produjo y de la intención de leer inmediatamente esta obra de ficción, parecía que todo se confabulaba para que no consiguiésemos hacerlo.
Por fin este verano se ha presentado la ocasión propicia, y en varios ratitos de tranquilidad hemos leido ávidamente esta novela.
Para nuestra sorpresa se trata de esas obras de ficción y misterio que te enganchan y necesitas terminar de leer lo antes posible, pero que te dejan una sensación de añoranza y de tristeza al volver la última página, porque en realidad no querías que se terminara.
Y además poco a poco vas encariñándote con los personajes, son tan cercanos que podrían ser nuestros propios vecinos, nuestros propios amigos.
Bueno, algunos de ellos parecen haber surgido directamente del mundo onírico del autor, pero en todos encontramos una humanidad y una naturalidad que se nos antojan casi cotidianas.
Varios escenarios que confluyen poco a poco en un mismo lugar, Frémola. Varias historias muy bien hiladas que nos van llevando desde los entresijos de nuestra Guerra Civil hasta los avatares de la reciente crisis económica; desde los países en los que los militares españoles desarrollan misiones de paz hasta un antiguo gallinero abandonado; desde el mundo visto por un joven con alma de niño hasta las vivencias de un psicólogo recién llegado a Frémola que quiere integrarse en la  vida diaria del pequeño pueblo.
A la manera de los grandes escritores de novelas de misterio y de novela negra, con un gran dominio de los lugares, de los detalles y de las situaciones, gracias a su profesión, Juan Carlos ha conseguido atraer toda nuestra atención con "La escalera del gallinero", y ahora nos preguntamos...
¿para cuándo una segunda parte?


.

sábado, 13 de agosto de 2016

Una imagen histórica

Imagen gentileza de Elena Lobatón Sánchez de Medina


Por José María Cabello

Nuestra amiga Elena Lobatón ha vuelto a aportar en el grupo de facebook "Ubrique en el recuerdo" una  serie de fotografías entrañables e históricas que, como siempre, nos han sorprendido y alegrado.
Una de ellas es esta de los años cuarenta que, aparentemente, podría pasar como una foto más si no fuera porque nuestro tío José María Cabello es un genio recordando momentos y un magnífico fisonomista y nos ha contado, con su magnífica memoria y su pluma ágil, quiénes son los protagonistas y de qué momento histórico se trata:

Esta foto es verdaderamente histórica. Debe estar fechada en el año 40 del pasado siglo, y corresponde a la primera y única visita que realizó el entonces Obispo de Málaga, Don Balbino Santos y Olivera. 
En aquella ocasión recibimos el sacramento de la Confirmación todos los alumnos de la escuela de Don Ramón Crossa. Que yo recuerde, sus hijos Salvador y Luis, mi hermano Manolo y yo mismo, así como los hermanos Miguel y Luis Coronel. 
Está realizada la foto en la casa de los Garcíaa Parra, a la entrada del comedor. Y en ella lógicamente aparecen los dueños de la casa, don Francisco Garcíaa y don José Corrales Jordán, Administrador entonces de Correos. Los dos seglares que figuran son Fermín Sánchez de Medina y posiblemente (está de perfil no identificable) se trata de Cándido Corrales, el hijo mayor de don José, compañero inseparable de Fermín y ambos destacados colaboradores parroquiales.
El resto de los figurantes son sacerdotes. A un lado y otro del Obispo están don José Campos Giles, coadjutor y don Rafael Jiménez, párroco. En las esquinas aparecen don Cristóbal Romero, que era " el paje" del obispo y don Antonio Segoviano,  arcipreste de Grazalema, que formaba parte de "la corte" episcopal que solemnizaba sus visitas.
Por carecer entonces Ubrique de alojamiento digno (bien ajenos al espíritu humilde del actual Papa Francisco) se hospedaban los obispos en casa de notables, primero en los García Parra y después en casa de los Bohórquez.
Y dato curioso es que no aparece ni una fémina. Pese a vivir en aquella casa una santa mujer que hizo madre de todos, la tía Maria García Parra.
!! Tiempos!!

Finalmente el cura cuya cara aparece en la esquina de la derecha es don Benigno Santiago que actuaba como secretario de visita, era párroco de la Victoria en Málaga y había nacido en Sedella. Curiosamente el mismo pueblo de donde procedía mi tíoabuelo don José Cabello Medina, párroco que fue de Ubrique hasta los años veinte 
¡Gracias Elena por tan curiosa aportación histórica!


Pues sí, impresionante descripción, gracias, José María, y gracias, Elena, por vuestra aportación contínua y vuestra generosidad con todos nosotros.


.
 

jueves, 11 de agosto de 2016

El equipo de "Profundiza" del Fernando Gavilán

Alumnos y alumnas del Fernando Gavilán en su subida al Aljibe


Por Esperanza Cabello

El pasado mes de mayo tuvimos la ocasión de conocer de cerca el trabajo que realizan, desde hace varios años, unos profesionales de la enseñanza con un grupo de alumnos y alumnas del CEIP Fernando Gavilán dentro del proyecto de la Junta de Andalucía "Profundiza".
En la edición de este año, en la que están implicados, además de otros colaboradores, Ana María García, Mari Carmen Ardila y Manuel Canto, ha participado una veintena de alumnos y alumnas de sexto, preocupándose por el agua, los manatiales y las fuentes ubriqueñas.








 El programa propuesto, variado y ameno, ha incluido desde sesiones de información y documentación hasta paseos por el campo, pasando por la creación de unos manantiales de agua (en este enlace), visionado de documentales y mucho trabajo y juego mezclados.




Todo el grupo sigue muy interesado las explicaciones sobre el agua en Ubrique: fuentes, manantiales, Ubrique en "Conoce tus fuentes", aljibes, pozos, pilas y ríos.





Han realizado durante todo el curso un magnífico trabajo, bien documentado y muy interesante, que esperamos ver reflejado muy pronto.




 Profesores y alumnos han realizado un trabajo conjunto muy satisfactorio, que les ha permitido comprender mucho mejor nuestro entorno natural y conocer más de cerca el ciclo del agua.

Como sabían del trabajo que hemos hecho durante años en la familia Cabello Izquierdo para catalogar e inventariar al menos ciento treinta fuentes de Ubrique y conocían la colaboración que hacemos con el programa "Conoce tus fuentes" de la Universidad de Granada y el Instituto del Agua, nos invitaron a que contáramos, de primera mano, cómo habíamos hecho este trabajo y cómo había sido nuestra experiencia.
Nuestra sorpresa y satisfacción fue tremenda cuando vimos que todos conocían ya el trabajo, que habían preparado muy bien la charla y que eran niños muy interesados y curiosos, con muchas ganas de aprender.






Les habíamos preparado un pequeño juego de papiroflexia con la Villa de las Cien Fuentes y los nombres  de varias fuentes, pilas y nacimientos del pueblo



 Rápidamente montaron el "cielo/infierno" (este juego de papel no tiene un nombre definido actualmente) y pudieron jugar al juego de las fuentes. Saber dónde están, cuántos caños tienen, si son importantes, si continúan existiendo...




Y durante un ratito pudieron jugar
Después nos explicaron cómo habían fabricado sus nacimientos, qué nuevos proyectos tenían y cuáles eran sus nuevos trabajos.
Además nos  mostraron el video que Manolo Canto había hecho durante su subida al Aljibe, y nosotros pudimos mostrarles el documental de "Conoce tus fuentes" que grabamos para Canal Sur, animándolos a que participaran también en el programa, pues, aunque hemos inventariado muchísimas fuentes, aún quedan más, y no solo fuentes, sino elementos relacionados con el agua.
También vimos el documental de Espacio protegido sobre Ubrique (en este enlace).








Queremos darles a todos las gracias por habernos permitido conocer su trabajo, y también por haber pensado en nostros para   hablar sobre el Agua en Ubrique.
Además queremos disculparnos por haber tardado dos meses en contar su proyecto; hemos tenido un finde curso muy difícil y estábamos esperando a poder enlazar con la página de su proyecto en la página del centro.
Pero por encima de todo queremos dar la enhorabuena a todos: a los responsables, por su ilusión, su pasión, su constancia y sus ganas de trabajar y su empeño en hacer cada día un poco mejor para todos, empezando por los más pequeños.
Y a los protagonistas, a ese grupo de alumnos y alumnas tan dispuestos e interesados, por ese trabajo tan bien hecho, por todo lo que han disfrutado y por lo que hemos podido aprender todos con su trabajo.
¡Enhorabuena, sois formidables!


.

Cómo crear un nacimiento

Un nacimiento de agua recreado en un bidón de agua
por los alumnos del Fernando Gavilán


Por Esperanza Cabello

Como les hemos explicado, un grupo de alumnos y alumnas de sexto del CEIP Fernando Gavilán ha participado, durante todo el curso, en el programa "Profundiza" junto a Ana María García, Mari Carmen Ardila y Manuel Canto.
El tema sobre el que han trabajado este año ha sido "Agua y manantiales", y la verdad es que ha sido una experiencia muy gratificante. En la anterior entrada hemos comentado algunas de las actividades, pero esta de recrear un nacimiento de agua nos ha parecido fantástica para poder comprender y acercarse a la naturaleza.



En primer lugar han recuperado varias botellas de cinco litros de agua y 
han recortado el extremo superior. 






Después han metido un lecho de piedras calizas y barro



 A continuación una capa de tierra vegetal 





 Por encima, han sembrado una muestra de la vegetación de la zona






  
Ya está listo todo el "ecosistema" solo le falta el agua de la lluvia





En la parte de abajo han taladrado y taponado un pequeño agujero
 por el que surgirá el nacimiento 




Y aquí están todos los nacimientos brotando, después de que el agua se haya filtrado
 por todas las capas del "ecosistema".

De nuevo damos la enhorabuena a todos los participantes, alumnos y monitores, y los felicitamos por sus buenas ideas y por su buen trabajo.




Subasta de leña del Higuerón de Tavizna en 1924





Por Esperanza Cabello

Nuestro amigo José Manuel Amarillo nos ha enviado un documento muy curioso: se trata del reporte de una subasta en los montes de Ubrique, publicada en la Gaceta de Madrid en enero de 1924, se trataba de una subasta de leña, una práctica muy habitual en la época. Es un documento curioso, en el que el propio José Manuel nos ha comentado que la leña se medía por "estéreos" que es una unidad de medida precisamente para la madera, de un metro cúbico.
La noticia de la Gaceta dice lo siguiente:



SUBASTAS
DISTRITO FORESTAL DE CÁDIZ

A las doce horas del día 8 del actual mes, tendrá lugar en la Alcaldía de Ubrique la cuarta subasta para la enajenación del aprovechamiento de 300 estéreos de leña a obtener de la corta del quejigo y 292 encinas de la poda o limpia de 954 encinas, en el monte denominado "Higuerón de Tavizna", de los propios del pueblo antes citado, señalados con los marcos S. O. E. números 57 y 58, indistintamente, localizados en el sitio de dicho monte con la limitación siguiente: Norte, Tajos Bermejos; Este, operación de leñas del año anterior; Sur, la misma oeración y Alto del Higuerón, y Oeste, límite del monte en la parte no rozada de monte bajo, tasado en la totalidad de 150 pesetas.
Tanto la subasta como la ejecución del disfrute se verificará con arreglo al pliego de condiciones que se publica en el Boletín Oficial de la provincia de Cádiz, número 293 de fecha 29 de Diciembre último-
Cádiz, 2 de enero de 1924. El Ingeniero Jefe, Luis Quero.


(Nota: Luis Quero Goldoni, Ingeniero Jefe de primera, se jubiló en Cádiz en 1931 y murió en Madrid en 1933. Era hijo del también ingeniero Damián Quero Díaz (en este enlace))



.

martes, 9 de agosto de 2016

La partida de nacimiento de Francisco Cabello Orellana




Por Esperanza Cabello

Nuestro tío José María Cabello nos ha enviado un precioso regalo: la partida de nacimiento de abuelo Paco. 
Hemos hablado muchas veces de nuestra familia paterna, de cómo nuestros bisabuelos emigraron a Argentina y de cómo nuestra bisabuela volvió a Ubrique con sus hijos tras la muerte de su marido.
Y sabíamos que nuestro abuelo iba con el siglo, pero ignorábamos los datos exactos de su acta de nacimiento.
Esta es la transcripción literal:



REGISTRO CIVIL DE LA PROVINCIA DE SANTA FE

REPÚBLICA ARGENTINA

TESTIMONIO DE NACIMIENTO



Acta número veinte y ocho



En la colonia de San Carlos, Departamento Las Colonias, Provincia de Santa Fe, el día veinte de enero de mil novecientos. Ante mí, Alvaro Gómez-Jefe Oficial, encargado del Registro Civil, se presentó don Francisco Cabello, de treinta y nueve años de edad, casado, de nacionalidad Español, de profesión maestro, vecino de esta Colonia, declarando:

Que en su propio domicilio en esta colonia, el día nueve del mes de enero presente, a las seis de la mañana horas, nació un niño de color blanco, que es hijo legítimo del declarante y de su esposa Doña Joaquina Orellana, de treinta y un años de edad, española, del mismo domicilio del Esposo.

Que es nieto por vía paterna de los conyuges Don Francisco Cabello y de la finada Antonia Medina, por línea materna de los finados Don Miguel Orellano y doña Antonia Cano.

Y que al expresado niño se le puso el nombre de Francisco.

Todo lo cual presenciaron como testigos Don Antonio Bergero, de veinte y cuatro años de edad, de Estado soltero, de nacionalidad argentino, de profesión abastecedor y domiciliado en esta colonia; y Don Fioravanti Bevilaoqua, de sesenta años de edad, de Estado casado, de nacionalidad italiano, de profesión comerciante, y domiciliado en esta colonia.

Leída el ata, se ratificó en su contenido firmándola conmigo los testigos y el declarante- Francisco Cabello-Antonio Bergero-Hay una firma ilegible-Alvaro Gómez-Jefe-Hay un sello.

Es copia fiel de su original. A solicitud de parte interesada, expido la presente que firmo y sello con cargo de reposición en Santa Fe, a veintinueve de agosto de mil novecientos sesenta y seis.
 



Al acta acompañan varios sellos y certificados más relacionados con los empleados de Registro Civil argentino. Hemos visto que los documentos son de agosto de 1966 y hemos comprendido varias cosas.
 La primera, que  nos ha explicado nuestro tío, es que abuelo Paco ya tenía edad de jubilarse, pues llevaba trabajando casi desde su llegada a Ubrique y ya iba siendo tiempo de tener una "pensionsita", hasta el momento no había podido demostrar su edad, y con esta documentación ya era posible.
Y la segunda, que fue precisamente en esta época cuando nuestro padre se hizo cargo de la fábrica de artículos de piel en exclusiva. No sabemos exactamente en qué fecha se jubiló nuestro abuelo (la verdad es que lo recordamos siempre encargándose de la tienda, aunque la regentaban nuestras tías), pero suponemos que fue en 1966 cuando cesó su actividad marroquinera.




Queremos agradecer a nuestro tío Pepe que nos haya enviado este regalo, un nuevo documento que añadiremos al archivo familiar, esperamos que poco a poco sigan surgiendo nuevas revelaciones familiares.


.