miércoles, 17 de mayo de 2017

Reflexión y agradecimiento




Por Prudencio Cabezas Calvo 
Ubrique 11 de Mayo de 2017
Anteayer, al atardecer, podrían ser las 7 y 30 de la tarde, cuando iba en el coche de mi hijo Pruden, sin cinturón, distraídos charlando, en un stop de la plaza de la Estrella, se nos acercó el policía de turno en dicho lugar y con toda cortesía nos requirió a que subsanásemos la falta apuntada.- Nos apresuramos a normalizarnos no sin antes expresarle nuestra gratitud y pedirle perdón por nuestra omisión.-
Como no siempre es este el comportamiento, estuve pensando la causa de su ausencia.-
Recordé que en los regímenes autoritarios donde se parte del error de que todos somos perversos y que actuamos de mala fe, los vigilantes del orden, se limitan expeditamente a reprender y multar.- El presupuesto de la acción violenta punitiva desde las más altas esferas a las inferiores y justificación de su autoritarismo es - repetimos-precisamente el concepto de la malevolencia que tienen de la sociedad posiblemente y tal vez la excepción meliorativa de ellos mismos.-
Por el contrario en la democracia prevalece el criterio que aún admitiendo la complejidad humana que no está exenta ni de la maldad ni de la benevolencia la forma en que predomine la segunda por reciprocidad es tratarla correctamente y presumir inocencia en los comportamientos no ejemplares.-
Tal vez otro día refiera sobre la maldad la actitud más correcta que no es simplemente condenarla sino tal vez entenderla para superarla.- Reiteramos nuestra gratitud a superiores y auxiliares cuyo comportamiento elogiamos.-


.

No hay comentarios: