miércoles, 8 de marzo de 2017

Beatriz García Bernal, una ubriqueña y roteña extraordinaria

Beatriz García Bernal rodeada de su gran familia
Toda una vida al servicio de los demás     



Por Esperanza Cabello

No hay mejor día para hablar de Beatriz García que precisamente este de  hoy, el Día de la Mujer, pues ella, a sus 95 años,  es un ejemplo extraordinario de mujer de verdad, con una larga historia detrás y una gran familia de la que disfrutar.
Beatriz García Bernal es una ubriqueña que había nacido en Rota en noviembre de 1921, en aquellos tiempos en los que la vida marchaba a un ritmo diferente. Eran los "felices años veinte", años de prosperidad y nuevos aires en los que vivir en Rota era (como hoy) un privilegio.
Los recuerdos de su familia y de su vida en aquel pueblecito marinero los conserva como uno de sus bienes más preciados, aquel mar, aquellas huertas, aquel clima envidiable, su Nazareno...
Entonces aún no sabía que la vida daba muchas vueltas y que la traería, muy jovencita, a quedarse en Ubrique para siempre. 
Conoció a un muchachito que se convertiría muy pronto en su marido, José Trujillo Sánchez, y que debido a su profesión, pues pertenecía a la Guardia Civil, sería destinado a Ubrique hace más de seis décadas.



José Trujillo y Beatriz García poco antes de su boda
Hace más de setenta años

 Beatriz y José se establecieron en Ubrique, primero en el cuartel y poco después en una casita que compraron en La Calzada, era una casa pequeñita, pero Beatriz la tenía siempre llena de flores, y además podían tener un huertecito como en su pueblo.
La pareja tuvo tres hijas, María, Pepi y Paqui, que apenas guardan recuerdos de su llegada a Ubrique, pues las mayores eran aún muy pequeñas. Toda su vida Beatriz ha estado dedicada, con entusiasmo y entrega, a su familia, siendo para todos un ejemplo de mujer, muy apreciada por sus vecinos y sus amigos.
Su marido, José, comenzó a trabajar en el ayuntamiento, era un hombre formal y trabajador; impecable en el ejercicio de su profesión, que dedicó más de cincuenta años al mundo laboral; sus hijas guardan celosamente el reconocimiento a su trabajo que hizo el Ayuntameinto de Ubrique cuando se jubiló, en 1983.



Reconocimiento del Ayuntamiento de Ubrique a don José Trujillo Sánchez

La familia siguió creciendo, pronto María y Paqui se casaron con Prudencio y Antonio y llegaron los nietos y nietas para Beatriz y José, que se convirtieron en unos orgullosos abuelos. Ahora, casi tres lustros después de que José muriera, la familia sigue creciendo; de aquellos seis nietos ahora hay "siete bisnietos y medio", según dicen los abuelos satisfechos.
Beatriz ha seguido ocupándose de su casa, de sus flores, de sus plantas y sobre todo de su familia. Gran aficionada a la lectura, no ha perdido oportunidad de leer a los clásicos, y ahora, a sus 95 años, recuerda con precisión sus primeros libros, y la emoción de las grandes historias.

Alguna vez hemos tenido la ocasión de hablar con ella, en las visitas que hacíamos para los encargos de bordados, y siempre la hemos conocido con ese talante, ese cariño, esa alegría que derrama a su alrededor.

Isabel Gómez, la alcaldesa de Ubrique, junto a Beatriz García, la homenajeada


Hoy ha sido un día especial para Beatriz, a sus noventa y cinco años había algo que quería hacer desde hace tiempo. Le fascinaba la idea de que una mujer fuera la máxima autoridad en nuestro pueblo, que hubiese una alcaldesa en Ubrique.
Ella había expresado varias veces su deseo de conocerla personalmente, un día nos dijo "Una mujer alcaldesa... yo no quisiera morirme sin conocer ese prodigio".
Y hoy, el Día de la Mujer, nuestra alcaldesa, siempre cercana, ha ido a saludar a Beatriz, a tomarse un cafelito con ella y a hablar un ratito de tantos años de vida y de experiencia.
Nos ha encantado ser testigos de ese buen rato, de la felicidad y de la emoción de Beatriz al sentirse tan respaldada y tan importante. Ella quería charlar con su alcaldesa, contarle cómo va todo, cómo le gusta Ubrique, qué bonita está La Calzada y muchas cosas más.


Beatriz con sus tres hijas: Pepi, Paqui y María
Todas acompañadas por Isabel Gómez


Pero sobre todo Beatriz quería presentarnos a su familia, a sus hijas, a sus yernos, a sus nietas (sus tres nietos no viven en Ubrique, pero ella nos ha contado lo extraordinarios y cariñosos que son y lo contenta que está con sus parejas) y a cinco de sus bisnietos. 
También ha querido presentar a María, su vecina, que las acompaña constantemente como una hija más, y de la que nos ha dicho "¿Quién es tu hermano? Tu vecino más cercano".



Isabel, María y Beatriz
Han sido unos momentos emocionantes


Hemos disfrutado realmente viendo la alegría de Beatriz, y esa gran familia a su alrededor, todos pendientes de ella (nos ha recordado muy buenos momentos en nuestra propia familia). Pero lo mejor ha sido ver a nuestra alcaldesa tan cercana, tan dispuesta a pasar un rato con ella, tan integrada en la casa y tan emocionada. Cumplir así de  fácilmente el deseo de una mujer de noventa y cinco años ha sido tan emotivo y tan feliz que solo puede agrandar  el montón de recuerdos felices, y nos sentimos verdaderamente orgullosos de que nuestra primera autoridad municipal sea al mismo tiempo tan humana y tan accesible.


Federico, Antonio, Paqui, María, Isabel, Pepi y Beatriz
Momentos de alegría para la matriarca de la familia


 Vaya por delante nuestro agradecimiento y nuestro discreto homenaje a esas extraordinarias personas que son capaces de vivir haciendo el bien a su alrededor y creando siempre lazos con los demás.
¡Enhorabuena, Beatriz! Habéis creado una gran familia de la que podéis sentiros muy satisfechos.
¡Enhorabuena, Isabel! Demuestras con tus actos día a día que los ubriqueños podemos contar contigo. Muchas gracias.😉



 

1 comentario:

especialistasya dijo...

Esperanza, no hay palabras para expresarte el agradecimiento de Beatriz y toda su familia por el entrañable gesto que has tenido.

Un fuerte abrazo de todos.