domingo, 28 de septiembre de 2014

La piel de Ubrique, en la revista Caras y Caretas 1936

Costurera de Ubrique en Caras y Caretas (Buenos Aires)
María Villalba Marín
24 de octubre de 1936


Por Esperanza Cabello


Hace unos cuantos meses que estamos buscando un ejemplar de la Revista Estampa en el que sabemos que existe este reportaje que hoy publicamos en nuestro blog. Es un poco más extenso y estuvo publicado con anterioridad. Tenemos el recorte del periódico, pero buscamos el enlace infructuosamente.
No obstante es igualmente grato poder saber qué leyeron sobre nuestro pueblo los argentinos de 1936. Les llegaban noticias de un país inmerso en una cruenta guerra civil; muchos de nuestros compatriotas incluso huyeron al país hermano buscando seguridad y paz. Pero también les llegó, el 24 de octubre de 1936, en la revista "Caras y Caretas" la noticia de un pueblo trabajador y emprendedor, un pueblo que fabricaba "cigarreras" (en vez de petacas) y carteras;  de un pueblo que había sabido hacer de la fabricación de los artículos de piel un arte y un floreciente negocio en el que, miren ustedes por donde, el principal mérito, la originalidad y la especialidad eran debidos a la tarea de las costureras.
Hoy hemos sabido además que la guapísima costurera de la fotografía es la ubriqueña María Villalba Marín, la abuela de Ana Maza. Ana era hermana de Carmen (madre de Quiteria), Paco, Cosme, Adolfo y Atanasio (algunos de ellos cantaores flamencos), éte último padre de Atanasio.
María Villalba solo tuvo un hijo, Adolfo Maza, padre de Ana Maza que ha sido quien ha reconocido a su abuela esta entrada y nos ha hablado de María y su familia. Muchas gracias, Ana.

Esta entrada está dedicada a todas las costureras ubriqueñas, que  imprimieron calidad y originalidad a los trabajos  en piel de Ubrique.
¡Va por ellas!


Fabricación de cien mil cigarreras y cincuenta mil carteras anuales


Ubrique es un lejano pueblo de la provincia de Cádiz que abastece a España entera y a parte de América de cigarreras, carteras, bolsos y en general de toda clase de artículos de piel. Está situado en un valle estrecho y la mayor parte de sus ocho mil habitantes viven consagrados al trabajo que ha hecho célebre al pueblo: la confección de cigarreras y carteras.
Exactamente, no se sabe cómo en este remoto lugar de Andalucía brotó la industria de la fabricación de artículos de piel. Parece que tuvo su origen a mediados del siglo pasado, fecha en la cual un vecino del pueblo montó una rudimentaria y modesta fábrica de cigarreras baratas. Después la industria se fue ampliando y comenzaron a instalarse nuevas fábricas, cada vez más perfeccionadas.
Las cigarreras de Ubrique, las carteras de Ubrique, los bolsos de Ubrique que conquistaron pronto el mercado español. Eran de la misma piel que los de otras ciudades competidoras, estaban fabricados siguiendo los mismos procedimientos, pero tenían un raro mérito: el cosido a mano, en el que las mujeres de Ubrique demostraron una maravillosa habilidad.
Hoy Ubrique ha acaparado no solo el mercado español, sino parte del extranjero; tiene treinta y tantas fábricas de artículos de piel, donde trabajan, entre hombres y mujeres, cerca de dos mil personas.
Hay que agregar que Ubrique es un pueblo feliz, sin conflictos sociales, sin paros y sin hambre.
La piel con la cual se fabrican las petacas y las carteras que han dado fama a Ubrique no es de allí, naturalmente. La importan casi siempre de Valencia o de Barcelona, y procede de muy diversos y lejanos países: de la India o del centro de África, del Brasil o de Groenlandia. Las pieles utilizadas con más frecuencia son las de becerro, de cabra, cocodrilo, foca, nutria, jabalí, serpiente y camaleón.
Una vez en Ubrique, dentro de las fábricas, cada piel sigue un largo proceso hasta que queda a punto para ir a la sección de confecciones. Primero es abrillantada por medio de una máquina eléctrica; después, planchada y estirada; luego se le rebaja el grosor. Por último, pasa a la mesa de preparar, y de allí, convertida ya en varias cigarreras, carteras o monederos, sale a la calle y es repartida entre las distintas operarias que, dentro de sus casas, cosen para las fábricas.
Uno de los fabricantes más importantes de Ubrique declaró recientemente que se exportan por año cien mil billeteras y cincuenta mil carteras. Todo el mercado español, como el de algunos países europeos y gran parte de los de América, pertenece en este ramo al pequeño pueblo que surge al pie de la sierra de Ronda.
Las fábricas trabajan durante todo el año con igual intensidad y jamás se cierran. Hay épocas de año en que se producen más. Suele ser en las vísperas de las Pascuas y de la festividad de San José.
Recorriendo las calles pintorescas de Ubrique, el turista podrá ver, ante cada puerta, grupos de muchachas dedicadas a la costura a mano de cigarreras y carteras. Son las famosas operarias que han labrado el esplendor del industrioso pueblo. Con una paciencia extraordinaria y una habilidad que se va transmitiendo de generación en generación, cada obrera de Ubrique cose diariamente seis, ocho y hasta diez cigarreras o carteras.


.

viernes, 26 de septiembre de 2014

Eduardo Janeiro Esquinas, con Warren Beatty

Fotograma de la película Reds (Rojos) de Warren Beatty (1981)
Nuestro primo Eduardo Janeiro Esquinas de figurante en la película
Por Esperanza Cabello
Hace unos meses recibimos, completamente consternados, la noticia de que nuestro primo Eduardo Janeiro había muerto. En aquellos días amigos y familiares nos reunimos para despedirlo y recordar los buenos momentos y las preciosas historias que habíamos vivido, en uno u otro momento de nuestras vidas, cerca de él.
De entre todo destacaba su simpatía, su cercanía, su capacidad para hacerse querer por todo el mundo. Y todos estábamos de acuerdo en que el mundo había perdido a una gran persona. Y los que lo conocimos con sus dieciocho o veinte años recordábamos, además, lo que le gustaba el teatro y el cine.
En una charla con nuestro amigo Juan Ramírez nos contó que Eduardo había trabajado en una película de Warren Beatty, en la película Reds (Rojos), que se había rodado, entre otros, en varios lugares de Andalucía, Sevilla por ejemplo. 
Juan nos contó que en tiempos vió la película y que había podido verlo. Desde ese momento hemos tenido en mente hacerle un homenaje a Eduardo con aquella película.
Hemos buscado la cinta, la hemos visto una y otra vez con mucha paciencia... y hace un par de semanas Juan nos aclaró que lo había visto vestido de árabe.
Así que hemos vuelto a la película y cuando el marcador indicaba que habían pasado dos horas, cincuenta y dos minutos y cincuenta y tres segundos hemos podido ver a Eduardo por primera vez. Con su turbante blanco y su túnica gris...
No sabemos si él conservaba el fotograma, si sus hermanas lo habían visto ni si su esposa y sus hijos habían podido disfrutar con estos segundos de película. 
Pero para nosotros es un honor y una satisfacción poder rendir este pequeño homenaje a una persona muy especial: verse en esta película debió de ser una gran recompensa para él, que tenía alma de actor.
Para Eduardo, con todo el cariño de su amigo Juan Ramírez y su prima Esperanza. 

Warren Beatty (con traje gris, a la izquierda) y Eduardo Janeiro (con túnica gris, a la derecha)




.

jueves, 25 de septiembre de 2014

La inauguración del pantano de Guadalcacín, 1908

El imparcial, 16 de febrero de 1908

Por Esperanza Cabello

Nuestras excursiones a la Biblioteca Nacional de España son siempre muy fructíferas. Encontramos datos, imágenes, curiosidades, personajes...
Hoy hemos estado leyendo el reportaje de la inauguración del pantano de Guadalcacín por el Ministro de Fomento, don Rafael Gasset y Chinchilla.


                                                           Rafael Gasset y Chinchilla
                                            Ministro de fomento con el rey Alfonso XIII

Aunque el pantano de Guadalcacín está relativamente cerca, su relación con Ubrique es solo porque una parte de las aguas de nuestros ríos van a parar a este pantano, puesto que en realidad los que lo utilizan para regar son los agricultores de Arcos y Jerez. 
De todas formas, es muy curioso leer el relato de aquella jornada histórica, que debió de significar mucho en una Andalucía deprimida y pobre, en la que no había ni pan ni trabajo.




Viaje del Ministro de fomento El Imparcial, 1908
Las obras del Guadalcacín. Inauguración
Jerez, 15 (7,45 noche)


A las ocho de la mañana salió el ministro de Fomento y las comisiones que le acompañan para el lugar en donde habían de inaugurarse las obras del pantano del Guadalcacín.
La comitiva ocupaba seis automóviles y nueve carruajes.
En el sitio en donde se había de celebrar la inauguración de tan importantes obras esperaban al ministro más de ocho mil personas de los pueblos inmediatos.
Al llegar el automóvil que conducía al ministro, aquel gentío prorrumpió en vivas y aplausos que no cesaron hasta que el señor Gasset bajó del carruaje y se aproximó a los grupos, dirigiéndoles palabras de agradecimiento por aquella manifestación de afecto que le tributaban.
El pantano de Guadalcacín tendrá gran importancia.
El embalse alcanzará una extensión de 15 kilómetros y contendrá setenta y seis millones y medio de metros cúbicos de agua procedente del Guadalcacín, río que recoge las aguas en Grazalema y Ubrique y que se une al Guadalete en La Pedrosa, lugar inmediato al vivero de Obras Públicas.
Con el agua del pantano se regarán 10.000 hectáreas de terreno, de las cuales 1.300 corresponden al término de Arcos de la Frontera y 8.700 al de Jerez, beneficiando en su totalidad a los llanos de Caulina, tierras próximas a Jerez.
La altura de la presa tendrá 34 metros.
El estudio ha sido hecho por el distinguido ingeniero de caminos don Pedro González Quijano.
Las obras tendrán que estar terminadas en el plazo de tres años.
Cuando el ministro llegó a la tienda de campaña dispuesta para la inauguración de las obras, fue saludado con vivas y aplausos.
El Arcipreste, señor Nolle, revestido de pontificial, bendijo las obras. En aquel momento, aquella multitud que presenciaba el acto guardó un silencio sepulcral.
El ingeniero Sr. Quijano me dijo que para dar idea de la cantidad de agua que contendrá el pantano, basta decir que si se llenara de vino de Jerez se necesitarían todas las cosechas desde el Diluvio Universal.

Discurso del señor Gasset

El Señor Gasset habló al pueblo y dijo:
“Ningún momento de mi vida pública ha sido tan satisfactorio como este, porque la obra del pantano de Guadalcacín es obra de redención y porque con ello se salvarán los propietarios y tendrán trabajo y pan los obreros. (Grandes aplausos.)
Esos obreros son la fuerza nacional. Esos bancales son las trincheras modernas, tras de las cuales está la riqueza que debe ser la fuerza de la patria. (Gran ovación.)
En nombre de Su Majestad el Rey inauguro las obras del pantano de Guadalcacín. ¡Viva el Rey!
-¡Viva!- contestan los obreros.- ¡Viva Gasset! ¡Viva el protector de los obreros!- repiten muchas veces.
Después de pronunciar el ministro las anteriores palabras, se encendió la mecha de los barrenos y se dispararon los cohetes.
Vivas delirantes acogieron la explosión.
Estaban inauguradas las obras. Los alcaldes de Jerez y de Arcos ofrecieron copas de champagne al ministro, y éste, antes de beber, cedió una  a un obrero.
Aplaudióse este acto estruendosamente y se repitieron los vivas entusiastas al señor Gasset.

Una escena de miseria
Después de inaugurar las obras  ocurre una escena tristísima, reveladora de la miseria que reina en este país.
Por entre la muchedumbre, compuesta en su mayoría de obreros de Arcos de la Frontera, de Paterna y de Algar, se dirige el ministro a tomar su automóvil.
Millares de voces gritan ¡Pan y trabajo! ¡Pan y Trabajo!
Un obrero de rostro cadavérico se acerca al señor Gasset y dice:
No es para nosotros, señor. Es para nuestros hijos, que mueren de necesidad.
Millares de personas repiten: ¡Es verdad! ¡Es verdad!
Mujeres y hombres, llorando, despiden al ministro y le dicen que están confiados en que sus promesas sean sinceras.
Al partir el carruaje que conduce al señor Gasset la gente prorrumpe en vivas y aplaude frenéticamente.
Desde la Angostura de Arcos se dirige la comitiva al vivero de obras públicas, y cuando hicieron alto los carruajes eran las dos de la tarde.

Almuerzo
Allí se celebró el almuerzo que ofrecía al ministro el Ayuntamiento.
A los postres, el alcalde propuso que se dirigieran dos telegramas: uno al mayordomo mayor de Palacio, reiterando la adhesión a la corona y exponiendo la satisfacción que sentían las autoridades, los diputados a Cortes y los provinciales, los presidentes de las Cámaras de Comercio y Agrícola y todos los labradores y comensales en general por las nuevas orientaciones de la política española con el triunfo de la política hidráulica, que permite confiar en la regeneración de la agricultura, y el otro telegrama, firmado solamente por el alcalde de Jerez, al presidente del Consejo de Ministros,  participándole la importancia y el entusiasmo del acto realizado y las angustiosas escenas desarrolladas en aquel país por la crisis obrera.
El señor Gasset pronunció algunas palabras de agradecimiento, y la comitiva tomó nuevamente los carruajes, regresando a Jerez, después de hacer alto por breves momentos en el cortijo de Gédula, donde sus dueños, los señores de Peña, obsequiaron espléndidamente al ministro y a las comisiones.


miércoles, 24 de septiembre de 2014

La génesis del pantano de Los Hurones

 

Por Esperanza Cabello

Quizás muchos de nosotros hemos imaginado siempre que la construcción del pantano de los Hurones fue debida a la necesidad de agua potable de la zona de la bahía de Cádiz. Sin embargo, hoy hemos sabido que la primera causa de esta construcción que tanto afectó a los serranos de la primera mitad del siglo pasado tuvo su origen en la necesidad de producir energía eléctrica. En la Revista Iberoamericana de Ingeniería y Construcción de febrero de 1924 hemos podido leer la siguiente noticia:



 




"La compañía Sevillana de Electricidad ha presentado en el Gobierno Civil de Cádiz una instancia y proyecto solicitando del Ministerio de Fomento la concesión de un salto de agua de 108 metros de altura en el río Majaceite y sección del Valle comprendido entre Cañada de la Higuera y el arroyo de Peñapargate, en los términos de Jerez y de Algar, utilizando a tal efecto las aguas de dicho río en cantidad de 3.625 litros por segundo como caudal medio, para lo cual se construirá un embalse de capacidad suficiente para regular las aportaciones del río en la medida necesaria, embalse que ocupará terrenos pertenecientes a los términos de Jerez, Arcos, El Bosque, Benaocaz y Ubrique".



martes, 23 de septiembre de 2014

La feria de Ubrique, en la guía oficial de España, 1924

Guía Oficial de España, 1924



Por Esperanza Cabello

Ayer traíamos un extracto del almanaque Bailly-Baillères de 1924 en el que se señalaba que las fiestas eran del 14 al 16 de septiembre. 
Sabíamos que también  en una época se habían celebrado las fiestas en agosto, coincidiendo con la festividad de Los Ángeles; lo que no imaginábamos era que precisamente ese año, y el la Guía Oficial de España, nos íbamos a encontrar con que la fecha de las fiestas en 1924 era el 2 de agosto:

Ubrique: Feria y mercado el 2 de agosto


¿Sería que hubo dos ferias ese año? ¿Sería que hubo dos mercados de ganado ese año? Por el momento para nosotros es una cuestión sin resolver. Quizás alguna de las dos publicaciones no fue muy estricta y solo copió lo del año anterior.
Intentaremos ver si esta duplicidad con diferente fecha se repite en los anuarios de otros años para confirmar nuestras dudas.


.

lunes, 22 de septiembre de 2014

La feria de Ubrique, en el almanaque Bailly-Baillière, 1924

 Portada del almanaque Bailly-Baillère, 1924


Por Esperanza Cabello

Bucear en la magnífica hemeroteca de la Biblioteca Nacional de España es todo un lujo al alcance de todos. Nos gusta especialmente elegir un año al azar y leer páginas y páginas de revistas buscando anécdotas, detalles, sucedidos y relatos relacionados con nuestro pueblo.
Como hace unas semanas encontramos un anuario de nuestro pueblo de finales de los años veinte en el que pudimos ver los nombres de todos los empresarios y comerciantes de aquella época (en este enlace) y suponemos que debe de tratarse del anuario-almanaque de Bailly-Baillère o de alguno muy parecido, estamos intentando encontrar la edición exacta.
Pero mientras hoy traemos un página del almanaque Bailly-Baillère de 1924 en el que hemos encontrado una referencia a la fecha de la feria de 1924.


Almanaque. Septiembre 1924


En 1924 la feria comenzaba el día 14 de septiembre, ese día comenzaba el año nuevo israelita 5684. En Madrid comenzaban a cerrarse los portales a las diez de la noche.
La feria de Ubrique terminaba el 16 de septiembre, el día de la Proclamación de la Independencia de Méjico.

El almanaque Bailly-Baillère era una "fuente de sabiduría" en la época, en él se podían consultar los más variopintos temas. Nos ha llamado la atención la "Vaca del voto" fiesta que se celebraba en Puertollano cada 8 de septiembre: se paseaba una vaca por el pueblo pidiendo limosna para pagar la propia vaca, que después se utilizaba para alimentar a los pobres.




.


.

domingo, 21 de septiembre de 2014

Sevilla, 1942

Leandro Izquierdo, Natalia Fernández, Angelita Castro,
 José Rubiales y su hijo Pepe Rubiales. 
 Sevilla,  Plaza de España, alrededor de 1942


Por Esperanza Cabello

A veces encontramos fotografías que teníamos totalmente olvidadas o que nunca habíamos visto. 
Este es el caso de esta fotografía familiar de hoy. Buscando datos sobre la Plaza de España en Sevilla hemos encontrado esta fotografía de nuestros abuelos con una pareja de amigos y su hijo.
Calculamos que debe de ser de 1942, que nuestra tía María Remedios, la hija pequeña de Leandro y Natalia, ya habría nacido, y quizás el viaje fuera para una visita al médico o similar.
En cualquier caso, una fotografía entrañable,  testigo de una época difícil pero llena de esperanzas.


.

sábado, 20 de septiembre de 2014

El crimen de Benaocaz en la Revista de la Guardia Civil

 Revista técnica de la Guardia Civil
Agosto de 1924


Por Esperanza Cabello

Hemos seguido investigando un poco sobre el crimen de 1924 en Benaocaz, y hemos encontrado en la Revista de la Guardia Civil de agosto de 1924 (en la BNE) la estadística mensual del trabajo del Instituto en la zona la referencia al hallazgo del cadáver en la cueva.
Esta es la transcripción de la noticia:


Fotografía de Pedro Janeiro


El servicio del Instituto
 

El curioso grabado que publicamos en el presente trabajo nos recuerda infinidad de servicios de investigación criminal que la fuerza del Cuerpo a diario realiza.

La estadística mensual hecha con extremado esmero nos dice mucho de la labor de los guardias civiles. Para no ir más lejos, tomaremos nota de la del mes último.

Delincuentes aprehendidos, 2.811; requisitoriados por delitos antiguos que han sido capturados en dicho mes, 410; denuncias de caza, 963; detenidos por uso de armas indebido, 5.610; contrabandos aprehendidos, 2; armas recogidas, 688; denuncias forestales, 540, y de pastoreo abusivo, 3.055, con 133.327 cabezas de ganado expulsadas de los montes por intrusión indebida; deteniendo por esta clase de daños en la riqueza rural y forestal a  3.221 personas y además muchos auxilios en siniestros, incendios, accidentes, socorro a indigentes, heridos, etc., Y nada diremos del servicio de trenes, de conducción de toda clase de presos y penados, concentraciones, etc., que esto requeriría muchos números y espacio.

Todos los servicios son igualmente importantes, pero los que merecen la preferencia después del sostenimiento del orden público, misión principal del Instituto, son los de policía judicial.

En la presente fotografía, tomada con motivo de uno de los servicios incluidos en la anterior estadística, aparece el probo e inteligente Juez (1) don Francisco Igueravides y el bizarro Teniente (2), Jefe de la línea de Ubrique (Cádiz), Sr. Romero Macías, satisfechos del éxito de sus acertadas gestiones en esclarecimiento de un asesinato al lado del digno y activo Cabo (4) D. José Caro y guardia (6) D. José Sánchez, aprehensores del asesino; del Cabo (5) D. José Hernández, que cooperó eficazmente en las investigaciones y algunos guardias civiles más, alguaciles, periodistas y obreros que ayudaron a extraer el cadáver de la víctima de la cueva (que se ve al fondo del grabado) donde la víctima había sido enterrada.


.

Benaocaz, 1924: un crimen descubierto

Benaocaz (Cádiz) Crimen descubierto. 1. Teniente señor Romero (2 y 3) cabos don José Caro y señor Hernández (4) juez señor Iguezaride (5) el corresponsal de prensa señor Calatayud, que contribuyeron al descubrimiento del hecho. En óvalo: Juan Vallejo Gutiérrez, que ha sido detenido como autor del  crimen.
Fotografía: Janeiro


Por Esperanza Cabello

A veces investigamos en la prensa de principios del siglo pasado y encontramos asuntos muy antiguos y seguramente olvidados. Hoy no se trata de ningún asunto agradable, sino de un crimen. Un anciano benaocaceño había desaparecido en 1924 y fue encontrado asesinado en una cueva tres mese más tarde.


20 de julio de 1924



"Hace unos tres meses desapareció en Benaocaz (Cádiz), el anciano Francisco Gómez Domínguez, que se dedicaba al trabajo del campo, y cuantas gestiones hizo su familia para encontrarlo fueron inútiles.
Después de activos servicios prestados por la Guardia Civil, ésta ha encontrado en una cueva el cadáver de un anciano, completamente mutilado."





Nuestro tío Pedro Janeiro debía de ser colaborador habitual de la revista "La Unión Ilustrada", pues ya hemos encontrado varias publicaciones de la zona de la sierra en esa época y siempre están ilustradas con sus fotografías.


.