domingo, 31 de marzo de 2013

Ubrique, la Villa de las Cien Fuentes

Diploma otorgado por el proyecto "Conoce tus Fuentes" al pueblo de Ubrique
"La Villa de las Cien Fuentes"


Por Esperanza Cabello

Ayer escribíamos sobre las nuevas fuentes de la Sierra que acabábamos de catalogar, explicando que habíamos llegado a las ciento veinte fuentes.
Pues entre esas diez se encontraba la fuente de Janeiro, que hace, en nuestro cómputo particular, el número ciento quince de entre las fuentes de la Sierra y el número CIEN de las fuentes de Ubrique.
Como ustedes recordarán, hace poco más de dos años empezamos una andadura que nos parecía muy difícil: catalogar las cien fuentes de Ubrique de las que nuestro padre hablaba en su libro "Ubrique, piel al descubierto" (1992).
 Al principio era una tarea muy complicada:  buscar la fuente, fotografiarla, señalarla con el GPS, buscar en mapas los términos municipales, ver el caudal, el tipo de rocas, el tipo de agua... Y pensábamos que no seríamos capaces de completar nuestro empeño.
Pero nos dimos cuenta de que era realmente mucho más fácil que todo eso, al  catalogar las primeras ya teníamos casi todo el camino andado y nuestra mayor dificultad ha sido esperar a que lloviera abundantemente para que fueran "reventando" los manantiales y así poder hacer fotos con mucha agua.
Además los responsables del proyecto: Luis, Antonio y Virginia, han estado todo el tiempo dispuestos a echar una mano y, cuando nos hemos equivocado o hemos tenido alguna dificultad en alguna ficha hemos contado con ellos en todo momento. 



La fuente Janeiro: la fuente número CIEN en nuestro catálogo
Fotografía: Manuel Cabello Izquierdo

Cuando nos quedaban pocas fuentes para llegar al número cien, nuestro hermano Manolo vino con unas cuantas "capturas" hechas en la finca de nuestro primo Juan de Dios Carrasco Janeiro, y nuestra sorpresa fue muy grande al ver que una de las fuentes se llama precisamente fuente Janeiro (la madre de Juan de Dios y nuestro padre eran primos), y fue justamente esa fuente la número cien.

Al catalogar esa fuente conseguíamos, después de dos años de trabajo, materializar la idea de nuestro padre: hacer que Ubrique constara como "Villa de las Cien Fuentes". Ya solo quedaba que nos lo certificaran nuestros amigos del proyecto. Puestos en contacto con ellos no solo no tuvieron ningún inconveniente en otorgar a Ubrique el nombramiento de "Villa de las Cien Fuentes", sino que lo hicieron en un tiempo récord, porque queríamos entregarlo al ayuntamiento durante el homenaje que hicieron a nuestro padre el Día de Andalucía.


 La concejala Josefina Herrera recoge el título que otorga a Ubrique
el nombramiento de "Villa de las Cien Fuentes"


Y el 28 de febrero entregábamos al Ayuntamiento de Ubrique el nombramiento de "Villa de las Cien Fuentes", que acuñara nuestro padre y que habíamos conseguido refrendar inventariando las primeras cien fuentes en el catálogo del proyecto. Pinchando en este enlace llegamos a las fuentes de nuestro pueblo. Ahora solo queda que el ayuntamiento decida basarse en esta riqueza natural y patrimonial para mejora de nuestro pueblo.




Finalmente, nuestros amigos del proyecto nos enviaron, a título particular, un reconocimiento para nuestra madre por la tarea que hacemos poniendo en valor el patrimonio natural e histórico-cultural de Ubrique.
Queremos agradecerles públicamente la amabilidad y el afecto que nos mostraron preparando y enviándonos estos títulos, y esperamos llegar también ¿por qué no? a las doscientas fuentes, si no de Ubrique, al menos de la Sierra.


.

sábado, 30 de marzo de 2013

Seguimos sumando fuentes en la Sierra: ya son ciento veinte

El agua en la Calzada Romana
Fotografía de Manuel Cabello


Por Esperanza Cabello

Ya hace muchos meses que  estamos dedicándonos a colaborar con el proyecto "Conoce tus fuentes", y nuestro trabajo va dando poquito a poco sus frutos: Hoy les traemos diez nuevas fuentes, unas están en el término de Benaocaz, y otras en el de Ubrique, pero son todas fuentes de la Sierra.
Con esta nueva entrega hemos conseguido poner a nuestro pueblo en un lugar muy adelantado en cuanto al número de fuentes inventariadas, y hemos dado un achuchón al número de fuentes de la provincia de Cádiz, que, al día de hoy, tiene 466 fuentes inventariadas. La verdad es que ocupamos, como provincia, un lugar poco destacado, porque solo están detrás de nosotros Huelva y Sevilla.
Así que queremos agradecer de nuevo a todos los que nos ayudan, informan y acompañan la atención que tienen con nosotros y también queremos animar a todos los que saben de la existencia de fuentes en la zona para que las cataloguen o, en cualquier caso, nos lo digan para que las podamos catalogar.

 
111.  Nacimiento de la Esparragosilla
Fotografía: Leandro Cabello


 112. Fuente de las Mezquitillas
Fotografía: Leandro Cabello


 113. Pozo de don Fernando
Fotografía: Manuel  Cabello
 114. Fuente de las Tres Piedras
Fotografía: Manuel  Cabello


 115. Fuente Janeiro
Fotografía: Manuel  Cabello
Esta es la fuente número CIEN de las de Ubrique


 116. Fuente Medianera del Taraje
Fotografía: Manuel  Cabello


117. Lagunilla de los Membrillos
Fotografía: Manuel  Cabello
118. Laguna de Pazos
Fotografía: Manuel  Cabello
119. Fuente de Pacitos
Fotografía: Manuel  Cabello
120. Fuente de Lavar
Fotografía: Manuel  Cabello

viernes, 29 de marzo de 2013

1934: Bajan los precios de los autobuses

 Autobús Ubrique-Jerez 
Las Cumbres, 1930
Fotografía recuperada por Manuel Cabello Janeiro


Por Esperanza Cabello

El transporte de viajeros desde Ubrique fue bastante complicado al principio. Los primeros viajes se hacían en unos pequeños autobuses en los que había dos precios diferentes para los dos departamentos. El primero,"la berlina", estaba cerrado y tenía una sola fila de asientos; el segundo, "el interior", tenía más asientos, y los billetes para este segundo eran más baratos.
El autobús de la fotografía, matriculado en 1930, fue el segundo que hizo la línea Ubrique-Jerez, el primero era de 1928 (pinchar aquí para verlo).


Matrícula del autobús Ubrique-Jerez




Además hemos visto que se hicieron grandes esfuerzos por acercar los transportes públicos a la población, y que incluso se hicieron rebajas en los precios. Este es un anuncio del ABC del 2 de enero de 1934.





El dueño de la empresa, Sebastián Peña Gómez (aún no sabemos si es de la familia Peña de Ubrique o de la de Villamartín) anunciaba que se mantendría la rebaja de precios de los billetes que se había iniciado en 1932. Ir a Jerez costaba 8 pesetas en Berlina y 6,25 en el interior. El viaje a Sevilla costaba 14 pesetas en Berlina y 12 en el interior.


.

jueves, 28 de marzo de 2013

Los "auténticos" Benedictinos de Ubrique


Convento de Capuchinos de Ubrique
Cuando aún no existían las carreteras en nuestro pueblo
Un detalle muy curioso: se ve el cementerio de San Bartolomé, inaugurado en 1900.


Por Esperanza Cabello

Tenemos unos colaboradores rápidos y eficaces. Hace apenas diez horas que hablábamos de los chocolates de los Reverendos Padres Benedictinos que doña Ana Zarco vendí een Ubrique, cuando nuestro amigo Pedro Jesús Domínguez Rincón nos ha enviado un enlace al periódico La vanguardia, del 18 de agosto de 1988.
En él se relata un tremendo escándalo que sucedió en nuestro pueblo con varios monjes falsos y una "buena señora" que vivía con ellos. 
Conocíamos este relato, ya que nuestro amigo José María Gavira lo había publicado en Mediodía (pinchar aquí para leer el artículo), pero lo transcribimos tal cual pudieron leerlo hace casi ciento treinta años.



Queremos agradecer a Pedro Domínguez que haya estado tan pendiente y nos haya permitido seguir hablando de los Benedictinso de Ubrique, sean chocolates o monjes falsos.


.

1915. Los chocolates de los Benedictinos llegan a Ubrique

Publicidad de los Chocolates Benedictinos


Por Esperanza Cabello

Hoy nos han contado una historia extraordinaria: hace casi cien años llegó a Ubrique una nueva moda: la adquisición y el consumo de ciertas delicadezas gastronómicas no aptas para todos los bolsillos.
Por lo visto existía una marca de chocolates, el de los Reverendos Padres Benedictinos que había hecho furor en la capital de reino.
En la página de la historia de la publicidad    podemos leer lo siguiente: 



CHOCOLATES DE LOS RR. PP. BENEDICTINOS
De siempre, el "toque" religioso en algunas exquisiteces, ha querido venderse como sinónimo de calidad, desde bebidas hasta dulces y pastelitos. Si además se incluía la medalla del santo (San Benedicto), ya nadie dudaría de la bondad de esos alimentos. Pero había más, y era que el único distribuidor-vendedor en Madrid era el legendario y exquisito restaurante Lhardy. (Nuevo Mundo).



Y una ubriqueña muy conocida, doña  Ana Zarco, tenía un comercio en el que consiguió, después de varios intentos, hacerse con la representación de esos chocolates tan renombrados.
En el Blanco y Negro del siete de noviembre de 1915 hemos encontrado el correspondiente anuncio:






 

miércoles, 27 de marzo de 2013

Buscando "La casa de las maestras"

 Algunos alcornoques sobresalen por encima de los olivos del Cerro Mulera
Fotografía: Esperanza Cabello


Por Esperanza Cabello
Fotografías: Luis Eduardo Rubio


Nuestro tío Prudencio nos ha enviado un artículo muy interesante sobre Pedro Bohórquez Piñero, Pedro "El Chico", un personaje de nuestro pueblo, para nosotros de una importancia y una relevancia absolutas.
Ya hace un par de años estuvimos investigando sobre, Ángeles Bohórquez, su hija, la primera maestra por oposición de Ubrique, y sobre Sebastiana, su hermana, la primera gaditana que hizo estudios de bachillerato en la provincia. También hemos sabido de su mujer, Juana Gómez Tocón, la que encabezó el escrito de las "abuelas coraje" a la reina Isabel II, pidiendo que se aboliera la ley de quintos, o de su hijo sixto, masón, o de su hijo Cristóbal, asesinado en Benaoján junto a Guillén. 
Para nosotros resulta apasionante ver cómo en una sola familia se pueden agrupar tantas personas conocidas y de mérito popularmente reconocido.


Parece que se vislumbran los muros de una antigua casa



Así que cuando supimos que existía un lugar en el Cerro Mulera que había sido el hogar de los Bohórquez Gómez, que lo llamaban "La casa de las maestras" y que Pedro Bohórquez había trasladado alrededor de la casa montones de tierra de otra finca para poder plantar alcornoques para sus hijos, nos pusimos a buscar el lugar.
Nos fuimos hacia la parte superior del cerro y desde allí estuvimos buscando, entre olivos y encinas, algún rastro de alcornoques.  Se veían claramente, así que nos dirigimos hasta el el lugar.
Efectivamente a pie de carretera se veía una antigua edificación.



Efectivamente, es una construcción en ruinas


Nos acercamos un poco y estuvimos viendo el claro. Un montoncito de alcornoques rodea las ruinas de una edificación que debió de ser importante, se trataba de una casa de dos plantas, construida en un lugar increíble, con unas vistas magníficas.


 Entre encinas y olivos, encontramos la casa y los alcornoques


Es emocionante pensar que en aquella casa, en la casa de las maestras, existió hace más de un siglo una familia liberal, culta, natural, dedicada a fomentar los valores que ahora tanto propugnamos y ejemplo para muchos.



Las ruinas de la "Casa de las Maestras"
En un lugar excepcional

Se trata, sin lugar a dudas de un lugar excepcional, donde, después de Pedro Bohórquez,  más de un ubriqueño ha pensado en asentar su hogar y disfrutar de la vida y la naturaleza en paz . Es un lugar que te invita a sentarte y reflexionar, a plantearte la necesidad de las prisas, de los agobios, de la impaciencia de la vida actual.


La vista desde la casa sobre el pantano y Cardela es impresionante
Fotografía: Luis Eduardo Rubio

Nos ha impresionado encontrar la "casa de las maestras", y nos ha entusiasmado ver esos alcornoques que Pedro Bohórquez se empeñó en plantar, aunque para ello tuvo que acarrear la tierra necesaria en sus burros durante días y días, y que cavar él mismo hasta conseguir dejar la tierra preparada para que los árboles crecieran robustos y fuertes a pesar de lo poco adecuada  que era la zona.



.


martes, 26 de marzo de 2013

Don Pedro Bohórquez Piñero

Alcornoques plantados por Pedro Bohórquez Piñero
Fotografía: Luis Eduardo Rubio Bernal



SOBRE PEDRO EL CHICO

Por Prudencio Cabezas

Aún se conservan algunos ejemplares de la plantación de alcornoques que hizo en los últimos años de su vida en la finca de su propiedad situada en la cara sur- oeste del Cerro de Mulera, un ubriqueño memorable.-Debió ocurrir sobre 1.870.-
Esta finca que en la actualidad pertenece a sus herederos fue llamada en un tiempo “De las Maestras”, por así designar el pueblo a las hijas de Pedro el Chico.-
Su nombre y apellidos eran Pedro Bohórquez Piñero y familiarmente se le llamaba así no porque fuera de pequeña estatura sino porque tenía un primo hermano doble que era de considerable corpulencia, (Pedro Bohórquez Piñero , el Grande,  que siendo alcalde de la Villa mandó construir el importante puente, en aquellos tiempos, que permitía el acceso  a la Dehesa de Barría en la época de lluvias).
A este español le tocó vivir las guerras fratricidas, que ha sido el lamentable destino, en el pasado de nuestros pueblos.-Y como  todo español pensó y creyó que la única forma de curar nuestros males sociales era la acción política. Y en esta convicción, tuvo protagonismo en el conato de cantón de Cádiz  cuyo principal fue el gaditano Fermín Salvochea. En el breve tiempo que duró la sublevación,  nuestro paisano llevó la dirección de relaciones exteriores  dirigiendo la responsabilidad del telégrafo de la ciudad.-
El canónigo de Grazalema Mateos Gago, siempre fiel a su destino negativo de desprestigiar a todo opositor, lo retrata en sus memorias “ con su barba de chivo”, de profesión labrador y arriero.-
Los avances de la técnica de transportes de mercancías y personas, trenes y coches, hace que el oficio arriero perdiera la importancia que tuvo hasta el siglo XIX.- Hacía el servicio de Ubrique a Cádiz y su asiduidad le permitió adquirir una vivienda en la capital donde estudiaron sus hijos y le relacionaron  con  el espíritu liberal del cual era vanguardia la capital de nuestra provincia.-
Sofocada la intentona, fue desterrado a Portugal.-


                                                             Hijo de Pedro "El Chico"
 


Había perdido a su único hijo varón, Cristóbal, en una escaramuza entre su pequeña fuerza de voluntarios, con las tropas regulares en las afueras de Benaoján.-Parece ser que contagiados de la mentalidad de los “pronunciamientos”, el diputado Guillén y el arquitecto Bohórquez Gómez, se dirigían a Ronda con su pequeño ejército de voluntarios mal pertrechados  y peor entrenados, donde los liberales de la ciudad le habían prometido ayuda, que después le negaron. Desorientados se dirigieron hacia la villa citada donde los aniquilaron con regocijo de algún cronista desalmado.-
Posiblemente de este suceso venga el dicho de los viejos republicanos de Ubrique: “ De Ronda ni el Divino Pastor”.
¿Es humano alegrarse de la muerte de algún ser humano aunque hubiese sido nuestro enemigo?

Volvemos a coger el hilo de la vida ejemplar de nuestro paisano Pedro el  Chico:
De vuelta a su pueblo reanudó su vida profesional, de lo cual hay constancia por varias cartas que por gentileza de D. José Vallejo (q.e.p.d), como administrador de los Herederos de D.Bartolomé Bohórquez Rubiales - diputado en la Restauración y primo de Pedro, el Chico- conservaba e hizo llegar a la descendencia de nuestro protagonista.- Después de referirse en varias de estas misivas a asuntos de granos y cosechas cuya administración debió haberle encomendado su primo, hay una singular en la que con sencillez, le pide, creo recordar, cuatro mil reales para adquirir los útiles para montar una escuela de niñas que llevarían sus hijas y que alfabetizó a la mayoría de las niñas de Ubrique hasta el primer tercio del siglo XX.-


Primera maestra de Ubrique por oposición
 


Manolo Janeiro Carrasco (q.e.p.d) me refirió la siguiente noticia que a él le habían contado coetáneos supervivientes de su antepasado Pedro el Chico y que completa la egregia figura de este prócer silenciado.-
Dueño de una parte de la Cabezuela  y de la antes referida del Cerro de Mulera, tuvo el empeño de plantar alcornoques en esta última cuya tierra decían no era apta para ellos según la opinión reinante.-
Por aquel tiempo no existía la carretera actual del pantano y la vereda de herradura que había pasaba por delante de su casa.-




 Los alcornoques mirando al pantano (que aún no existía)
Fotografía de Luis Eduardo Rubio

Para realizar su propósito abrió hoyos de suficiente cabida y los llenó de tierra que traía con sus acémilas de la Cabezuela, donde sembró bellotas de las que aún se conservan varios ejemplares.-
Satisfecho proseguía su labor hasta bien entrada la tarde, cuando comenzaban a pasar los arrieros con sus mulos y burros cargados de carbón.- La mayoría se detenían para comprobar la constancia y voluntad de aquel hombre mayor.- Alguno que otro, interroga desconcertado, “Señó Pedro, ¿ para qué siembra árboles cuyo fruto no ha de coger?.Y Señó Pedro: la vida continúa después de nuestra muerte; y alguien los cogerá y tal vez alguien lo agradecerá.- Y el arriero remachaba su idea: El que venga atrás que arree.-
Pedro el mal llamado Chico, insistía: No hombre al que viene detrás hay que ayudarle para darle la oportunidad de llegar el primero.-
En las tardes de principio de verano cuando el ocaso tiñe de púrpura  los tajos escarpados del Salto del Pollo, dolorido y satisfecho regresaba al pueblo; tal vez pensara que en nuestro pueblo predominan los arrieros que no piensan en los que vienen detrás.-
Habrá alguien que juzgue exagerados los encomios que dedico a esta recia figura pero yo no encuentro otros para recordar que en el siglo XIX se  anticipara y concretara su vida en crear escuelas y sembrar árboles pese a las experiencias dolorosas a que le habían llevado sus ideales.-

Quesos con Arte

Cartel de la exposición "Queso con Arte"

Este artículo está extraído de la página "Pintores de Ubrique", publicado por Manuel Ramírez.


Con motivo de la V Muestra del Queso Artesanal de Andalucía que se desarrollará en Villaluenga del Rosario durante los días 6 y 7 de abril de 2013 en la jornada de ayer sábado se inauguraba en esta localidad vecina la muestra de pintura 'Quesos con Arte' que podrá ser visita hasta el próximo 7 de abril y en la que están presentes José A. Martel Guerrero, Paco Gil Fernández y Antonio Benítez Román, que con sus obras ilustrarán esta V Muestra del Queso "como puesta en valor de su gente, sus costumbres y la sostenibilidad de su hábitat natural".



 Inauguración de la Exposición


 Tal como indican los organizadores "se cuenta con tres Pintores de la comarca, José Antonio Martel Guerrero, Paco Gil Fernández y Antonio Benítez Román, que han trabajado con esmero y sentimiento para realzar a base de luz y color una obra que ofrece una muestra del mundo rural de los 'Pueblos Blancos' y comarcas adyacentes; en definitiva, se pueden contemplar pinturas que rememoran la etnología de sus pueblos, dejando constancia de personajes, oficios, costumbres o utensilios que están en desuso o a punto de desaparecer, y que enaltecen, a su vez, el trabajo del Pastor, el valor de la fauna autóctona y las tareas diarias de los pueblos".

Los pintores y el alcalde de Villaluenga presentan la exposición "Queso con Arte"



"Los Artistas, pertenecientes de la "Escuela Martelina", presentan una pintura de marcado carácter figurativo y temática costumbrista, cualidades ambas que facilitan la complicidad de cualquier tipo de espectador que decida recrearse en alguno de los diferentes cuadros que completan esta exposición.
Tríptico con obras Se podrían resaltar, entre otras muchas cualidades, la naturalidad con que aparecen representados los diversos personajes, el contraste del paisaje o la ternura con la que esta pintura plasma el espíritu de la naturaleza.
Todo un acto de conciliación con ese entorno que habitamos y que, estableciendo una relación de completa reciprocidad, también habita en nosotros."

lunes, 25 de marzo de 2013

V Feria del queso en Villaluenga


Cartel de la Feria del queso artesanal de Villaluenga del Rosario
Por Esperanza Cabello

La quinta muestra del Queso Artesanal de Andalucía tendrá lugar en Villauenga del Rosario el fin de semana del 6 y 7 de abril de 2013.
Entre las actividades programadas para este evento queremos destacar la exposición "Queso con Arte", de los pintores José Antonio Martel, Francisco Gil y Antonio Benítez.
También habrá varios talleres gratuitos: taller de ordeño, taller de elaboración de yogur y taller de elaboración de queso.

Adjuntamos el programa de la muestra: 
Villaluenga: Cuna del queso Artesano

Cómo hacer unas sopas de espárragos a la manera de abuela Esperanza

Ingredientes para hacer una sopa de espárragos


Por Esperanza Cabello

Dentro de poco ya no nos sorprenderán muchas cosas, pero hoy hemos tenido una sorpresa: Nuestra madre nos ha explicado cómo hacer una sopa de espárragos y mientras nos explicaba  nos ha preguntado "¿Lo pondrás en internet?"
Así que aquí estamos, explicando cómo se hace una sopa de espárragos de la sierra, y eso que no pretendemos, ni mucho menos, hacer un blog de cocina.
Se trata de un plato tradicional, muy económico y saludable, que se hace, sobre todo, en esta época del año. Decimos que es muy saludable porque lo primero que hay que hacer es ir a buscar espárragos. La verdad es que tenemos suerte y en el Amarguillo podemos encontrar unos cuantos cada vez que damos un paseíto. 
Además de los espárragos hacen falta un par de ñoras, un poco de pan duro, un par de ajos y una cebolla.

 Los espárragos y las ñoras en remojo

 Nuestra madre ha cortado los espárragos, cortando con las manos la parte más tierna, y los ha puesto en un poco de agua fría, dice que así se les quita un poco el amargor. También hay que poner las ñoras cortadas en remojo con un poc de agua calentita, para rehidratarlas.

 
 Se fríen los ajos y la cebolla

 Mientras se rehidratan las ñoras freimos un par de ajos y una cebolla pequeña, depués refreimos la ñora y una rebanadita fina de pan duro. Batimos todo el refrito en la batidora y lo ponemos a hervir en un litro de agua con un poco de sal. También hervimos los espárragos.



 Cortando el pan en rebanadas muy finas


 En quince o veinte minutos ya estará lista la sopa de espárragos. Como nos gustan con huevos, pusimos un poquito en un cazo y cuajamos un huevo dentro, mientras fuimos cortando el pan en rebanadas muy finas y poniéndolo en los platos.




Ya está lista la sopa

Sobre esas rebanaditas de pan echamos la sopa con el huevo, y ya está lista la sopa de espárragos. Un plato fácil, tradicional, económico y delicioso.
¿Ustedes gustan?


.

domingo, 24 de marzo de 2013

Una entrada reivindicativa: el coche rojo delante del garaje.


En toda la puerta del garage
Los aparcamientos de la Plaza de la Verdura

Por Esperanza Cabello

Normalmente el tono de este blog es, o al menos intenta ser, afectuoso, sereno, conciliador y moderado (a veces sale un poco apasionado, depende de los temas).
Pero hoy quiero hacer (y lo hago por segunda vez en primera persona, femenino singular) una pequeña reivindicación, una llamada al respeto a los señores y señoras conductores y una señal a quien corresponda poner orden en este lío.
Me refiero a todas las veces (demasiadas) que no podemos entrar o salir de nuestras casas porque hay un coche aparcado justo en la puerta:






 Ayer por la tarde se celebraba el Concurso de Gañotes de Ubrique y, como habían anunciado en la radio, iba a tener lugar en el local de la Asociación de Vecinos de la Plaza de la Verdura.
Lelgó la hora del concurso y... mira qué bonito: un precioso coche rojo (no sabemos de quién es) estaba aparcado justo en la gran puerta de garage que acogía la celebración del concurso. Justo delante de la puerta de garage, en medio de una plazoleta típica y sobre una preciosa raya amarilla.
Unos y otros fuimos entrando como pudimos, esquivando en la medida de lo posible el coche. Pero una vez conocido el fallo del jurado, y dada la gran aglomeración de personas reunidas en el antiguo café de Janeiro, nos fuimos trasladando a la Peña Flamenca.


El coche no permite la salida de los asistentes al concurso de gañotes


Al ir a salir del local muchos de nosotros no sabíamos por dónde íbamos a pasar. Por lo visto habían intentado ponerse en contacto con el dueño o la dueña, pero no había dado señales de vida. Nos paramos un segundo a ver las caras desconcertadas de los que pretendían salir, porque al otro lado del alcorque había otro coje, también rojo y también pegado.


Los vecinos tenían que saltar para salir del local

 Unos saltaban por la izquierda, otros por la derecha. La mayoría de los asistentes eran personas mayores o con carritos que habían entrado por la puerta del fondo pero que ahora no podían ni acceder a la puerta ni pasar volando por encima del coche.



Saltando para poder salir del local

 Los más jóvenes saltaban pero para los mayores era imposible, sobre todo con un vaso de chocolate caliente que habían preparado para tomar con los gañotes. Estábamos alucinados de ver cómo unos y otros tenían que hacer malabarismos para salir.
Jóvenes, mayores, ubriqueños de a pie y concejales, todos tuvimos que ir saltando por encima de los coches y de los alcorques.
¿No va siendo hora de que organicemos el tráfico en el casco antiguo? ¿No va siendo hora de que no se permita aparcar sobre las puertas de las casas de los vecinos? ¿No va siendo hora de que despejemos la plaza de la Verdura y recuperemos una plaza preciosa para todos?
Quizás es el momento de que los responsables empiecen a planteárselo.
Gracias.


.