miércoles, 31 de octubre de 2012

Entrevista a Leandro Cabello en "Carnaval de Ubrique"

Reproducimos la entrevista publicada en "El Carnaval de Ubrique" el blog sobre el carnaval en nuestro pueblo, realizada por Jesús Viruez (Viruten) el pasado lunes.



Hoy, para nuestra tercera entrevista, tenemos la suerte de contar con Leandro Cabello. Seguramente conoceréis a Leandro por ponerle el punto y final a nuestro carnaval cada año con el "entierro de la petacabra", pero además, Leandro fue componente de agrupaciones míticas como "los peleteros del salto el pollo". Hoy, conoceremos un poco más de Leandro, del entierro de la petacabra y de su visión del carnaval.

"Antes era todo más espontáneo, pienso que ajustarse a un horario y a un programa le resta ese puntito anárquico que tiene que tener el carnaval."


Carnaval de Ubrique: Si no me equivoco, fue en el año 1992, la primera vez que se celebra en Ubrique el entierro de la patacabra. ¿Cómo surge la idea? ¿Quienes fueron los impulsores?

Leandro Cabello: Efectivamente, la de este año ha sido la edición numero 20 (cómo pasa el tiempo). En el 92 llevábamos varios años con la chirigota y participábamos en el pasacalle con el que terminaba el carnaval, una tarde en el Jazz-Tamos, el bar donde nos reuníamos, pensamos hacer algo con lo que acabar el carnaval  después del pasacalle, parecido al entierro de la sardina, aunque dándole un enfoque Ubriqueño y de ahí surgió el entierro de la patacabra carnavalesca ( normalmente la llamo petacabra) que no hay que confundir con la de verdad, que es de la que comen muchos ubriqueños y es un autentico símbolo de Ubrique. Esta solo dura un carnaval y la otra espero que no haya que enterrarla nunca.
Por cierto aquel año salimos con la chirigota las “sirenitas del fondo del enriaero” y hubo veintitantas agrupaciones.

CdU: ¿Cuanto tiempo de media se suele tardar en realizar la patacabra?

LC: La hago a ratos aunque al final se juntan un montón de horas pero de siempre me ha gustado el bricolaje y lo hago como un entretenimiento. Lo que costaba más de hacer era las andas o esparigüelas por lo que el año pasado le pedí a la concejala Pepi Gloria que la hiciéramos de hierro y así durará por los siglos de los siglos.

CdU: ¿Que ayuda recibe "el entierro de la patacabra" de parte del ayuntamiento de Ubrique?

LC: Al principio la costeábamos con los fondos de la chirigota o vendiendo pegatinas pero hace unos diez años el ayuntamiento comenzó a incluirla en el programa del carnaval por lo que desde entonces nos dan para los materiales y como he dicho, el año pasado hicieron las andas. Además se encargan de los fuegos artificiales.
También Miguel Jaén, cartonajes Oliva o curtidos Cabezas colaboran de alguna forma.
Es una fiesta que sale muy baratita.

CdU: ¿Que falta y que sobra en el carnaval de Ubrique?

LC: ¿Que quieres que te diga? Que unos servicios, que una buena orquesta , que si un alumbrado…aunque esas cosas siempre se van a chocar con la falta de presupuesto. A nivel de la petacabra cada año nos inventamos algo nuevo como la presentación en el jardín, el intento de inscribirla en el libro de los records o la petacabra infantil. Por eso creo que cada grupo o colectivo puede aportar su propia iniciativa y llevarla a cabo.

(Video del usuario uvrike)

CdU:  ¿Que diferencias encuentras entre el carnaval de ahora y el de aquellos primeros años?

LC: Antes era todo más espontáneo, pienso que ajustarse a un horario y a un programa le resta ese puntito anárquico que tiene que tener el carnaval .
El entierro de la petacabra lo tiene, aunque con los años hemos tenido que adaptarnos a cierto orden sobre todo a la hora de cortar la calle, pero eso no quita que en cualquier momento haya un cambio de itinerario o cualquier sorpresa.

CdU: ¿Que opinión te merece la figura del pregonero? ¿Crees que está lo suficientemente valorada?

LC: Creo que el pregón es un trámite que hay que pasar antes de irse a la chorizá, aunque sé que es un orgullo para algunos ubriqueños poder pregonar el carnaval de su pueblo. De todas formas se que siempre hay mas pequeñas decepciones que grandes satisfacciones aunque las decepciones se olvidan un rato después en el casco antiguo.

CdU: En 1987, formas parte de la chirigota "Los peleteros del salto el pollo" en los primeros
carnavales oficiales tras tantos años de prohibición, ¿como surgió aquella agrupación?

LC: El año anterior hicimos un intento; el concejal Antonio Martel tenía mucho empeño en fomentar el carnaval, pero no salió y Carlos el escopeta y Pepe Moreno se fueron con "los que trabajan en cuero" donde ya estaba mi hermano Manolo y eso les dio un poco de rodaje para que, al año siguiente, con ellos tres y el Salero, Kirwin, Caye, Alvaro, Sierra, Rivero, Redondo, Rafael, Jesús, Galván, Lobo, José Antonio y yo nos volviéramos a animar. Fue un carnaval que duró tres semanas a tope en el que salíamos a la calle todos los días a cantar en cualquier esquina y hacíamos salir a las vecinas y vecinos en bata.
Una anécdota fue que a pocos días de comenzar y con una tela de saco comprada para el disfraz de prehistórico encontramos tiradas un montón de pieles de potro con el pelo y con la que hicimos unos tipos la mar de resultones con el que nos “jartamos” de dar porrazos con la porra (de leña).

(Video subido por Juan Flores)

CdU: En 2011, la murga "Ni se te ocurri" trajo un gran pasodoble dedicado a Don Manuel Cabello.
¿ Conocíais (tu o algún miembro de tu familia) la existencia de ese pasodoble u os cogió por sorpresa? ¿Que te pareció?

LC: Yo no lo sabia pero mis hermanos son compañeros de Juan Pan en las Cumbres y creo que algo sabían sobre todo cuando te dicen "escucha, escucha a Juan Pan".
Que un chirigotero vestido de romano le cante algo a la persona con la que por primera vez, siendo un niño, escuché los carnavales en Cádiz y además me enseñó la cultura romana en Ubrique y que a la larga me convirtió en un aficionado del carnaval y de las tradiciones ubriqueñas pues te puedes imaginar.... otra pregunta.

Podéis leer el pasodoble en cuestión aquí -> http://manuelcabelloyesperanzaizquierdo.blogspot.com.es/2011/03/letras-de-carnaval-al-gran-consul.html

CdU: De las agrupaciones donde has participado, ¿hay alguna letra que guardes con especial cariño?

LC: En estos años en el blog de mi hermana Esperanza : http://manuelcabelloyesperanzaizquierdo.blogspot.com.es/2010/05/emergiendo-entre-lo-bello.html (una cuñita publicitaria jeje) he puesto algunas de las que más me gustaban: La del Chiriguai que terminaba... "viviste como quisiste, no caístes en la trampa". Pero vamos que si algo bueno tenía la chirigota eran las letras de Manolo Cabello y las del Escopeta y aunque es para hacer un estudio completo, el paro, la precariedad laboral, los ataque a la cultura o los problemas ambientales (creo que no los quieren arreglar para dar tema a nuevas letras) a esas cosas les cantábamos ya hace 20 años

CdU: Tras años de carnaval manteniéndose gracias a las mismas agrupaciones, como ves a día de hoy la cantera del carnaval de Ubrique?

LC: La cantera evidentemente mal, pero si usaran las energías que gastan en promocionar en las escuelas en vez del “jaloguin” para dar a conocer el carnaval quizás consiguiéramos algunos niños para la causa, claro que se necesitaría a personas que le guste de verdad los que los formaran ( esto es muy fácil decirlo aquí).
En los últimos tres años y hablando de la petacabra hemos hecho una infantil y así aportar nuestro granito de arena, cargadores y cargadoras por lo menos no faltaran en el futuro jeje.

CdU: ¿Descartas por completo volver a salir en una agrupación?

LC: Hombre por completo tampoco, que un buen contrato no le molesta a nadie. En serio, cada año,cuando nos vemos después del entierro de la petacabra, decimos que al año siguiente haremos una murguita, pues eso el año que viene veremos.

(Foto cedida por Leandro)

CdU: Por último, nos atrevemos a preguntarte ¿hay alguna idea ya en el horno para la patacabra 2013?

LC: Como este año fue un homenaje a la mujer de las curvas de la carretera de Cortes y ocurrieron muchos fenómenos paranormales, lo que tenemos claro es que tiene que ser de algo no sobrenatural y de lo que nos podamos disfrazar un gran grupo de amigos,que sea de camino un homenaje a algo significativo de Ubrique . Para terminar agradecerte que te acuerdes de mi y animarte a que sigas con el blog que como le digo a mi hemana en broma: hacer un blog es una actividad de riesgo.

Y con esto llegamos al final de esta entrevista. Desde este blog, agradecer de nuevo a Leandro su colaboración y decirle que dejamos apuntado lo de la murguita para el año que viene...
El próximo lunes, la última de las entrevistas de este tercer aniversario. No os la perdáis.

Agradecemos al blog "El Carnaval de Ubrique" que nos haya permitido reproducir la entrevista a nuestro hermano Leandro.

martes, 30 de octubre de 2012

La Cabeza del Toro

 Calzada Romana Ubrique-Benaocaz
Fotografía: Leandro Cabello


Por Leandro Cabello

  Son muchos los paseos que doy en la calzada romana que une Ubrique y Benaocaz.
 Parece que, a pesar de que es una joya de nuestro patrimonio, esta calzada no se encuentra catalogada como B.I.C.(bien de interés cultural) por la Junta.
Esta ruta, que si aparece entre los senderos señalados del parque natural, lentamente se va deteriorando y es lastimosa la imagen que presenta en algunas zonas.  Se hace cada vez más necesaria y más urgente una actuación a fin de preservarla, limpiarla y recuperarla.
Pero hoy me quiero parar en una curiosidad en la que me fijé hace unos días y que tiene que ver con la Cabeza del Toro, en este lugar se realiza una tradición ancestral como es tirarle una piedra para atraer la buena suerte, aparte marcaba una especie de frontera entre Ubrique y Benaocaz (aunque el término municipal de este último quede más cerca de Ubrique).

Es desconocido el origen de la tradición y el de representar la cabeza aunque se habla de la posible muerte de una res en estos tajos y que el ganadero la quisiera recordar.

El otro día me retiré un poco de la Cabeza del Toro, buscando una fuente que se encuentra en la cercanía y me fijé en una formación rocosa que se hay sobre el tajo y que, aunque bien parece más una esfinge, quien sabe si pudiera ser el origen de la tradición.


 La Cabeza del Toro
Justo debajo un buen montón de piedras de las que tiramos desde hace años


 
Durante la última Bajada Romana, celebrada en julio pasado, pude hablar con la ubriqueña Isabel Arenas y me contó como hacía poco le había dado un retoque con pintura al perfil de la cabeza, (menos mal que Isabel fue fiel al original y no improvisó como ha hecho alguna señora con un fresco en otra parte de España).


 Se ven las señales de las pedradas sobre toda la roca



 La flecha señala justo el lugar en el que está la Cabeza del Toro
en plena calzada romana



 Realmente esta formación rocosa nos recuerda muchísimo a una esfinge
Aunque ahora, con la vegetación, parece que tiene melena de león



  Desde la Calzada se puede ver esta formación rocosa muy conocida:  el Peñón Gordo 
En su base nos contaba nuestro padre que había un taller lítico


Es curioso cómo , a pesar de  haber recorrido este camino tantas veces, siempre queda un lugar para la curiosidad y los descubrimientos. Rondaré a la esfinge en otras estaciones, a ver qué aspecto tiene sin vegetación, y también intentaré fotografiarla desde otros ángulos, a ver si sigue pareciéndome una esfinge.


.


lunes, 29 de octubre de 2012

Promocionando la III Recreación de El Bosque


Cartel anunciador de la III Recreación Histórica de la Villa de El Bosque
Diseñado por Pablo Andréu

Por Esperanza Cabello

Hace unos días nuestro amigo Pedro J. Andréu nos envió el cartel anunciador de la III Recreación de la Villa de El Bosque, obra de su hijo Pablo Andréu.
El Bicentenario de El Bosque añadía:

"Os presentamos el cartel oficial de la III Recreación Histórica Villa de El Bosque, que este año tendrá como lema el de "Lugar de eterna memoria". La III Recreación Histórica tendrá lugar los días 23, 24 y 25 de noviembre de 2012 y está organizada por la A.H.C. Villa de El Bosque en colaboración con el Ayuntamiento de El Bosque. Esta edición viene cargada de novedades, con nuevas escenas y nuevos
personajes, que engrandecerán aun más esta recreación que aúna, a la vez, cultura y fiesta y que se está consolidando en el escaparate cultural y festivo de la provincia de Cádiz.




Una de los personajes que se incorpora en esta edición es la del guerrillero Andrés Ortiz de Zárate, apodado El Pastor, al que está dedicado este año el cartel promocional de la III Recreación Histórica. Dicho cartel está patrocinado por la Excma. Diputación Provincial de Cádiz. El cartel ha sido diseñado por el diseñador gráfico Pablo Andréu.
La III Recreación Histórica Villa de El Bosque te espera en la Sierra de Cádiz, ven a vivirla con nosotros."
Personalmente,  no necesitamos muchas invitaciones para este evento extraordinario. En las dos anteriores ediciones hemos disfrutado con todas las actividades que nos ofrecieron los bosqueños y hemos admirado la tarea tan increíble que hacen todos para conseguir que la recreación se a un éxito. Con saber que será el último fin de semana de noviembre teníamos bastante.
Pero hoy  Lucía Rodríguez y Diego Corrales nos han mandado el video promocinal que Antonio Ramírez ha realizado y, nada más ver las imágenes, ya nos hemos emocionado. Estamos deseando ver a Pepe cargar su bayoneta canturreando la Marsellesa, y a todos los bosqueños enzarzados en una lucha sin cuartel contra los invasores (sentimos mucho que te maten constantemente por ser el nuevo, Pepe) en un derroche de imaginación, arte y esfuerzo.
¡Bravo por los bosqueños! 

domingo, 28 de octubre de 2012

Ronda en el terremoto del 1 de noviembre de 1755


 Ronda, 1919

Por Esperanza Cabello

Continuamos la serie de cartas explicando los efectos del terremoto de Lisboa en la Sierra de Cádiz. En aquella época aún pertenecíamos al obispado de Ronda, y fue el obispo de esta ciudad, don Joseph Theodoro Delgado y Mentera, quien se encargó de recoger las cartas de los alcaldes de toda la sierra y remitírselas a su Majestad Fernando VI. 
Y esta es la copia la copia de una carta que se conserva en el Archivo Histórico Nacional y que fue redactada por el obispo , en noviembre de 1755 y dirigida a Su Majestad el rey Fernando VI dándole cuentas de lo acaecido en el pueblo durante el gran terremoto del 1 de noviembre de 1755, que causó grandes daños en la Península Ibérica y en el norte de África y que sigue siendo considerado el más grave que nos haya afectado: el "Terremoto de Lisboa", que provocara el maremoto de Cádiz.


Ronda, 24 noviembre 1755.
El Alcalde mayor [= teniente de Corregidor. FRT].
Da cuenta de lo ocurrido en el terremoto a consecuencia de la orden que a este fin se le comunicó por V. I.
Ilustrísimo Señor:
Muy Señor mío:
En cumplimiento de la Real Orden de S. M. (que Dios guarde), que V. S. I. me comunicó en fecha del 8 del corriente para que informe con individualidad sobre el terremoto que se experimentó en esta ciudad la mañana del día 1 de este, debo decir, con arreglo a lo que ví, y he oído a personas de todos estados , de la mayor fidelidad, y verdad, lo siguiente:
* El dicho día 1 amaneció muy claro por todo el horizonte, muy sereno, sin aires ni nubes, su temperie calurosa y, por tal, extrañas de la estación que por esta clima correspondía, pues según todos los naturales debía ser muy fría, el Sol, aunque brillaba, se observó que sus rayos y reflejos no estaban encendidos como debía ser, antes sí se notaron amortiguadoscon desmayo.
* A las diez de la mañana y un minuto o dos, así los que se hallaban dentro de las Iglesias, en las casas, Plazas y las calles, sintieron en sí desazones en los estómagos, y mareos de cabeza, sintiendo dicho terremoto en vaivenes, que en principio fue leve, pero sin intermisión se aumentó con fuerza notable.
* Con dichos vaivenes se tocaron por sí propias las campanas de la torre de la Iglesia mayor, y de otras, por algún rato, las lámparas se bamboleaban con exceso; las pilas de agua bendita pegadas a las paredes. Y las que están enmedio de algunas iglesias sobre pequeñas columnas, se vaciaron a ambos lados. Las enmaderaciones y bóvedas de los techos crujían, las columnas se meneaban notablemente , los retablos e Imágenes de Dios, de su Santísima Madre, y de los Santos colocados en ellos, y en los altares, se movían con exceso, como lo ví en la Iglesia de laCaridad, donde me hallaba oyendo la misa.
* Los aljibes o cisternas que hay en algunos conventos, y en muchas casas para recoger las aguas llovedizas, por no haber pozos manantiales, se observó que dichas aguas se subían a los brocales, dando borbotones como si estuvieran hirviendo.
* Los árboles se movían a uno y otro lado, tocando con sus copas en la tierra.
* Duró siete minutos.
* Asimismo se notó que una mina manantial de un crecido caudal de aguas, que cae al tajo, y río que siempre echa y ha echado un golpe de agua grande muy clara, sin que hasta de presente se haya descubierto su nacimiento, arrojaba dicha agua con más aumento, muy turbia, gredosa, y de color de barro, y continuó así desde dicho terremoto por tres días siguientes. Y volvió a su antiguo ser y curso.
* En la Iglesia mayor se lastimaron las enmaderaciones de su techumbre sin demasía.
* En la Iglesia parroquial del Espíritu Santo, obra muy fuerte, de las bóvedas algunos fragmentos de yeso, aunque leves.
* Y en una pared de una de sus capillas se hizo una rajura [sic] desde cerca del suelo hasta el techo, bien que no de consideración.
* En el convento de religiosas descalzas del Patrocinio de Nuestra Señora y del Señor San Joseph quedaron tres paredes principales, partidas enteramente por diversas partes desde los cimientos hasta lo alto; otras paredes no principales, lo mismo. Las bóvedas del piso de las celdas de sus religiosas, totalmente amenazando ruinas; una esquina de su dormitorio muy quebrantada, y está para dar en tierra.
* Y, en fin, todo dicho convento muy lastimado en todas sus partes, las unas más que en otras, a excepción de su Iglesia, que no ha padecido nada.
* Algunas casas quedaron lastimadas, y dos en el barrio de San Francisco se arruinaron en un todo.
* Después de dicho terremoto se levantó el aire Norte, que corrió sin demasía, haciendo mucho frío aquella tarde.
* En el campo se han caído algunas paredes de cortijos, pero ni en ellos ni en esta ciudad ha habido desgracia depersonas ni tampoco de ganados, ni de otros animales.
* Inmediatamente que pasó dicho terremoto, en la Iglesia mayor, por su Cabildo eclesiástico se manifestó a Nuestro Señor Sacramentado y se cantó el Te Deum, manteniéndose manifiesto todo el día citado, practicando esto mismoen las Parroquias, lo que se repitió por todo el día 2 siguiente, todo en acción de gracias.
* Por esta Ciudad, a proposición mía, mediante a haber experimentado la Divina Misericordia, sin los estragos que las de Cádiz, Sevilla y otros pueblos, se votó una solemne fiesta para todos los años y para siempre jamás, en dicha Iglesia mayor, por tan singulares beneficios, y en el día 16 se hizo la primera, y por la tarde salió una procesión general, a que concurrieron todas las Comunidades y Parroquias, y la Ciudad, sacando al Santísimo Sacramento
Nuestra Señora de la Asunción, y al Señor San Cristóbal, Patronos de esta dicha ciudad.
* Las Comunidades han practicado en sus conventos sus funciones particulares.
* Y la de la Santísima Trinidad calzada, sin embargo de su pobreza, ha hecho por tres días, y el uno por las almas de los que han perecido con dicho terremoto, y lo mismo está ejecutando la Comunidad de religiosas de Santa Clara, de esta ciudad.
* También hago presente a V. S. I. cómo por relación de personas verídicas seculares y eclesiásticas, que me han informado que la tarde del día vísperas del terremoto, estando en el campo en la diversión de la caza, notaron que los perros que llevaban corrían en notable alboroto, y locura, oliendo en las roturas de la tierra cada instante, cuyos movimientos extrañaron, y los atribuyeron a mutación de tiempo, que habría al día siguiente, o tempestad de aire, fundando este discurso en la experiencia que ha tocado en otras ocasiones que habíamos ido a cazar, pero nunca se ha seguido el más leve terremoto.
* Asimismo antes de amanecer el día 2 citado, se vio por algunas personas un fenómeno grande en figura de torre, sin remates, y por unas de sus partes, algunos rasgos que corrían desde Poniente al Levante, que duró no mucho tiempo, extrañando la claridad que causó por buen rato, por no ser todavía la hora del alba ni aún en mucho después.
* Y también se ha observado por tres noches contínuas como, una hora después de la oración, otro fenómeno muy encendido; su duración no muy breve.
* Y la noche del día 22, como hora de las siete y media hubo otro temblor de tierra muy ligero, que sólo se percibió.
* Por lo respectivo a los lugares de esta Jurisdicción y tesorería, hago que remitan sus informes en virtud de habérseles comunicado dicha Real Orden.
Los pasaré a manos de V. S. I. quedando en el interin el más rendido para ejecutar ciegamente las órdenes de V. S. I.
Nuestro Señor prospere la vida de V. S. I. en su mayor exaltación los años que puede y esta Monarquía necesita.
Ronda, 24 de noviembre de 1755.
Ilustrísimo Señor:
Besa los pies de V. S. I. su más rendido servidor,
Joseph Theodoro Delgado y Mentera
Ilustrísimo Señor Obispo de Cartagena, Gobernador del Supremo Consejo de Castilla.


 Jardines en Ronda
Acuarela de Antonio Valle 


"El terremoto de Lisboa, que alcanzó los 9 grados de magnitud en la escala Richter, es considerado aún hoy uno de los más destructivos de la historia. Las olas que se desataron en el sur de la Península Ibérica pudieron haber sobrepasado los 15 metros de altura, y según se tiene constancia ahogaron a 15 personas repartidas por toda la capital gaditana.
El movimiento sísmico, convertido en maremoto en ciertas ciudades como Cádiz o Conil, arrasó todo lo que encontró por delante y afectó en distinto grado a varios países como Marruecos, Portugal y España.
La envergadura de este acontecimiento fue tal que el rey Fernando VI ordenó sondear a la población. Así, se llegó a realizar una especie de encuesta preguntando a los habitantes de cada pueblo si habían notado el temblor. Del primitivo estudio de opinión se encargaron las personas más cultas de cada lugar." (El maremoto de Cádiz).
 En el magnífico libro  sobre los efectos en España del terremoto de Lisboa, de José Manuel Martínez Solares podemos leer: 

" La documentación que el Archivo Histórico Nacional había recogido pueblo a
pueblo se obtuvo a partir de una encuesta que el rey Fernando VI (que había sentido
el temblor en el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, desplazándose de forma
Los efectos en España del terremoto de Lisboa (1 de noviembre de 1755)
acelerada ese mismo día a Madrid) ordenó llevar a cabo el día 8 de noviembre al
Gobernador del Supremo Consejo de Castilla, a la sazón Obispo de Cartagena, solicitando
información sobre lo acaecido en España a causa del terremoto. Para llevar
a cabo esta encuesta se confeccionó un cuestionario que se debía contestar sin dilación,
dirigido a las personas de mayor razón de las capitales y pueblos de cierta
importancia de toda España. Casi literalmente, la encuesta contenía las siguientes
preguntas:
1. ¿Se sintió el terremoto?
2. ¿A qué hora?
3. ¿Qué tiempo duró?
4. ¿Qué movimientos se observaron en los suelos, paredes, edificios, fuentes
y ríos?
5. ¿Qué ruinas o perjuicios se han ocasionado en las fábricas?
6. ¿Han resultado muertes o heridas en personas y animales?
7. ¿Ocurrió otra cosa notable?
8. Antes de él ¿hubo señales que lo anunciasen?"
.

Setenil en el terremoto del 1 de noviembre de 1755

 Setenil en el Catálogo Monumental
Fotografía de Romero de Torres, 1908

Por Esperanza Cabello

Continuando con la serie de entradas dedicadas al Terremoto de Lisboa en nuestra Sierra, hoy le toca el turno a Setenil de las Bodegas. Y esta es la copia la copia de una carta que se conserva en el Archivo Histórico Nacional y que fue enviada por el  alcalde de Setenil, don Laureano Vicente Gamero, en noviembre de 1755  dirigida a Su Majestad el rey Fernando VI dándole cuentas de lo acaecido en el pueblo durante el gran terremoto del 1 de noviembre de 1755, que causó grandes daños en la Península Ibérica y en el norte de África y que sigue siendo considerado el más grave que nos haya afectado: el "Terremoto de Lisboa", que provocara el maremoto de Cádiz.

Ilustrísimo Señor Gobernador del Consejo.
Señor:
En cumplimiento del Real mandato de S. M., comunicado por carta de V. S. I. del día 8 de este mes, del que se me ha dado parte por el Licenciado Don Joseph Theodoro Delgado, Abogado de los Reales Consejos, Alcalde mayor, y Teniente de Corregidor de la Ciudad de Ronda y su partido, en cuya comprensión se halla esta villa de Setenil, en la que ejerzo el empleo de Alcalde mayor, debo decir:
Que habiéndome informado de diferentes personas, además de lo que yo ví, entendí y experimenté en el día primero de este mes, a tiempo que corría el reloj público de esta villa de las diez a las once, algunos minutos después de las diez y, en ocasión que la mayor parte del vecindario se hallaba convocado en su Parroquial de Santa María de la Encarnación, en la misa solemne del pueblo, al entonar el gloria se empezó a sentir el terremoto en dicha Parroquia y, aunque por algunos no se advirtió en su principio, inmediatamente que se sintieron los crujidos de las maderas, fragor de las bóvedas y bamboleo de paredes y arcos, pensaron todos universalmente ser terremoto, tan peligroso que arruinaría el templo, y así muchos salieron precipitadamente, huyendo de quedar sepultados entre las ruinas, que llegaron a temer, de la dicha Iglesia, por la altura de su
fábrica, quedando en ella algunas personas seculares conmigo, que nos hallábamos en la Capilla mayor, y algunos sacerdotes, que ocupados en el ministerio sagrado del altar, y confesionarios, aunque también advirtieron el terremoto en su principio, se mantuvieron, refugiándose en los arcos de puertas de la sacristía.
En cuyo temblor, por todos se observó haber tenido movimiento dicha Iglesia, como de Norte a el Mediodía, por tres veces, advirtiendo que en las mediaciones [sic] de tiempo que hubo, desde el primer movimiento a el segundo, y de este al tercero, y algún tiempo después de éste último temblaba el terreno, y edificio, cuyo temblor y referido embates se hace juicio haber durado de doce a catorce minutos.
Fue Dios servido el que no quedase arruinada dicha Iglesia, aunque sí algo lastimadas sus bóvedas, por dos sitios de su mayor fortaleza, y por una pared, que se levanta sobre un arco, formando testera a la mitad del edificio, cuya fábrica es de arcos de pi[e]dra, y masonería, cuyos daños se han registrado por Arquitecto de mandato de los Ilustrísimo Señor Deán y Cabildo de la ciudad de Málaga, quien apreció el costo de sus precisos reparos en seis mil reales vellón.
En lo restante del pueblo se experimentó el terremoto en la misma conformidad y, aunque su terreno es fragoso, interrumpido de tajos y barrancos de piedra, fue Dios servido el que no acaeciesen ruinas de tajos ni casas de la población.
Por las noticias que he tenido de sujetos verídicos, ha constado que en un pozo de treinta y dos varas de profundidad, en el campo que llaman de Leches, distante media legua, salieron los hervores y embates del agua, hasta la mitad de su altura.
Y en una fuente que llaman de Hidalgo, distante un cuarto de legua, cesaron sus aguas de correr, quedando secas las arenas, hasta la tarde del día siguiente, que volvió a arrojar las aguas de su mineral. En otras fuentes se observó haberse turbado las aguas, y haberlas estado arrojando, por algún tiempo posterior, turbias y cenagosas.
Todo lo relacionado se experimentó en dicho día primero a la mencionada hora, y después de las doce a la una del día se sintió por dos veces el temblor, aunque con poca violencia, por lo que no lo conocieron todos generalmente como el antecedente de las diez.
En el día dos de dicho mes, a hora como de las tres, han asegurado muchos que se hallaban despiertos para ir a misa de alba, haber experimentado otro movimiento, aunque también de poca violencia.
Durante dichos movimientos ha sido Dios servido el que no haya peligrado ni lastimádose persona alguna, por cuyo beneficio, y para implorar la misericordia de Dios se ha votado por el Cabildo de beneficiados de la villa que son del Real Patronato de S. M., fiesta con el Santísimo presente, que se ha de celebrar perpetuamente en el citado día primero, y que, en atención a haber sido sábado festividad de todos Santos, se cante todos los sábados después de la hora de vísperas perpetuamente antífona y conmemoración de todos los Santos, después de otros que se observan por piadosa costumbre.
Juntamente todo el pueblo, con la más piadosa devoción , se ha dedicado a implorar la Divina Clemencia, mediante frecuencia de Santos Sacramentos, actos de religión, y veneración a la Madre de Dios, en su advocación del Rosario, a quien le están haciendo novenario, y previendo fiestas para alcanzar por sui intercesión se aplaquen las iras de la Divina Justicia.
Todo lo que es cuanto tengo que poner en noticia de V. S. I., cuya vida guarde Dios muchos años.
Setenil, y noviembre 27 de 1755.
Ilustrísimo Señor:
Besa la mano de V. S. I. su mayor y afecto servidor,
D. Laureano Vicente Gamero
[Remitido por el Teniente de Corregidor de Ronda, el 1-XII-1755].


Setenil en el Catálogo Monumental
Fotografía de Romero de Torres, 1908
"El terremoto de Lisboa, que alcanzó los 9 grados de magnitud en la escala Richter, es considerado aún hoy uno de los más destructivos de la historia. Las olas que se desataron en el sur de la Península Ibérica pudieron haber sobrepasado los 15 metros de altura, y según se tiene constancia ahogaron a 15 personas repartidas por toda la capital gaditana.
El movimiento sísmico, convertido en maremoto en ciertas ciudades como Cádiz o Conil, arrasó todo lo que encontró por delante y afectó en distinto grado a varios países como Marruecos, Portugal y España.
La envergadura de este acontecimiento fue tal que el rey Fernando VI ordenó sondear a la población. Así, se llegó a realizar una especie de encuesta preguntando a los habitantes de cada pueblo si habían notado el temblor. Del primitivo estudio de opinión se encargaron las personas más cultas de cada lugar." (El maremoto de Cádiz).
 En el magnífico libro  sobre los efectos en España del terremoto de Lisboa, de José Manuel Martínez Solares podemos leer: 

" La documentación que el Archivo Histórico Nacional había recogido pueblo a
pueblo se obtuvo a partir de una encuesta que el rey Fernando VI (que había sentido
el temblor en el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, desplazándose de forma
Los efectos en España del terremoto de Lisboa (1 de noviembre de 1755)
acelerada ese mismo día a Madrid) ordenó llevar a cabo el día 8 de noviembre al
Gobernador del Supremo Consejo de Castilla, a la sazón Obispo de Cartagena, solicitando
información sobre lo acaecido en España a causa del terremoto. Para llevar
a cabo esta encuesta se confeccionó un cuestionario que se debía contestar sin dilación,
dirigido a las personas de mayor razón de las capitales y pueblos de cierta
importancia de toda España. Casi literalmente, la encuesta contenía las siguientes
preguntas:
1. ¿Se sintió el terremoto?
2. ¿A qué hora?
3. ¿Qué tiempo duró?
4. ¿Qué movimientos se observaron en los suelos, paredes, edificios, fuentes
y ríos?
5. ¿Qué ruinas o perjuicios se han ocasionado en las fábricas?
6. ¿Han resultado muertes o heridas en personas y animales?
7. ¿Ocurrió otra cosa notable?
8. Antes de él ¿hubo señales que lo anunciasen?"
.

Grazalema en el terremoto del 1 de noviembre de 1755

 Grazalema en el Catálogo Monumental
Fotografía de Romero de Torres, 1908


Por Esperanza Cabello


Continuando con la serie de entradas dedicadas al Terremoto de Lisboa en nuestra Sierra, hoy le toca el turno a Grazalema. Y esta es la copia la copia de una carta que se conserva en el Archivo Histórico Nacional y que fue enviada por el  alcalde de Grazalema,don Sebastián Mateos Ramos, en noviembre de 1755  dirigida a Su Majestad el rey Fernando VI dándole cuentas de lo acaecido en el pueblo durante el gran terremoto del 1 de noviembre de 1755, que causó grandes daños en la Península Ibérica y en el norte de África y que sigue siendo considerado el más grave que nos haya afectado: el "Terremoto de Lisboa", que provocara el maremoto de Cádiz.

Don Sebastián Matheos Ramos, Alcalde ordinario de esta villa de Grazalema,
Certifico en la mejor forma que puedo:
Que en el día primero de este presente mes, siendo a horas de entre nueve y diez de la mañana de él, en ocasión que me hallaba en la Iglesia parroquial de ella a la celebración de las Oficios Divinos, donde había concurrido, asímismo, mucha parte del pueblo, se sintió inopinadamente un recio temblor de tierra, de suerte que, por muchos de los circunstantes se advirtió se movía todo el edificio, lo que motivó el que muchas personas desampararan la Iglesia en inteligencia de que se caía; y después de concluida la función, generalmente sea dicho, el haberse sentido dicho terremoto, sin haber ocasionado en esta villa y su
término (por la Divina misericordia) daño alguno en casas, ni en otros edificios, ni peligrado persona alguna.
Aunque habiendo tomado los informes correspondientes han asegurado algunas personas de verdad, que se hallaban pastoreando sus ganados en la Sierra eminente que llaman de San Cristóbal, que de ella, a el tiempo de moverse, como lo advirtieron, rodaron crecidas piedras que se desgajaron de dicha Sierra a el profundo de un valle que está inmediato, destrozando estas, con su peso y violencia que llevaban, cuantos árboles de encinas, pino y quejigos cogían, sin que de este destrozo resultase perjuicio a ninguno de los ganaderos que, a la sazón, se hallaban en aquella profundidad, guardando los ganados de cerda que en dichos parajes están montaneando.
Cuyo terremoto, en el día de hoy [= 26-XI-1755], en punto de las ocho de la mañana, se ha vuelto a experimentar en diferentes sitios de esta villa, siendo la duración de el del día primero de este mes de siete a ocho minutos, y la de este día como de cuatro; sin haberse notado estrago alguno ni menos que, por personas de esta villa, se pudiese haber advertido por alguna señal el uno ni el otro, por cuyo conocido beneficio están estos vecinos incesantemente dando a Dios las más verdaderas gracias, por haberse servido libertados de los peligros que en otros pueblos se han padecido, según las noticias [que] han llegado a este.
Y para que conste, cumpliendo con lo prevenido por el despacho vereda del Alcalde mayor de la ciudad de Ronda, y carta en él inserta del Ilustrísimo Señor Obispo de Cartagena, Presidente del Real y Supremo Consejo de Castilla, doy la presente, que firmo como acostumbro en dicha villa de Grazalema, en veinte y seis días del mes de noviembre de mil setecientos cincuenta y cinco años.
Sebastián Matheos
[Remitido por el Teniente de Corregidor de Ronda,el 1-XII- 1755].


 Grazalema en el Catálogo Monumental
Fotografía de Romero de Torres, 1908

"El terremoto de Lisboa, que alcanzó los 9 grados de magnitud en la escala Richter, es considerado aún hoy uno de los más destructivos de la historia. Las olas que se desataron en el sur de la Península Ibérica pudieron haber sobrepasado los 15 metros de altura, y según se tiene constancia ahogaron a 15 personas repartidas por toda la capital gaditana.
El movimiento sísmico, convertido en maremoto en ciertas ciudades como Cádiz o Conil, arrasó todo lo que encontró por delante y afectó en distinto grado a varios países como Marruecos, Portugal y España.
La envergadura de este acontecimiento fue tal que el rey Fernando VI ordenó sondear a la población. Así, se llegó a realizar una especie de encuesta preguntando a los habitantes de cada pueblo si habían notado el temblor. Del primitivo estudio de opinión se encargaron las personas más cultas de cada lugar." (El maremoto de Cádiz).
 En el magnífico libro  sobre los efectos en España del terremoto de Lisboa, de José Manuel Martínez Solares podemos leer: 

" La documentación que el Archivo Histórico Nacional había recogido pueblo a
pueblo se obtuvo a partir de una encuesta que el rey Fernando VI (que había sentido
el temblor en el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, desplazándose de forma
Los efectos en España del terremoto de Lisboa (1 de noviembre de 1755)
acelerada ese mismo día a Madrid) ordenó llevar a cabo el día 8 de noviembre al
Gobernador del Supremo Consejo de Castilla, a la sazón Obispo de Cartagena, solicitando
información sobre lo acaecido en España a causa del terremoto. Para llevar
a cabo esta encuesta se confeccionó un cuestionario que se debía contestar sin dilación,
dirigido a las personas de mayor razón de las capitales y pueblos de cierta
importancia de toda España. Casi literalmente, la encuesta contenía las siguientes
preguntas:
1. ¿Se sintió el terremoto?
2. ¿A qué hora?
3. ¿Qué tiempo duró?
4. ¿Qué movimientos se observaron en los suelos, paredes, edificios, fuentes
y ríos?
5. ¿Qué ruinas o perjuicios se han ocasionado en las fábricas?
6. ¿Han resultado muertes o heridas en personas y animales?
7. ¿Ocurrió otra cosa notable?
8. Antes de él ¿hubo señales que lo anunciasen?"
.

Villaluenga en el terremoto del 1 de noviembre de 1755

 Villaluenga en el Catálogo Monumental de España
Fotografía de Romero de Torres, 1908

Por Esperanza Cabello


Continuando con la serie de entradas dedicadas al Terremoto de Lisboa en nuestra Sierra, hoy le toca el turno a Villaluenga. Y esta es la copia la copia de una carta que se conserva en el Archivo Histórico Nacional y que fue enviada por el  alcalde de Villaluenga, que casualmente se llamaba como el actua, Alfonso Moscoso, en noviembre de 1755  dirigida a Su Majestad el rey Fernando VI dándole cuentas de lo acaecido en el pueblo durante el gran terremoto del 1 de noviembre de 1755, que causó grandes daños en la Península Ibérica y en el norte de África y que sigue siendo considerado el más grave que nos haya afectado: el "Terremoto de Lisboa", que provocara el maremoto de Cádiz.

Señor Corregidor de la Ciudad de Ronda:
Inteligenciado en el despacho de V. S., donde se insertaba la carta Orden de S. M. (que Dios guarde) para que se le informe sobre lo acaecido en el próximo pasado terremoto.
Cumpliendo con tan superior mandato, debo informar a V. S.:
Cómo en esta villa, y mediante la Divina Piedad, no se experimentó mayor ruina en resultas del citado terremoto, pues padecido en este país a las diez del día primero de noviembre del corriente año, después del toque de misa mayor, sólo padeció estrago el coro de la Iglesia parroquial en el discurso de ocho minutos, que duraron. Fue preciso apuntalarlo para evitar desgracias, por hallarse muy derrocado, y precisado a reedificarse por estar intratable. Y, en los demás edificios de esta villa, ni su término, se experimentó la menor desgracia, como ni tampoco en alguno de sus vecinos, por quienes se dice de común voz no notaron señales algunas antes de el terremoto.
Que es cuanto en este asunto tengo que informar a V. S., cuya vida guarde Dios muchos años.
Villaluenga del Rosario, y noviembre 25 de 1755.
Besa la mano da V. S. su mayor servidor, Ap. Moscoso, Alcalde ordinario, que hago mi señal por no saber firmar,
# [Señal]
[Remitido por el Teniente de Corregidor de Ronda, el 1-XII- 1755].



"El terremoto de Lisboa, que alcanzó los 9 grados de magnitud en la escala Richter, es considerado aún hoy uno de los más destructivos de la historia. Las olas que se desataron en el sur de la Península Ibérica pudieron haber sobrepasado los 15 metros de altura, y según se tiene constancia ahogaron a 15 personas repartidas por toda la capital gaditana.
El movimiento sísmico, convertido en maremoto en ciertas ciudades como Cádiz o Conil, arrasó todo lo que encontró por delante y afectó en distinto grado a varios países como Marruecos, Portugal y España.
La envergadura de este acontecimiento fue tal que el rey Fernando VI ordenó sondear a la población. Así, se llegó a realizar una especie de encuesta preguntando a los habitantes de cada pueblo si habían notado el temblor. Del primitivo estudio de opinión se encargaron las personas más cultas de cada lugar." (El maremoto de Cádiz).
 En el magnífico libro  sobre los efectos en España del terremoto de Lisboa, de José Manuel Martínez Solares podemos leer: 

" La documentación que el Archivo Histórico Nacional había recogido pueblo a
pueblo se obtuvo a partir de una encuesta que el rey Fernando VI (que había sentido
el temblor en el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, desplazándose de forma
Los efectos en España del terremoto de Lisboa (1 de noviembre de 1755)
acelerada ese mismo día a Madrid) ordenó llevar a cabo el día 8 de noviembre al
Gobernador del Supremo Consejo de Castilla, a la sazón Obispo de Cartagena, solicitando
información sobre lo acaecido en España a causa del terremoto. Para llevar
a cabo esta encuesta se confeccionó un cuestionario que se debía contestar sin dilación,
dirigido a las personas de mayor razón de las capitales y pueblos de cierta
importancia de toda España. Casi literalmente, la encuesta contenía las siguientes
preguntas:
1. ¿Se sintió el terremoto?
2. ¿A qué hora?
3. ¿Qué tiempo duró?
4. ¿Qué movimientos se observaron en los suelos, paredes, edificios, fuentes
y ríos?
5. ¿Qué ruinas o perjuicios se han ocasionado en las fábricas?
6. ¿Han resultado muertes o heridas en personas y animales?
7. ¿Ocurrió otra cosa notable?
8. Antes de él ¿hubo señales que lo anunciasen?"
.

Benaocaz en el terremoto del 1 de noviembre de 1755

 Benaocaz en el Catálogo Monumental
Fotografía de Romero de Torres (1908)



Por Esperanza Cabello

 
Hoy Eduardo nos ha traido un regalo magnífico: la copia de una carta que se conserva en el Archivo Histórico Nacional y que fue enviada por los alcaldes de Benaocaz en noviembre de 1755 Gabriel Pulido y Francisco Mateo, dirigida a Su Majestad el rey Fernando VI dándole cuentas de lo acaecido en el pueblo durante el gran terremoto del 1 de noviembre de 1755, que causó grandes daños en la Península Ibérica y en el norte de África y que sigue siendo considerado el más grave que nos haya afectado: el "Terremoto de Lisboa", que provocara el maremoto de Cádiz.

Señor Corregidor de la Ciudad de Ronda:
Los Alcaldes ordinarios en la villa de Benaocaz, en virtud de la carta Orden del Ilustrísimo Señor Obispo de Cartagena, inserta en despacho de V. S., que llegó a esta villa el día veintidós del presente mes de noviembre, en asunto a que se dé individual noticia de los efectos causados por el temblor de tierra acaecido en el día primero de este dicho mes, y de los demás particulares que incluye, debemos informar:
* Que en el citado día primero de este dicho mes de noviembre, siendo como la hora de las diez del día, con corta diferencia, hallándose mucha parte del pueblo junto, en la Iglesia parroquial de esta villa, asistiendo a la misa mayor, en ocasión que el celebrante hacía los primeros momentos, se experimentó el repentino temblor, cuanto fue perceptible para notarlo, y habiéndose puesto en confusión el concurso, repitió con alguna intermisión segunda y tercera vez, con tanto exceso que obligó al sacerdote [a] retirarse con prontitud a lo más interior de la sacristía, y a los demás circunstantes a pedir a voces misericordia a Dios, por consentirse la ruina de todo el edificio, mediante el movimiento que parece hacía el suelo, y acciones de derribarse los retablos.
* La duración de toda la conmoción se notó como de medio cuarto de hora y, por muchas personas que a la sazón se hallaban fuera de la Iglesia, la novedad de que al tiempo que se sintieron los tres movimientos de la tierra, correspondieron tres bramidos en el aire, al modo que un trueno vehemente al principio y que acaba retirado, a cuyo tiempo se observó también que el agua de algunos nacimientos se retiró improvisadamente y, a poca intermisión, resultó con más abundancia, aunque turbia y agitada, cuyo color conservaron algunos veinte y cuatro horas, y otros más tiempo.
* Fue Dios servido no se experimentase muerte ni herida de hombre ni animal alguno, ni ruina especial en los edificios, y solo se vieron caer de las sierras algunos peñascos que, despeñados de su altura, con bastante intensidad y ruido, bajaron a lo llano, como sucedió también a gran parte de los vestigios del Castillo de Asnalmara, que se halla a una eminencia de este término.
* Y como el descuido no advirtió el accidente, no se halla haber notado predicción ni otra señal alguna, que precediese al terremoto, más de, tan solamente, un vaquero que custodiaba su ganado, en este término, observó que, como un cuarto de hora antes del temblor, hallándose su ganado pastando, de repente todas las vacas, cuasi a un mismo tiempo se dejaron caer al suelo, en donde, echadas (con grande confusión, miedo y novedad del vaquero)permanecieron hasta que acreciendo el temblor se levantaron, despavoridas y bramando, provocando estrecharseunas contra otras.

Apéndice II: Transcripción de los documentos del Archivo Histórico Nacional

* No se ha formado juicio más de que semejantes acontecimientos son producidos de efectos naturales, como en otras ocasiones han sucedido, y en todo acontecimiento reservamos a las Justísimas providencias de Dios Nuestro Señor estos accidentes.
Con cuya formalidad, lo expuesto es lo que debemos informar, salvo V. I.

Benaocaz, y noviembre 25 de 1755,
Gabriel Pulido, Francisco Mateo
[Remitido por el Teniente de Corregidor de Ronda, el 1-XII- 1755].



 El castillo de Aznalmara en el libro del Padre Sebastián
"El terremoto de Lisboa, que alcanzó los 9 grados de magnitud en la escala Richter, es considerado aún hoy uno de los más destructivos de la historia. Las olas que se desataron en el sur de la Península Ibérica pudieron haber sobrepasado los 15 metros de altura, y según se tiene constancia ahogaron a 15 personas repartidas por toda la capital gaditana.
El movimiento sísmico, convertido en maremoto en ciertas ciudades como Cádiz o Conil, arrasó todo lo que encontró por delante y afectó en distinto grado a varios países como Marruecos, Portugal y España.
La envergadura de este acontecimiento fue tal que el rey Fernando VI ordenó sondear a la población. Así, se llegó a realizar una especie de encuesta preguntando a los habitantes de cada pueblo si habían notado el temblor. Del primitivo estudio de opinión se encargaron las personas más cultas de cada lugar." (El maremoto de Cádiz).
 En el magnífico libro  sobre los efectos en España del terremoto de Lisboa, de José Manuel Martínez Solares podemos leer: 

" La documentación que el Archivo Histórico Nacional había recogido pueblo a
pueblo se obtuvo a partir de una encuesta que el rey Fernando VI (que había sentido
el temblor en el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, desplazándose de forma
Los efectos en España del terremoto de Lisboa (1 de noviembre de 1755)
acelerada ese mismo día a Madrid) ordenó llevar a cabo el día 8 de noviembre al
Gobernador del Supremo Consejo de Castilla, a la sazón Obispo de Cartagena, solicitando
información sobre lo acaecido en España a causa del terremoto. Para llevar
a cabo esta encuesta se confeccionó un cuestionario que se debía contestar sin dilación,
dirigido a las personas de mayor razón de las capitales y pueblos de cierta
importancia de toda España. Casi literalmente, la encuesta contenía las siguientes
preguntas:
1. ¿Se sintió el terremoto?
2. ¿A qué hora?
3. ¿Qué tiempo duró?
4. ¿Qué movimientos se observaron en los suelos, paredes, edificios, fuentes
y ríos?
5. ¿Qué ruinas o perjuicios se han ocasionado en las fábricas?
6. ¿Han resultado muertes o heridas en personas y animales?
7. ¿Ocurrió otra cosa notable?
8. Antes de él ¿hubo señales que lo anunciasen?"
.

sábado, 27 de octubre de 2012

Ubrique en el terremoto del 1 de noviembre de 1755

 Ubrique en el Catálogo Monumental (1908)
Fotografía de Romero de Torres


Por Esperanza Cabello

Hoy Eduardo nos ha traido un regalo magnífico: la copia de una carta que se conserva en el Archivo Histórico Nacional y que fue enviada por los alcaldes de Ubrique en noviembre de 1755 Francisco Menacho, Esteban Domínguez, Bartolomé Fajardo, dirigida a Su Majestad el rey Fernando VI dándole cuentas de lo acaecido en el pueblo durante el gran terremoto del 1 de noviembre de 1755, que causó grandes daños en la Península Ibérica y en el norte de África y que sigue siendo considerado el más grave que nos haya afectado: el "Terremoto de Lisboa", que provocara el maremoto de Cádiz. (En este enlace).

"Muy Señor mío:

Cumpliendo con el Real mandato, dirigido por V. M. a esta villa y demás que se comprehenden en la vereda despachada, para informe de lo acaecido en el terremoto y temblor de tierra de el día de todos Santos, primero de el presente mes, hace presente esta villa:
Que el día citado, estando la mayor parte de este vecindario en la Iglesia parroquial de esta villa, en la misa mayor, siendo como las nueve de la mañana, empezó el temblor de tierra en todo el pueblo, y la Iglesia a estremecerse, amenazando grave ruina, por haber cuarteado y abierto dos de los arcos principales de esta dicha Iglesia, aunque luego que cesó dicho terremoto se volvió a unir uno y otro arco; sin causar mayor daño que, el que con turbulencia de el pueblo, uno de sus vecinos, cayó en tierra y se quebró una pierna.
Duró dicho terremoto como siete a ocho minutos, en cuyo tiempo, según esta villa ha sido informada por los sujetos de mayor capacidad y conocimiento de ella, se observó que el nacimiento de el agua de esta villa se secó, sin seguir su natural curso el río, que próximo de esta villa pasa, hasta que, sosegado el terremoto, volvió a correr el agua, también como suele, cuando acaece una gran tormenta.
Y por lo que respecta a sus edificios no han padecido ruina alguna, la que amenazó una grande Sierra que está quasi sobre las casas de esta villa, pues a el estremecerse la tierra se vio trastornada sobre el lugar, hasta que con otro contrario movimiento se volvió a quedar en su sitio.
Todo lo cual es lo que acaesció en dicho día en esta villa de Ubrique, lo que hace presente a V. M. en satisfacción de dicha Orden."

Nuestro Señor prospere a V. M. en su mayor grandeza.
Besan la mano de V. M. sus mayores servidores,
Francisco Menacho, Esteban Domínguez, Bartolomé Fajardo



"El terremoto de Lisboa, que alcanzó los 9 grados de magnitud en la escala Richter, es considerado aún hoy uno de los más destructivos de la historia. Las olas que se desataron en el sur de la Península Ibérica pudieron haber sobrepasado los 15 metros de altura, y según se tiene constancia ahogaron a 15 personas repartidas por toda la capital gaditana.
El movimiento sísmico, convertido en maremoto en ciertas ciudades como Cádiz o Conil, arrasó todo lo que encontró por delante y afectó en distinto grado a varios países como Marruecos, Portugal y España.
La envergadura de este acontecimiento fue tal que el rey Fernando VI ordenó sondear a la población. Así, se llegó a realizar una especie de encuesta preguntando a los habitantes de cada pueblo si habían notado el temblor. Del primitivo estudio de opinión se encargaron las personas más cultas de cada lugar." (El maremoto de Cádiz).


 En el magnífico libro  sobre los efectos en España del terremoto de Lisboa, de José Manuel Martínez Solares podemos leer: 

" La documentación que el Archivo Histórico Nacional había recogido pueblo a
pueblo se obtuvo a partir de una encuesta que el rey Fernando VI (que había sentido
el temblor en el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, desplazándose de forma
Los efectos en España del terremoto de Lisboa (1 de noviembre de 1755)
acelerada ese mismo día a Madrid) ordenó llevar a cabo el día 8 de noviembre al
Gobernador del Supremo Consejo de Castilla, a la sazón Obispo de Cartagena, solicitando
información sobre lo acaecido en España a causa del terremoto. Para llevar
a cabo esta encuesta se confeccionó un cuestionario que se debía contestar sin dilación,
dirigido a las personas de mayor razón de las capitales y pueblos de cierta
importancia de toda España. Casi literalmente, la encuesta contenía las siguientes
preguntas:
1. ¿Se sintió el terremoto?
2. ¿A qué hora?
3. ¿Qué tiempo duró?
4. ¿Qué movimientos se observaron en los suelos, paredes, edificios, fuentes
y ríos?
5. ¿Qué ruinas o perjuicios se han ocasionado en las fábricas?
6. ¿Han resultado muertes o heridas en personas y animales?
7. ¿Ocurrió otra cosa notable?
8. Antes de él ¿hubo señales que lo anunciasen?"

.

viernes, 26 de octubre de 2012

Chan ta ta chán: nuestro contador llega a 300.000

Primeros numeros redondos en el blog
Junio de 2010

Por Esperanza Cabello

Hace un par de días que estamos pendientes del marcador de visitas, porque llegamos a un número muy redondo y muy "casi imposible" para una publicación tan modesta como nuestro blog: ¡300.000 visitas!
Un blog que se dedica a recoger recuerdos de una gran familia y de un magnífico pueblecito de la sierra y a grabar nuevos recuerdos para las generaciones venideras no es algo que atraiga demasiado a los demás. Al menos "a priori", pero nos estamos dando cuenta de que cada día hay más gente que nos cuenta cosas, que participa, que se interesa, que nos visita y que nos hace seguir en la brecha.
Entre la familia, además de nuestra madre, tenemos unos visitantes muy especiales,  nuestros tíos Pepe, Ana María y María Remedios, y entre los amigos tenemos algunos muy particulares. A todos les agradecemos profundamente su apoyo y su simpatía.
Cada vez que hemos llegado a uno de nuestros números redondos nos hemos parado un poco a reflexionar sobre nuestro trabajo (porque realmente es un gran trabajo, gratificante, si, pero que supone un esfuerzo diario), y en esta ocasión no será menos.



Nuestros primeros cincuenta mil visitantes nos parecieron un mundo




En estos años de blog hemos recorrido un largo camino. Siempre con el empeño de hacer un homenaje a nuestros padres. Primero de la mano de nuestro amigo José María Gavira, que nos ayudó con los detalles técnicos y del que aprendimos cómo desenvolvernos en este mundo gigantesco que es internet.


 

En junio de 2011 llegamos a los 100000 visitantes

Al comenzar nuestra andadura si tecleábamos Manuel Cabello Janeiro en un buscador apenas había resultados, actualmente al teclear el nombre de Manuel Cabello y Esperanza Izquierdo hay más de setecientos cincuenta mil resultados. Y unido a ellos, siempre, el nombre de Ubrique y el de nuestra antigua ciudad romana, Ocurris.

100.001. Nos gustan los números capicúas

En este tiempo hemos hecho muchos amigos virtuales, amigos que nos han ayudado y que nos han servido de enlace con otros blogs y con otros temas, muchos de la sierra, otros de naturaleza, de pintura, de historias, de numismática... Nuestras fuentes de tráfico, además de los buscadores y de las redes sociales, siguen siendo Ubrique biz, los Callejones y Cuaderno de Campo Payoyo.


Otro capicúa, con nuestra tía Remedios en Sevilla


Desde hace unos meses tenemos también un blog hermano: Ubrique en Verde.
Nuestro hermano Manolo lleva un blog actual, lleno de fina ironía y de detalles que nos dejan casi siempre atónitos. Sin embargo sigue colaborando con este blog, aportando ideas, imágenes, datos...


Muy cerquita de los 150.000
Enero de 2012

Y nuestro hermano Leandro continúa siendo uno de nuestros colaboradores más activos. Tanto para este blog como para Aznalmara Leandro nos trae constantemente noticias, imágenes, documentos, personajes... y es uno de nuestros primeros lectores, así siempre sabemos que alguien va a leer lo que escribimos y si hay algo que no está muy claro nos avisa rápidamente.




Llegando a los 200.000 en abril
Empezábamos a coger carrerilla

Por supuesto que todos los que han colaborado en este tiempo siguen dándonos ideas, proponiendo temas, ayudando con la técnica. Tenemos, sobre todo en la familia más cercana, a nuestros fans y colaboradores más cercanos, y a ellos les debemos que fotos, documentos y hallazgos estén en buenas condiciones.


Otro bonito capicúa a finales de septiembre: 276.672


Y aún nos queda un dato muy curioso: las entradas más visitadas son las más sencillas, sobre la Bajada Romana, gastronomía, mujeres ubriqueñas, máquinas de coser, encajes de bolillos... Poquito a poco, día a día, nos hemos ido metiendo en las casas de muchas personas, ubriqueñas y no ubriqueñas, que buscan entretenimiento, información, recuerdos, curiosidades...

Ultimamente tenemos más de mil visitas diarias

Y ahora que el marcador va tan rápido, hemos llegado a las trescientas mil visitas en un santiamén. Suponemos que este número irá en progresión, y quizás algún día ya no sea para nosotros noticia llegar a tal o cual cifra, pero, por el momento, después de tantas vicisitudes y de tanta ilusión, llegar a estos números es una verdadera proeza, y queremos agradecer a todos los que habéis hecho posible esta empresa vuestra compañía, vuestro impulso, vuestra colaboración y, sobre todo, vuestra atención y consideración.

En Manuel Cabello y Esperanza Izquierdo llegamos a los 300.000
Captura de Luis Eduardo Rubio


Pero aún nos ha gustado más llegar a este número tan bonito
Gracias por la captura, Luis Eduardo


.
.

jueves, 25 de octubre de 2012

La crecida del río de la Garganta Millán

El cauce del río de la Garganta Millán
Seco hasta esta mañana


Por Leandro Cabello
Fotos: Leandro Cabello


Pocas veces se tiene la ocasión de contemplar la naturaleza en todo su apogeo. Hoy hemos podido observar, en directo, cómo el cauce seco del río de la Garganta Millán se iba llenado poquito a poco hasta convertirse en una lengua de agua que ha llegado al pantano.
Desde siempre allí se han reunido el río Ubrique, el de la Garganta Millán y el Garciago, y han avanzado un poco más hasta unirse con el río El Bosque para formar el Majaceite (ahora esa unión es en el pantano).
El espectáculo de hoy  me ha recordado la "Avenida del arroyo del Búho" que plasmó mi hermano Manolo en su blog porque  hoy he sido un privilegiado, y he podido caminar junto a la crecida del río hasta llegar al pantano. Un auténtico espectáculo natural que realmente ha merecido la pena...



El mismo cauce, repentinamente lleno de agua